15 de Octubre de 2018

Yucatán

Donaciones municipales, sin seguimiento estricto

Ante la falta de normatividad, ninguna autoridad realiza un seguimiento estricto del cambio en el aprovechamiento de las propiedades en los espacios otorgados.

Terreno cedido al albergue Buena Voluntad, que a su vez le dio espacio a un comercio. (Juan Albornoz/SIPSE)
Terreno cedido al albergue Buena Voluntad, que a su vez le dio espacio a un comercio. (Juan Albornoz/SIPSE)
Compartir en Facebook Donaciones municipales, sin seguimiento estrictoCompartir en Twiiter Donaciones municipales, sin seguimiento estricto

Ana Hernández/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- En cada administración decenas de inmuebles de los municipios y el Gobierno del Estado son donados, principalmente, para causas de apoyo a agrupaciones civiles, bajo el principio de credibilidad de la necesidad establecida en la solicitud y de confianza en la buena fe para utilizarlo.

No obstante, ante la falta de normatividad, ninguna autoridad realiza un seguimiento estricto del cambio en el aprovechamiento de las propiedades o de los proyectos a desarrollar, hasta que ocurre algún hecho del que se percate o afecte algún vecino de la zona, admitió el subdirector de Gobernación del Ayuntamiento de Mérida, Rafael Pinzón Miguel.

El funcionario aseguró no recordar que la actual administración haya cedido alguna superficie que sea utilizada ahora con fines de lucro.

El actual gobierno municipal no ha recibido denuncia o queja de personas sobre el uso indebido de los terrenos que han sido entregados en donación

El regidor Jorge Dogre Oramas señaló que existe al menos un caso que pone en duda la buena fe de la donación de un terreno en Altabrisa, el Albergue Buena Voluntad, que cedió terreno a una empresa que maneja tiendas de conveniencia de 24 horas.

Indicó que la situación es delicada, ya que el presidente de la fundación de ese albergue, Antonio Walker Olvera, solicitó desde la pasada administración municipal modificar los conceptos de donación del terreno que les dieron para obtener recursos que los ayuden a sostener el lugar. “Estamos investigando para saber primero en qué período ocurrió y qué funcionario lo autorizó y cómo le hizo”, afirmó.

Comentó que este tipo de donativos no deben darse bajo ese concepto, ya que sería dar pie al aprovechamiento de un espacio público con fines económicos para un particular, lo cual no está permitido. “Estamos en el proceso de revisar a detalle los documentos”, sostuvo.

Pinzón Miguel explicó que el cambio de dominio o nuevo posesionario sólo es detectado cuando se realiza algún trámite de regulación ante las instancias municipales o estatales, o cuando algún vecino del lugar, donde se encuentra el inmueble, les advierte que ha sido “invadido”, ante lo cual intervienen para recuperar el dominio pleno del lugar.

Aunque el funcionario aseguró en entrevista que el actual gobierno municipal no ha recibido denuncia o queja de personas sobre el uso indebido de los terrenos que han sido entregados en donación a alguna asociación civil, reconoció que tampoco realizan un seguimiento puntual de cada caso, porque no es una exigencia legal, confían en lo planteado en los acuerdos de donación.

De acuerdo con la Ley sobre Inmuebles del Estado y el Municipio se debe observar y revisar que se cumplan con los requisitos para realizar la solicitud de donación de un inmueble, pero el seguimiento de uso o cambio del mismo, de acuerdo con el planteamiento original, el municipio sólo se entera si es evidente.

En este punto, el funcionario municipal declaró que la ley les permite que ante el incumplimiento del acuerdo la donación se suspenda y se recupere la superficie.

El caso sospechoso

El regidor Jorge Dogre Oramas señaló que desde que entraron en funcionamiento les llamó la atención una solicitud de la Fundación Buena Voluntad, a la cual el municipio le cedió un terreno en los alrededores del Hospital Regional de Alta Especialidad para construir un albergue de apoyo a los familiares de las personas que son atendidas en ese nosocomio público.

Sostener este tipo de instituciones, reconoció, no es sencillo, pero los patronatos o fundaciones se dan a la tarea de hacer los eventos que les permitan obtener los recursos para cumplir su apostolado; en este caso lo justificaron con el arrendamiento de una parte del terreno que se les cedió para una tienda de conveniencia que funciona las 24 horas.

El funcionario comentó que por la plusvalía de la zona la “renta de ese espacio” es de unos 50 mil pesos al mes, y no cree que los gastos del albergue lleguen a esa cantidad en ese mismo lapso.

Como integrante de la Comisión de Desarrollo Urbano solicita la información de cómo, cuándo y quién autorizó el cambio del concepto de donación para el aprovechamiento de la renta.

Esperan que políticos les cumplan

Para los vecinos de la colonia Nuevo Yucatán, el anuncio en 2008 de la construcción de un parque ecológico en uno de los grandes terrenos baldíos que abundan por el lugar fue una nueva esperanza de ser atendidos por las autoridades municipales, pero hoy siguen en espera de ser atendidos.

Ubicada al nororiente de Mérida, a unas calles de las oficinas de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), los colonos viven entre charcos, calles malas y sin banquetas.

Isabel Medina Chan de Ontiveros, quien desde hace casi una década vive en la zona, señaló que candidatos de todos los partidos acuden en cada campaña a prometerles que serán atendidos, incluyendo al actual alcalde Renán Barrera Concha, “y hasta ahora no vemos claro”.

“Vino aquí a decir que nos haría las calles, y ya cumplió un año en el Gobierno y la presencia del municipio no se ve. Hace unos días una empleada habló y me dijo que era probable que en la primera mitad de diciembre la solicitud fuera procesada, pero luego de las experiencias pasadas la creencia en esa promesa no es mucha”, relató.

La vecina aseguró que ha realizado solicitudes por todos los medios, pero no hay nada en concreto, “aquí, cuando llueve, para entrar hay que rezar para que los autos no se queden, sólo se cruza con más seguridad si uno tiene camioneta o vehículo alto”.

Limpieza, pavimentación de calles, extensión de servicios básicos de agua potable y luz son algunos de los pendientes por resolver.

En la colonia hay calles que comunican con zonas importantes de Mérida, y que podrían servir como vías alternas, pero no están pavimentadas, tal es el caso de la 35, que incluso los comunica con una cadena de supermercados internacional.

Cuando llueve, estas calles se inundan, y los vecinos, ante la carencia de aceras, deben meterse al agua para cruzar.

Ceden terrenos para construcciones

Entre las solicitudes de donación que atiende el Ayuntamiento de Mérida destacan las de asociaciones religiosas que buscan un espacio para edificar o ampliar un templo.

El subdirector municipal de Gobernación, Rafael Pinzón Miguel, explicó que también solicitan la donación de inmuebles asociaciones civiles que trabajan con sectores vulnerables, “cada petición es revisada con imparcialidad, sin distingo”.

En el caso de las iglesias, relató, piden la cesión de terrenos que han ocupado o en los cuales vayan a levantar un tempo o expandir la construcción existente.

El funcionario aseguró que todo se realiza con base en la Ley de Bienes del Estado, que especifica esto en el capítulo de inmuebles del Estado y los municipios.

Cabe indicar que en el Gobierno del Estado la situación es similar, ya que las donaciones son en cumplimiento de las disposiciones en la Ley sobre Inmuebles del  Estados y los Municipios.

La actual administración estatal cedió en su primer año de gobierno dos terrenos, uno para el Centro de Prevención Social del Delito y Participación Ciudadana del Estado de Yucatán (Cepredey) y otro para una agrupación de jóvenes que se alejan de las pandillas y los vicios.

En cuanto al Ayuntamiento de Mérida, éste cedió bajo aprobación del Cabildo el 26 de marzo de 2013, el monto de enajenación por compra venta de 22 fracciones en que se dividió un predio ubicado en la calle 71-D No 251 por 128 y 128-1 del fraccionamiento de Yucalpetén, a favor de diversos vecinos.

En esa misma fecha aprobó donar a título gratuito a favor del Gobierno del Estado dos fracciones de un predio ubicado en el fraccionamiento Los Héroes, con destino a la Secretaría de Educación; y otro para la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Yucatán en el fraccionamiento Diamante Paseos de Opichén.

En diciembre de 2010, el municipio aprobó la permuta de terrenos a favor de Drogadictos Anónimos; en sesiones extraordinarias del 24 de marzo de 2011 desincorporó y donó a título gratuito terrenos al Gobierno del Estado para la Secretaría de Educación en la colonia la Guadalupana.

El 17 de mayo de 2011, en sesión extraordinaria, desincorporó y donó a título gratuito un predio en el fraccionamiento Bugambilias, a favor de la Arquidiócesis de Yucatán. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios