19 de Noviembre de 2018

Yucatán

Ladrón le robó lo Cortés a Nayeli que estaba en la Luna

Un sujeto entró a 'comprar' 100 bocadillos y salió con soguilla, celular y 1,200 pesos.

La policía no intervino porque consideró que no había delito que perseguir. (Manuel Pool/SIPSE)
La policía no intervino porque consideró que no había delito que perseguir. (Manuel Pool/SIPSE)
Compartir en Facebook Ladrón le robó lo Cortés a Nayeli que estaba en la LunaCompartir en Twiiter Ladrón le robó lo Cortés a Nayeli que estaba en la Luna

Manuel Pool/SIPSE
PROGRESO, Yuc.- Una joven empleada de la Pastelería Chary pecó de confiada y pagó cara la lección: un sujeto le robó una soguilla de oro, un teléfono celular y mil 200 pesos de la caja del negocio.

El hombre se hizo pasar como empresario del ramo de telefonía celular, y distrajo a la empleada con un pedido de 100 bocadillos para 'inauguración' de dos puntos de venta.

Los hechos ocurrieron poco antes de las cinco de la tarde del viernes en la sucursal de la conocida pastelería, ubicada junto a la terminal de camiones a Mérida.

El 'comprador', mientras esperaba su 'pedido' le buscó platica a la empleada de nombre Nayeli Cortés Luna, al grado que "le chuleó" su soguilla, y se la pidio para verla más de cerquita.

Antes, el tipo se fijó que la carátula del celular de la encargada Nayeli estaba roto por lo que se ofreció a repararla en una de las dos tiendas que supuestamente iba a inagurar. Confiada, la chica accedio, mientras preparaba el gran pedido de pastelitos.

El sujeto hizo dos pedidos diferentes a dos empleadas distintas, pero nunca regresó por ellos

Según trascendió, el tipo se dio cuenta de que en la caja había dinero (eran mil 200 pesos del corte anterior), y aprovechó que entró más gente al local, para sustraerlo, pues la joven abandonó el mostrador con la caja a medio cerrar.

Una vez con los objetos en su poder y ante el descuido de la empleada, el sujeto desapareció.

Otra empleada del local contó que Nayeli se percató de la desaparición del individuo, una vez que terminó de atender a la gente que entró a comprar. 

Esta chica -quien no dio su nombre- dijo que el ladrón le había hecho un primer a ella, pero que nunca regresó por el pedido.

Como se sospechaba un autorrobo, se piidió a la empleada del otro turno -quien fue la que accedió a dar la información- que describiera al sujeto del pedido y los 'perfiles' del 'estafador' coincidieron: un tipo alto, moreno, de incipiente barba.

La policía no intervino porque consideró que no había delito, ya que el reporte que recibieron fue que la encargada entregó voluntariamente su celular al sujeto, quien ya no regresó.

Aunque los agente recorrieron las calles aledañas para intentar encontrar al sujeto, no tuvieron éxito.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios