16 de Octubre de 2018

Yucatán

Detienen a falso abogado

Jorge Ariel Rodríguez Pisté es acusado de fraude y usurpación de funciones al cobrar dos cheques de un cliente y quedarse con el dinero.

La orden de aprehensión contra Jorge Ariel Rodríguez Pisté fue emitida por el Juez Sexto Penal. (FGE)
La orden de aprehensión contra Jorge Ariel Rodríguez Pisté fue emitida por el Juez Sexto Penal. (FGE)
Compartir en Facebook Detienen a falso abogadoCompartir en Twiiter Detienen a falso abogado

Francisco Puerto/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Agentes de la Comandancia de Mandamientos Judiciales y Ministeriales dieron cumplimiento a una orden de aprehensión emitida por el Juez Sexto Penal en contra del “licenciado” Jorge Ariel Rodríguez Pisté, de 43 años de edad y vecino de Kinchil, quien es acusado de fraude y usurpación de funciones al cobrar dos cheques propiedad de un cliente y quedarse con el dinero.

La denuncia, con fecha de resolución del 19 de septiembre de 2013, fue interpuesta por Isidoro Osalde Quintal, quien ante el Ministerio Publicó señaló que el 10 de julio del 2005 y ante la falta de pago de sus deudores, endosó dos pagarés para lograr su cobro por la vía judicial correspondiente, a favor del ahora detenido que fungía como su abogado. 

En los hechos, se expone que el agraviado, en julio de 2005, entregó a este “licenciado” dos pagarés que signaron Mariela Mondragón Ríos y Víctor Manuel Cordero Goncálvez, por 7 y 6 mil pesos.

Por tal motivo, endosó al “abogado” ambos pagarés en procuración, para que procediera al cobro de los mismos por la vía judicial.

En diciembre de 2005, Rodríguez Pisté procedió a interponer la demanda mercantil, pero en abril de 2006, los deudores se realizaron el pago correspondiente y se desistió de la denuncia.

Para abril de 2008, el quejoso se topó en la calle con uno de sus deudores, Cordero Goncálvez, al que le propuso que se evitaran un juicio largo y llegaran a un acuerdo de una vez.

Sin embargo, dicha persona le informó su “licenciado” ya había cobrado el dinero de la deuda y no le debía nada, motivo por el cual investigó y descubrió que para ese entonces el tal Jorge Ariel no era abogado y carecía de cédula profesional.

Corridos los trámites, interpuso la denuncia correspondiente, ya que por más que quiso llegar a un arreglo tranquilo con el ahora procesado, éste nunca cedió.

En su declaración preparatoria, el indiciado dijo que cobró los pagarés que se debían a su cliente y le entregó a éste su dinero.

Por lo que toca a Jorge Ariel, realmente no es “licenciado en derecho”, y sólo exhibió una credencial expedida por el Poder Judicial del Estado, que lo acredita como “abogado”  aunque al parecer se trata sólo de una persona egresada de la carrera de Derecho, pero nunca se tituló.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios