24 de Septiembre de 2018

Yucatán

Disfruta de las vacaciones con poco dinero

Para que no dejes pasar la oportunidad de pasear y divertirte en la Semana Santa, Condusef difunde recomendaciones para planear un viaje.

Si viajas con familia o amigos, una opción es rentar una casa, departamento, cabaña o villa, pues resultan mucho más baratas que los hoteles. (Agencias)
Si viajas con familia o amigos, una opción es rentar una casa, departamento, cabaña o villa, pues resultan mucho más baratas que los hoteles. (Agencias)
Compartir en Facebook Disfruta de las vacaciones con poco dineroCompartir en Twiiter Disfruta de las vacaciones con poco dinero

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Estamos por concluir el Carnaval y ya están a la “vuelta de la esquina” las vacaciones de Semana Santa, por lo que esas dos semanas significarán una excelente oportunidad para disfrutar de la familia y el tiempo libre, pero sobre todo, sin afectar las finanzas del hogar, a fin de que no se cumpla el dicho popular: “Hoy como rey, mañana agua como el buey”.

Mejor optemos por el refrán “Hombre precavido vale por dos”, y para lograrlo, la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de las Instituciones Financieras (Condusef) difunde una serie de recomendaciones para que “tu Semana Santa no se convierta en un viacrucis”.

Lo ideal es planear las vacaciones con anticipación (de preferencia con seis meses), así puedes calcular cuánto necesitarás para cubrir conceptos como transporte, alimentación, hospedaje, propinas y souvenirs, así como ahorrar lo que estimes necesario. 

Bajo presupuesto, pero abundante diversión

Si tienes hijos, permíteles participar en la toma de decisiones (que cada uno elija una actividad o lugar que desee visitar: museos, parques, monumentos históricos), lo importante es llegar a acuerdos para que todos se diviertan. 

Si acudirán a algún museo o centro cultural, investiguen si tiene algún costo y el horario que manejan, además pregunten por los descuentos y precios preferenciales que ofrecen. Los domingos la mayoría de sitios históricos y culturales son gratuitos.

Organiza con tu familia o amigos una sesión de juegos en casa, si son muchos hagan equipos y al que pierda impónganle un castigo (como lavar los trastes o preparar la cena). 

Hagan una buena cantidad de palomitas y destinen un día a ver sus películas favoritas, ésta es una forma de convivir y divertirse mucho más barata que ir al cine.

Hacer carne asada les saldrá mucho más económico que ir a un restaurante, y con suerte hasta más sabroso. Por ejemplo, si a tus hijos les gusta ir a restaurantes de comida rápida donde hay juegos, mejor prepárales unas hamburguesas o hot dogs en casa y llévalos después al parque.

Planear es la clave

Para que tus siguientes vacaciones sean como deseas, comienza a planearlas desde ahora. Destina en tu presupuesto mensual una cantidad para este concepto, pero ¿de cuánto dinero estamos hablando? 

Hay factores que te ayudarán a planear mejor:

  1. Define qué tipo de viaje quieres hacer: el lugar, por cuántos días, cuántas personas y transporte, etc.
  2. Investiga en cuánto te saldría el viaje (hotel, transporte, alimentación), recuerda que los precios pueden variar dependiendo de la temporada (alta o baja) y qué tan a futuro estés resupuestando, pero los que obtengas hoy te servirán de referencia.
  3. También debes considerar una cantidad adicional para tours, souvenirs y emergencias.
  4. Define en cuánto tiempo quieres alcanzar tu meta de ahorro: el viaje (seis meses, un año).

Una vez definidos estos puntos, puedes saber cuánto tienes que ahorrar semanal, quincenal o mensualmente para alcanzar tu meta. Si descubres que es mucho lo que tendrías que ahorrar, no te desanimes, puedes recorrer un poco la fecha para que tengas más tiempo para lograrlo.

Para los que ahorran

Si tus ahorros te alcanzan para salir de la ciudad, ten en cuenta que las playas son los destinos más caros. 

Una alternativa son las ciudades coloniales o los destinos poco conocidos, pues además de que no son tan concurridos, son más económicos. 

Si te gusta convivir con la naturaleza puedes irte de campamento, hay muchos lugares acondicionados para este fin. 

Considera hospedarte en un hostal, pues si sólo vas a utilizarlo para dormir y bañarte, los precios que ofrecen resultan una opción tentadora.

Si viajas con familia o amigos, una opción es rentar una casa, departamento, cabaña o villa, pues resultan mucho más baratas que los hoteles y las alquilan por día o por semana, además cuentan con un lugar para cocinar, lo que te permite ahorrar, dejando los restaurantes como una opción y no como una necesidad.

El medio de transporte es otro gasto a presupuestar. Si piensas viajar en avión pregunta por los vuelos muy tempranos o de noche, pues son los de menor costo; recuerda que por la temporada puede ser difícil conseguirlos, pero no imposible. 

¿Viajar en autobús?, cuando se trata de una o dos personas, en ocasiones, resulta mucho más económico que viajar en auto propio. Pregunta por los descuentos a estudiantes, maestros, discapacitados o personas de la tercera edad y compra tus boletos con anticipación.

Si viajas en auto propio considera lo que pagarás por la revisión del vehículo, así como el gasto por el pago de casetas y la gasolina. (No olvides revisar el vencimiento y las coberturas del seguro de tu auto).

Aprovecha los paquetes que ofrecen las agencias de viaje, en ocasiones tienen descuentos atractivos o pueden pagarse a meses sin intereses con tarjetas de crédito, pero antes de firmar evalúa si tu capacidad de pago te permite hacer el gasto, recuerda que estás comprometiendo parte del dinero que ganarás en meses futuros. 

Algunas tarjetas de crédito ofrecen un seguro de viajero, pregunta a tu banco si tu plástico cuenta con éste y aprovecha beneficios como los programas de lealtad o puntos, puede ser que consigas descuentos en hoteles y boletos de avión.

Soñar es bueno, ser realistas es mejor

Antes de hacer tus maletas revisa tu presupuesto (registra tus ingresos y gastos, y saca la diferencia). 

Si después de contemplar todos tus gastos no te queda un excedente ni cuentas con un ahorro que te permita salir de casa, ¡no te desanimes! 

Donde vives, seguro hay muchos lugares que no conoces: planea con tu familia unos días para “turistear” y ver tu ciudad con otros ojos. Te decimos cómo hacerlo con pocos pesos:

Yucatán está lleno de atracciones turísticas naturales, arquitectónicas, arqueológicas y culturales disponibles todo el año, así que puedes disfrutar y conocer sin salir del Estado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios