23 de Septiembre de 2018

Yucatán

Adiós a la vida... por escrito o en video

En redes sociales, los perfiles de los usuarios que fallecen se quedan activos si no hay quien los elimine

Expertos en la web ayudan a sobrellevar la pérdida de un ser querido. (Milenio Novedades)
Expertos en la web ayudan a sobrellevar la pérdida de un ser querido. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Adiós a la vida... por escrito o en videoCompartir en Twiiter Adiós a la vida... por escrito o en video

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- El uso cotidiano y casi imprescindible de las Redes Sociales Virtuales (RSV) van modificando poco a poco las formas en cómo el yucateco enfrenta el tema de la muerte.

A inicios del siglo pasado, el Hanal Pixán era la práctica común de los yucatecos para recordar a sus seres queridos fallecidos, pero ahora los avances tecnológicos juegan un papel tan importante, que incluso algunas personas se preocupan porque en la red digital se les realice una ceremonia póstuma.

Y es que los tiempos actuales, la vida familiar y profesional ha obligado a mucha gente a separarse geográficamente de sus seres queridos, impidiéndoles el ritual de postración ante la tumba, por lo cual la plataforma digital se vuelve muy funcional.

Las tecnologías digitales representan una nueva alternativa para enfrentar el tema de la muerte

Así, la página web InMemoriam ofrece de forma gratuita honrar a los seres queridos fallecidos; sólo basta registrarse al “Panteón” para añadir miembros fallecidos y crear esquelas en línea.

Los usuarios que entren al sitio podrán encontrar personas fallecidas mediante un buscador, para después acceder a un panteón familiar público, ficha del difunto o esquela. 

Los servicios, se asegura, no tienen caducidad, y al terminar la suscripción y configuración el nuevo miembro aparecerá en el “cementerio virtual”.

Qué sucede con las redes sociales de un muerto

Pero, ¿qué sucede con las cuentas de los usuarios que fallecen? Estas quedan activas eternamente... y, en algunos casos, hay personas que las “heredan” manteniéndolas “con vida”.

Roberto Ruz, quien encabeza la campaña social “Eres lo que publicas”, destaca que no está lejano el día en el que las RSV representen una especie de “cementerio virtual” de los usuarios fallecidos que dejaron abiertas sus cuentas.

En este sentido, aconsejó que, al igual que un testamento, el usuario designe a alguien de su extrema confianza para darle su cuenta de usuario y contraseña para que, cuando muera, esa persona se encargue de darle de baja o, en su defecto, dejarla como memorial para siempre, previa “limpieza” del perfil, para que quede sólo lo positivo de la persona fallecida, como un homenaje a su recuerdo.

Incluso, pueden prever un mensaje de despedida escrito o en vídeo, así como una fotografía, como última publicación. Esta medida dejará la oportunidad para que sus amigos y familiares sigan publicándole comentarios o fotografías en el que lo recuerden con estimación.

Para los que prefieren no dejar rastros, luego de su muerte una persona de su confianza puede solicitar al proveedor que elimine el perfil, al menos Facebook y Twitter cuentan con esa posibilidad.

Cabe indicar que, a pesar de que desaparezcan la cuenta, las empresas no ceden contraseña a los solicitantes, ni tampoco el contenido que se generó mientras estuvo activa; en este proceso, los familiares o amigos que realizan la operación deben de probar con documentos el deceso.

Roberto Ruz indicó que existe una tercera alternativa en redes sociales para el tema de la muerte, se trata de las aplicaciones que dan a conocer el deceso de usuarios con texto de video, gestionan la cuenta, o permiten “heredarla” a gente de la confianza del dueño. Operan decenas de ellas, según la plataforma (Facebook, Twitter, Instagram y Google Plus, etc.).

Una de las alternativas en Facebook es If i die (Cuando muera), que ofrece grabar un video o dejar un mensaje de texto para que se publique después del fallecimiento del usuario. La empresa detrás de su desarrollo también trabaja en el envío de mensajes privados, tanto dentro como fuera de la red, para notificar la trágica noticia, pero con un cargo, es decir, un pago de suscripción anual.

En esta línea también se encuentra DeadSocial, un servicio gratuito para dejar un último mensaje en las redes sociales. También LiveOn, un bot de Twitter con un algoritmo diseñado para que después de que muere el usuario se envíe un post al día, imitando su forma de tuitear.

Existen, entre otras muchas alternativas, la herramienta Legacy Locker, que permite heredar y tener albaceas que gestionen las redes sociales del difunto; mientras que en Asset Lock, el usuario puede “heredar” su nube digital. 

Para pedir la cuenta
  • Facebook únicamente atiende las solicitudes de contenido de las cuentas de personas fallecidas presentadas por un representante autorizado.
  • El proceso para obtener el contenido de una cuenta es largo y requiere una orden judicial. Enviar una solicitud no garantiza que facilite el contenido.

El duelo en las redes sociales

María del Carmen Castro, directora de coaching tanatológico, señaló que un comentario de aliento en internet no sustituye el apoyo que puede generar un abrazo o condolencia presencial, pero advirtió de que las redes sociales son, en la actualidad, una plataforma para expresar emociones, hasta las más complejas, como el duelo por la pérdida de un familiar.

Consideró válido su uso cuando se trata de acortar distancia y esta forma de expresión da paz a la persona que publica su dolor.

“Hay que darle un uso moderado a las herramientas digitales que nos acercan de quienes estamos lejos, pero no hay que abusar, es decir, si alguien que lee la noticia está cerca y puede dar las condolencias en persona, debe hacerlo, ya que jamás serán sustituidos por una frase en Facebook”, indicó.

Justifican comentarios de aliento en internet sólo si se está lejos de la persona en duelo; no sustituye el apoyo que genera una condolencia presencial

Mencionó que esta práctica es válida si quien se une al dolor está en otro país o Estado, de lo contrario, es recomendable asistir, darle un abrazo y que la persona en duelo sepa que se está ahí.

“Si lo hacemos para acortar distancias, es maravilloso, porque avisa. Esta práctica, sí puede ayudar al manejo del duelo y si a la persona le da paz compartir la noticia y se siente acompañada, es válida”, opinó.

Sobre cómo sobrellevar el duelo en redes sociales, un grupo de tanatólogos profesionales, liderados por Celina Merino, psicoterapeuta cognoscitiva conductual y tanatóloga clínica, presta un servicio gratuito en la página de Facebook “tanatología”, la cual suma más de 84 mil usuarios que ya pasaron la etapa más fuerte del proceso de la muerte de un ser querido, pero necesitan seguimiento.

Graisa Torres, quien colabora desde Yucatán, destacó que abordan el tema como un muro de contención donde llegan los casos y situaciones, los identifican, aconsejan y si consideran que la persona requiere ayuda especializada, los canalizan con instituciones o les recomiendan que visiten algún profesional de psicología, psiquiatría, psicoterapia u otra área.

Explicó que quienes participan en este proyecto lo hacen sin fines de lucro, sólo por el compromiso de ayudar aportando su conocimiento en tanatología. Incluso, como parte de la relación con otras organizaciones, sus usuarios son vinculados con el Instituto Mexicano de Tanatología.

Graisa Torres destacó que atienden a personas de todo el mundo ávidas de ser comprendidas y puedan aportarle aliento en este momento de dolor en su vida y familia.

Señaló que los tanatólogos de la página trabajan por turnos para abarcar el mayor número de usuarios, quienes se conectan en diferentes horarios. 

Afectación emocional
  • Además de trabajar en el proceso de duelo por el fallecimiento de un ser querido, existen agrupaciones que atienden a gente por la pérdida de sus mascotas, ya que les afecta emocionalmente.

Internet, última morada de mascotas

Por otro lado, ante la demanda por un cementerio de mascotas y no contar con un espacio de este tipo en Mérida, el veterinario zootenista Ernesto González Villasante creó hace cuatro años un “cementerio virtual”, en el cual que se ha consolidado una comunidad de dueños de animales de compañía que comparten en internet el amor por sus mascotas.

Propietarios comparten en la web el amor por sus mascotas, con frases o fotografías

Esta propuesta se derivó del servicio de cremación de Incipet dirigida por el especialista entrevistado, quien detectó un área de oportunidad en el boom de las Redes Sociales Virtuales (RSV) y la estima que le tienen los seres humanos a sus mascotas. 

El acceso es gratuito, sólo se necesita tener una cuenta en Facebook y de manera automática se puede ingresar desde la página principal de este centro. 

Este espacio, además de servir para compartir el amor por los animales, funciona como muro de pensamientos y para difundir fotografías de mascotas perdidas para que los integrantes de este grupo ayuden a encontrarlo, replicando la imagen entre sus contactos. Esta comunidad cuenta con 131 miembros activos.

“La gente tomó bien la idea, suben fotos de sus animales, hacen comentarios, difunden frases e información. Esto nació de una petición de la gente al preguntarnos si teníamos un cementerio físico para depositar la urna de sus mascotas y. al no tener. les dimos la opción de hacerlo virtual”, explicó. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios