20 de Septiembre de 2018

Yucatán

La huelga en la Uady se prolongará semanas

La posibilidad de que la huelga se prolongue durante semanas obliga a la universidad a tomar varias medidas.

Renán Ermilo Solís Sánchez (i), abogado general de la Uady, informa de la medidas que adoptará la universidad ante la huelga. (José Acosta/SIPSE)
Renán Ermilo Solís Sánchez (i), abogado general de la Uady, informa de la medidas que adoptará la universidad ante la huelga. (José Acosta/SIPSE)
Compartir en Facebook La huelga en la Uady se prolongará semanasCompartir en Twiiter La huelga en la Uady se prolongará semanas

Israel Cárdenas/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- El retorno a clases en la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady) será extramuros, toda vez que ayer se giró instrucciones a los directores de las facultades y preparatorias para que busquen espacios dónde impartir clases, aunque no hay fecha definida para estas acciones.

Asimismo, la rectoría promoverá un amparo contra la resolución de la Junta local de Conciliación y Arbitraje, que dejó firme la huelga de los trabajadores sindicalizados que piden 10 por ciento de aumento salarial, cuando la oferta es del 3.4 por ciento.

Ayer, el abogado general de la Uady, Renán Ermilo Solís Sánchez, reveló que aplican tres líneas para solucionar el paro general que desde el viernes pasado iniciaron más de 700 trabajadores afiliados a la a Asociación Única de Trabajadores Administrativos y Manuales de la Universidad Autónoma de Yucatán (Autamuady).

La primera, dijo, es la defensa jurídica por la cual interpondrán un amparo contra la resolución de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, que declaró la existencia de la huelga. Este recurso se interpondrá a más tardar en 15 días ante los juzgados de distrito del Poder Judicial de la Federación, con la intención de que revoque la resolución de la Junta Local y deje sin efecto el paro.

La segunda medida es la gestión, por la cual el rector de la Universidad, José de Jesús Williams, sostiene reuniones con funcionarios de la Secretaría de Educación Pública (SEP), con el objetivo de conseguir los recursos para negociar con los trabajadores. 

Agregó que el tercer aspecto es el diálogo como una herramienta permanente para solucionar el conflicto. “La Universidad está abierta a esta posibilidad”, manifestó Renán Solís.

La Uady también propuso la instalación de una mesa de diálogo en la que participen la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior en México (Anuies), los sindicatos de trabajadores universitarios del país, las autoridades hacendarias y la SEP para analizar y proponer soluciones.

“Este problema es nacional, ahora estalla en Yucatán, pero el porcentaje que se autoriza (3.4 por ciento de aumento salarial) es para todas las universidades del país”, dijo Solís Sánchez.

Respecto de la reanudación de clases, Renán Solís dijo que en los próximos días la universidad anunciará sedes alternas para continuar con las clases. “Aun cuando ahora se emplean los recursos tecnológicos, es decir, por línea, obviamente será con mayor intensidad. La Universidad no puede suspender el aspecto de docencia”, dijo.

Sobre si harán convenios con universidades públicas o privadas para el uso de instalaciones, el entrevistado dijo que cada director ya gestiona los espacios correspondientes.

La huelga va para largo

El  proceso de desahogo del amparo que promoverá la Uady ante los juzgados federales durará varias semanas, e incluso la Autamuady podrá intervenir.

Una vez de que la Universidad presente la demanda de amparo ante los Juzgados de Distrito del Poder Judicial de la Federación, ésta es admitida por el juez de distrito, quien posteriormente solicita a la autoridad responsable, que en este caso es la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, que le rinda un informe justificado.

Por lo anterior, el juez programará una audiencia denominada “audiencia constitucional”. Cuando el juez ya tenga todos los elementos suficientes, entonces podrá dictar la resolución que corresponda y de acuerdo con la carga de trabajo que tenga en ese momento.

Si el amparo es favorable para la Uady, el sindicato Autamuady tendría el derecho de promover un recurso denominado “revisión”. Si éste es favorable entonces la casa de estudios podría recurrir a la última ante un Tribunal Colegiado, integrado por tres magistrados; tal proceso llevaría algunos meses.

El director general de finanzas y administración, Manuel de Jesús Escoffié Aguilar, dijo que “no es la Universidad la que ofrece el 3.4 por ciento de aumento salarial, es la Secretaría de Educación Pública la que determinó el aumento, y es el mismo para todas las universidades públicas de México”.

“La primera con la que normalmente se hace este planteamiento y que suele ser un referente para todas las demás es con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que firmó en octubre la aceptación del 3.4 por ciento”, dijo.

Personal de emergencia

Han el giro que han tomado los acontecimientos, la Uady acreditó personal de emergencia ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje para que tenga acceso a diversos planteles educativos para atender objetos de investigación y animales.

La casa de estudios informó ayer que la ley establece en el procedimiento de huelga el hecho de que se pueda acreditar ante la Junta Local a personal de emergencia, lo cual ya se ha efectuado, de tal manera que todo aquello que requiera una atención especial se cubre con estas personas.

Aunque no proporcionó el número, la universidad explicó que están en cada campus y en el área donde se necesitan, que van desde laboratorios hasta la atención de animales en la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia.

La Uady manifestó que en este momento no podría determinar el costo total de la huelga, pero lo que es un hecho es que aun cuando comience a impartir las clases en las sedes alternas, no podrá operar al cien por ciento.

Respecto de que si este atraso en las clases generaría una extensión del periodo escolar, la casa de estudios señaló que son medidas que se irán adoptando de acuerdo con el tiempo que se llegue, y que se tendrá que anunciarse oportunamente para que cada quien se vaya preparando. Todo dependerá del tiempo que dure la huelga.

En este contexto, la Universidad de Yucatán manifestó ayer que los demás trabajadores que no están de huelga recibirán su salario con normalidad, pero los sindicalizados que forman parte del paro no obtendrán salario porque es parte del procedimiento.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios