24 de Septiembre de 2018

Yucatán

Calor, sol y lluvias afectan los edificios y monumentos de Mérida

Excremento de palomas y esmog son algunos de los elementos dañinos que favorecen la degradación de los predios.

La fachada del Museo Casa de Montejo está siendo restaurada ya que encontraba muy dañada. (Jorge Acosta/Milenio Novedades)
La fachada del Museo Casa de Montejo está siendo restaurada ya que encontraba muy dañada. (Jorge Acosta/Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Calor, sol y lluvias afectan los edificios y monumentos de MéridaCompartir en Twiiter Calor, sol y lluvias afectan los edificios y monumentos de Mérida

William Sierra/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Los edificios y monumentos coloniales están expuestos a agentes ambientales y meteorológicos que favorecen su degradación, aunque es la acción humana la que mayor daño les causa, de ahí la importancia de realizar programas de protección o de lo contrario, este tipo de patrimonio cultural estará condenado a desaparecer, expresó la arquitecta María Isabel Pérez Polanco.

La profesional, encargado de los trabajos de restauración de la fachada del Museo Casa de Montejo, señaló que todos los edificios declarados como monumentos se deben de preservar mediante un mantenimiento continuo para no llegar al extremo de rescatar cuando ya estén muy dañados.

En el caso de esta ciudad, hay identificados bastantes edificios con la categoría de valor histórico en las colonias García Ginerés, México y sobre todo en Paseo de Montejo, que deben ser preservados, aunque en el caso de éste último lugar, hay muchos que al ser privados no se puede obligar a sus dueños a trabajos de preservación.

Todos los monumentos históricos, indicó, presentan un envejecimiento natural por el paso de los años, y su deterioro aumenta por situaciones como una mala conservación por agentes físicos externos,  sol, lluvia, palomas y el  smog, que ensucia la superficie. Sin embargo, somos las personas los que mayor daño causa al patrimonio culturar al rayarlos, pegarles chicles, pintarlos, etc. 

“Es necesario realizar campañas para inculcar a la gente la necesidad de cuidar y preservar los edificios y monumentos coloniales, pues estos son invaluables e imposibles de sustituir”, enfatizó y mencionó que en el país por decreto se protege estas edificaciones, pero aún hace falta más para protegerlos.

Para efectuar cualquier  trabajo en este tipo de construcciones, dijo, es necesario que sea realizado por personal capacitado, que posea un determinado perfil que solo se adquiere con una preparación académica, junto con años de experiencia.

“Curricularmente es la única manera para que una persona pueda ser empleada en este tipo de trabajos, los cuales  se realizan por etapas. La primera que es para conservar y preservar, y otra para rescatar, siempre siguiendo los lineamientos del INAH, a cumplir”, añadió la Arqta. María Pérez, que ya ha participado en proyectos efectuados en el Palacio Municipal de Mérida, los Portales y el Pasaje de Revolución, entre otros, del Centro Histórico.

Los trabajos se efectúan principalmente con limpieza en seco, que consiste en retirar a mano polvo e impregnación de manchas, con brochas, bisturí y otras herramientas especiales para no dañar los aplanados.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios