18 de Febrero de 2018

Yucatán

Exceso de 'dulce' en la sangre causa problemas renales

La hiperglucemia no controlada es la que conduce al daño irreversible en los riñones.

El control glucémico es importante en pacientes con diabetes. (Milenio Novedades)
El control glucémico es importante en pacientes con diabetes. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Exceso de 'dulce' en la sangre causa problemas renalesCompartir en Twiiter Exceso de 'dulce' en la sangre causa problemas renales

José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- A pesar de que se desconoce la causa exacta de la nefropatía diabética, diversos estudios apuntan a que es la hiperglucemia (nivel de glucosa elevado en sangre) no controlada la que conduce al daño renal irreversible, situación que se agrava si la persona es hipertensa a tal grado, que puede causar la muerte.

'Es importante señalar que no todas las personas con diabetes desarrollan esta afección, ya que, en algunos casos, los genes o antecedentes familiares son factores de probabilidad', señaló  Alonso Sansores Río, coordinador de Prevención y Atención a la Salud del IMSS Yucatán.

El médico explicó que cada riñón está compuesto de cientos de miles de 'filtros' llamados nefronas, las cuales contienen cientos de diminutos vasos sanguíneos o glomérulos. En conjunto, ambas partes ayudan a eliminar los residuos del cuerpo.

Cuando hay demasiada cantidad de azúcar en la sangre, se dañan estas estructuras, provocando que aumenten de grosor y cicatricen.

'Poco a poco, la mayor cantidad de vasos quedan destruidos, las estructuras renales comienzan a tener filtraciones y la proteína empieza a salir en la orina. La nefropatía es una de las grandes complicaciones de la diabetes, capaz de llevar a la muerte. Es la causa principal de insuficiencia renal crónica y enfermedad renal terminal y es frecuente que el paciente tenga que usar diálisis o recibir un trasplante de riñón', aseveró Sansores Río.

Lo que hace más complicado el tema de la nefropatía, indicó el galeno del IMSS, es que este padecimiento no refleja síntomas en su etapa inicial, por lo cual, cuando se percibe algún signo, la enfermedad y el daño consecuente están avanzados.

Algunas de estas señales son: fatiga en exceso, orina espumosa, mucho hipo, dolores de cabeza frecuentes e intensos, prurito, náuseas, vómito, hinchazón de piernas e inflamación alrededor de los ojos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios