22 de Enero de 2018

Yucatán

Devastan reservas ecológicas en Yucatán

Clausuran 2 sitios de 1,200 metros cuadrados cada uno en Punta Laguna; causó la deforestación del área natural y hábitat del mono araña.

Con la clausura de las áreas se evita que se afecte a la vegetación. (Milenio Novedades)
Con la clausura de las áreas se evita que se afecte a la vegetación. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Devastan reservas ecológicas en YucatánCompartir en Twiiter Devastan reservas ecológicas en Yucatán

Ana Hernández/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró en Yucatán dos sitios de mil 200 metros cuadrados cada uno en la reserva de Punta Laguna, ya que las diferencias de límites ejidales causó la deforestación de la zona que está bajo protección ambiental por ser área natural y hábitat del mono araña, especie protegida por leyes federales.

El delegado de la Profepa, José Lafontaine Hamui, indicó que han comenzado el proceso de revisión y análisis, y procederán de acuerdo con la gravedad de la situación con multas, incluso denuncias, ante la Procuraduría General de la República (PGR).

Indicó que el lugar es un área protegida; en 2012 se solicitó la declaración y salió el decreto; en 2013 se realizó el cambio de comisario ejidal, y empezó una disputa sobre las tierras, aunque este tema tendrá que resolverlo la Procuraduría Agraria y las instancias correspondientes.

No obstante, la declaratoria genera cierta actividad de carácter ambiental, en la cual la Profepa tiene intervención de autoridad, por ser áreas naturales protegidas; además, el mono araña está bajo el amparo de la NOM 059.

“En la disputa entre los sitios sobre si pertenecen al ejido, y el pago de derechos de usufructos de servicios ecoturísticos, empezó la invasión de predios, y con ello la remoción de vegetación y el cambio de uso del suelo en el área poligonal; ahí comenten la infracción, porque no es relevante si son propietarios o no del predio, sino de la modificación sin autorización de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat)”, explicó.

Indicó que se removieron dos sitios de mil 200 metros cuadrados, en donde intervinieron a solicitud del Comité de Vigilancia Ambiental Participativa, que opera con Profepa, auxiliándole en las labores de vigilancia, por lo que clausuraron los predios, en virtud de que es área natural protegida, no hay autorización para cambio de uso del suelo, y hubo remoción de vegetación.

Ante ello, se colocaron los sellos y levantaron las actas correspondientes para continuar con los procedimientos administrativos hasta su desenlace; tendrán oportunidad de acreditar lo que consideren, y lo que a su derecho convenga; no obstante, carecen de autorización de la Semarnat para hacer un cambio de uso de suelo.

Se indicó que el problema se agrava porque ocurrió dentro de la zona poligonal de un área natural protegida, donde se cuida la fauna, pues es una reserva importante del mono araña, de las más importantes del Estado.

Sellos y actas
  • Las viviendas que se construyeron en la zona de la reserva de Punta Laguna fueron clausuradas por la Profepa, con sellos y actas de esas acciones.
  • La Profepa indicó que hay una disputa entre predios, pero la intervención de esta dependencia es por la remoción del uso del suelo en la reserva.

Punta Laguna

Ubicado en la zona limítrofe entre Yucatán y Quintana Roo, a 18 kilómetros de Cobá, Punta Laguna es una zona de gran belleza natural, lo cual permite practicar el turismo de aventura y contribuir al desarrollo de las comunidades rurales.

Punta Laguna ocupa 5,367 hectáreas con rica biodiversidad, que hace que los visitantes puedan disfrutar de un paseo inolvidable.

En 2001, por iniciativa de un grupo de 25 familias mayas, se fundó la cooperativa “Najil Tucha”, organización que agruparía a artesanas y guías de la localidad con el objetivo de promover un proyecto autogestivo para el desarrollo local desde la promoción de los servicios turísticos. 

En el sitio se efectuó un conteo de las especies de árboles que son fuente de alimento para el mono araña, y se realizó un registro de las épocas en que florecen y dan fruto.

De esta forma, se estudian los desplazamientos de los grupos de monos araña por la selva de Punta Laguna, y se intenta determinar la extensión del área que necesita la especie para reproducirse y desarrollarse en ese lugar.

Los visitantes de Punta Laguna contemplan la conjunción de cielo, agua y selva; existe abundante fauna, incluso se puede escuchar, a lo lejos, el aullar inconfundible de los saraguatos que viven alejados de la comunidad, en lugares de difícil acceso.

Furtivos deforestan manglar yucateco

Por otro lado, diversas áreas del manglar yucateco en donde algunas personas se dedican al procesamiento del pepino que es extraído ilegalmente del mar presentan graves problemas de deforestación, en especial en las “zonas de trabajo”.

La delegación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente en Yucatán (Profepa), con el apoyo de la Secretaría de Marina, ha identificado 13 sitios en los cuales los pescadores furtivos han establecido zonas para sancochar el equinodermo, causando la devastación del mangle, que es una especie protegida.

Las investigaciones que la dependencia federal ha realizado en áreas específicas han revelado daño colateral al manglar, como producto de la captura y cocción del pepino de mar.

La situación se presenta debido a que los pescadores, para mantener el clandestinaje, buscan las áreas de manglar de difícil acceso para evitar ser detectados en su operación, y como parte del proceso habilitan una especie de campamento donde se instalan con neveras, tinas, quemadores y cazos para llevar el proceso de cocción durante horario nocturno.

Algunas áreas podrían estar en peligro de desaparecer a corto o mediano plazo

La acción que realizan se basa en las disposiciones de la NOM-059-Semarnat-2010, la cual señala que los manglares son especies que se encuentran enlistados dentro de dicha norma, bajo la categoría de “amenazada”. 

Es decir, podrían encontrarse en peligro de desaparecer a corto o mediano plazo, si siguen operando los factores que inciden negativamente en su viabilidad, al ocasionar el deterioro o modificación de su hábitat o disminuir directamente el tamaño de sus poblaciones.

Además, la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (Lgeepa) establece una sanción administrativa, que según el artículo 171, puede ir desde una multa por el equivalente de 30 a 50 mil días de salario mínimo general, hasta la clausura temporal o definitiva, total o parcial de la obra.

Lo anterior, porque el Código Penal Federal considera además de la sanción en la Lgeepa, que este delito es considerado penal, con base en lo dispuesto en el artículo 420 Bis en su fracción I del Código Penal Federal, que se refiere que quien dañe, deseque o rellene zonas de humedales, manglares, lagunas, esteros o pantanos, se le impondrá la pena de dos a 10 años de prisión y por el equivalente de 300 a tres mil días multa.

Especies afectadas
  • Los daños directos ocasionados por el procesamiento ilegal del equinodermo son, sobre todo, en la vegetación de las especies mangle rojo, blanco, negro y botoncillo.  

Crean grupo especial para frenar actividad ilegal de los pepineros

A tres años que las autoridades federales comenzaron a “liberar” permisos para la captura del pepino de mar en el litoral yucateco, el saqueo de este producto no sólo motivó la creación de un grupo especializado de autoridades federales, estatales y municipales para evitar el contrabando, sino que también ha incrementado el número de muertos por descompresión.

De acuerdo con datos de las autoridades de Salud, en 2012 y 2013 se registraron 150 accidentes por buceo, seis pescadores murieron. En lo que va del año ya son al menos 11 los reportes de fallecimientos por descompresión.

Entre 2012 y 2013 se registraron 150 accidentes por buceo, seis pescadores murieron; este año son al menos once las víctimas mortales

Para combatir estas acciones ilegales, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ha realizado diversos operativos mixtos con instituciones de índole federal y estatal, tales como Sedena, Semar, las policías federal, estatal, municipales y ministerial, Conapesca y Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp). 

Durante 2013 desarrollaron seis operativos para la protección del manglar, en los que se inspeccionaron diversos sitios costeros, entre ellos Celestún, Progreso, Dzilam de Bravo, Ría Lagartos y San Felipe. Ahí detectaron la destrucción de vegetación de manglar en la actividad del aprovechamiento de especies de pepino de mar, así como el relleno de zonas de humedal costero. 

Este año se creó el Grupo de Coordinación Yucatán, del cual forma parte la Profepa, cuyo objetivo es atender y dar seguimiento a las problemáticas que generan inseguridad e ingobernabilidad en el Estado, siendo la materia ambiental un área a atender; lo integran dependencias de los tres niveles de Gobierno.

La organización de trabajo y operativos mixtos se efectuó con la participación de más de 400 elementos provenientes de las secretarías de Seguridad Pública estatal, de la Defensa Nacional (Sedena) y Marina (Semar), de Salud de Yucatán (SSY), de Gobernación (Segob), Protección Civil Estatal, Fiscalía General del Estado, Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), Policía Federal (PF) y Profepa.

Este año han realizado tres operativos para la protección del manglar, en los que se inspeccionaron diversos sitios costeros, como Celestún, Progreso, Dzilam de Bravo, Ría Lagartos y San Felipe.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios