11 de Diciembre de 2018

Yucatán

El alma en pena del brujo enamorado

El alma en pena de un hechicero rechazado por una joven de Sinanché aterrorizó a la población en venganza, recuerdan los antiguos del pueblo.

Representación artística del huaychivo y la dama que enamoraba cuando vivía, y también desde el más allá. (Jorge Moreno/SIPSE)
Representación artística del huaychivo y la dama que enamoraba cuando vivía, y también desde el más allá. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook El alma en pena del <i>brujo</i> enamoradoCompartir en Twiiter El alma en pena del <i>brujo</i> enamorado

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Personas de avanzada edad del municipio de Sinanché cuentan que hace varias décadas vieron una sombra negra rondando por la iglesia. Esto lo atribuían al mal aire y también a un poderoso brujo “huaychivo” que era del vecino municipio de Telchac.

Este brujo falleció hace varios años atrás, pero su alma en pena era la que rondaba en el poblado al parecer porque en vida se había enamorado de una joven de Sinanché que nunca le hizo caso y ya difunto, buscaba a la dama.

Sin embargo, se sabía que ella ya no habitada en el pueblo. Unos decían que se había ido a vivir a Tizimín y otros que ya había fallecido.

Una familia de este pueblo, quizás conmovida por esta situación, mandó a llamar a un hechicero de magia blanca en Motul para que, a través de un ritual, le hiciera entender al alma en pena del brujo que su amor de Sinanché ya no estaba ahí.

Pero resultó contraproducente, ya que a partir del hechizo, el brujo se molestó y a partir de ese día en toda la población se escuchaban los aullidos de los perros atemorizados como si los estuvieran correteando para pegarles, las ventanas de las casas se azotaban, los botes de basura de los alrededores y los del mercado eran salían disparados por los aires y también había una especie de torbellino que se veía por todo el pueblo, principalmente por las noches.

Se dice que tuvo que encargar una misa especial para que se calmara, lo que a final de cuentas se logró semanas después, pero no sin antes pegarle unos buenos sustos a muchas personas.

Se fue a Yobaín

Hay quienes dicen que la misa fue efectiva y el alma en pena del brujo al fin cruzó el umbral, pero otros creen que simplemente se fue a otro poblado, ya que poco después se empezó a rumorar que en Yobaín también empezaron a ocurrir los mismos fenómenos poco tiempo después.

Cabe mencionar que en este último sitio era frecuente ver la sombra negra y tuvieron que hacer lo mismo que sus vecinos de Sinanché, es decir, hacer misas para que los dejaran de espantar.

Hoy en día aún hay personas que recuerdan este caso y afirman que posiblemente el huaychivo ya está descansando en paz, ya sea porque se encontró con su amada en el más allá o simplemente porque se resignó.

Esta historia nos la platicó don Refugio Naal y su esposa Martina Balam, quienes son de este poblado, aunque actualmente radican en Valladolid.

Todo esto ocurrió a principios del siglo pasado y nuestros entrevistados también comentaron que en ese entonces se hablaba de la presencia de un huaymis, es decir un brujo que se convertía en gato y que veían frecuentemente cerca del brocal de un pozo.

En este caso, dicen que era un brujo muy joven, que apenas tenía 18 años y ya podía convertirse, esto gracias a que había heredado los dones de su familia y casi desde niño le enseñaron la brujería y magia negra; pero a diferencia del primer caso, el huaymis nunca fue perseguido por nadie pues al parecer era muy pacífico y realizaba sus trabajos sin molestar a nadie en el pueblo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios