23 de Septiembre de 2018

Opinión

Dolores, si te vas

La partida de Dolores O’Riordan desconcierta por inesperada. De 46 años y con...

Compartir en Facebook Dolores, si te vasCompartir en Twiiter Dolores, si te vas

La partida de Dolores O’Riordan desconcierta por inesperada. De 46 años y con la posibilidad de regresar a los escenarios que siempre la esperaron con la vuelta de The Cranberries, la irlandesa falleció el 15 de enero. Reservada como siempre lo fue con su vida privada, la música es la única que puede hablar por ella. Canciones como “Linger”, “Dreams” y “Zombie” fueron las letras que Dolores ofreció a varias generaciones para rememorar desdichas amorosas y tragedias nacionales. Así como la esperanza en los sueños.

Mi encuentro con ella sucedió durante los años en que trataba de explicarme la vida a través de la música: la adolescencia. A pesar de que el rock y sus variantes eran el tipo de cds que casi siempre cargaba en mi discman, no terminaba de conocer a Cranberries. Sabía los nombres de algunas canciones y reconocía a “Zombie” por su particular coro. Fue hasta la salida de su disco en solitario que me acerqué a O’Riordan. Después de escuchar el sencillo de “Ordinary day” y ver el video, investigué sobre la cantante y , entonces, fue cuando supe que se trataba de la conocida banda irlandesa. No dudé en comprar “Are you listening?”, pues quería verlo apilado en mi accidentada colección de discos que hice entre los noventa y el nuevo milenio.

“When the violence causes silence/ we must be mistaken”, son palabras que han sido coreadas numerosas veces por los fans de los irlandeses, sin embargo, no por eso habría que olvidar el origen trágico de esas letras. El silencio, consecuencia del conflicto étnico y religioso en Irlanda del Norte, es de lo que Cranberries protesta cuando producen la canción “Zombie”.

Tras la explosión de una bomba en Warrington, Inglaterra, dos niños murieron. Se supo que se trataba del Ejército Republicano Irlandés (IRA), que estaba en desacuerdo con que Irlanda del Norte formará parte del Reino Unido.

Cuando la triste historia de estos niños -que tuvo gran cobertura por los medios de comunicación- volvió a ser contada en la voz de Dolores, irlandeses e ingleses escucharon una súplica colectiva que pedía, más que cese al fuego, paz para todos.

Fueron adolescentes quienes me llevaron a investigar más sobre el trasfondo de la famosa canción de The Cranberries. Estudiantes de edades similares a la que yo tuve cuando quedé anonadada por la voz de O’Riordan. La canción sería una buena opción para ejemplificar cómo el arte puede reflejar el contexto social y político en que se origina.

Días posteriores a la clase, lo cantado por Dolores tuvo eco en nuevas generaciones. Durante varios días escuché “in your head, in your head” en los pasillos de la preparatoria.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios