21 de Septiembre de 2018

Yucatán

Detienen en Mérida a secuestrador del Estado de México

Francisco Lorenzo Rosas León, quien pertenece a una peligrosa banda de plagiarios, fue arrestado por elementos de la SSP en Francisco de Montejo.

Imagen de Francisco Lorenzo Rosas León, Comandante Paco, quien tenía una orden de aprehensión por secuestro en el Estado de México. (Milenio Novedades)
Imagen de Francisco Lorenzo Rosas León, Comandante Paco, quien tenía una orden de aprehensión por secuestro en el Estado de México. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Detienen en Mérida a secuestrador del Estado de MéxicoCompartir en Twiiter Detienen en Mérida a secuestrador del Estado de México

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Un peligroso secuestrador con orden de aprehensión vigente en el Estado de México fue aprehendido este viernes en Mérida por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

El sujeto, de nombre Francisco Lorenzo Rosas León, Comandante Paco, pertenece a una banda de plagiarios denominada “Los Nopaltecos”, que opera en el centro de la República.

Los policías estatales detuvieron al delincuente en la calle 51 por 40 del fraccionamiento Francisco de Montejo.

La SSP confirmó la identidad del individuo a través del Sistema Plataforma México, y verificó que cuenta con una orden de aprehensión vigente por el delito de secuestro, cometido en el Estado de México.

De acuerdo con información recabada en Internet de sitios oficiales, Rosas León fue capturado en el año 2009 junto con otros cinco sujetos, en el municipio de Otumba, Estado de México. En aquel entonces se les encontró una casa de seguridad en el municipio de Nopaltec, donde mantenían en cautiverio a sus víctimas secuestradas.

Rosas León, de acuerdo con información oficial, se encargaba de interceptar a las víctimas por el dinero que exigían.

El modo de operar de “Los Nopaltecos” consistía en interceptar con lujo de violencia a sus víctimas cuando salían de sus negocios y/o en las cercanías de sus domicilios, bajándolos de sus automóviles e introduciéndolos en vehículos que utilizaban los secuestradores para este fin, que en ocasiones eran unidades del transporte público.

Al momento de trasladar a los plagiados hacia la casa de seguridad, los sedaban para hacerlos perder el conocimiento; además, se informó que en ocasiones abusaban sexualmente de sus víctimas durante el cautiverio.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios