19 de Septiembre de 2018

Yucatán

El doloroso efecto de una deuda

Exhortan a ciudadanos a acercarse a la Profeco para recibir orientación, para que al empeñar un objeto o pedir un dinero no se vuelva un problema.

El delegado de la Profeco habló sobre las casas de empeño. (Jorge Peña/SIPSE)
El delegado de la Profeco habló sobre las casas de empeño. (Jorge Peña/SIPSE)
Compartir en Facebook El doloroso efecto de una deudaCompartir en Twiiter El doloroso efecto de una deuda

Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Através de la atención que brinda “Salvemos una Vida” se ha detectado la persistencia de casos de intento de suicidio de personas que, por la necesidad, piden dinero prestado a establecimientos que ofrecen crédito de manera fácil, pero que por falta de información se van “enredando” con los intereses, no pueden pagar, por lo cual terminan con una crisis financiera y emocional.

Ayer, durante la emisión del programa radiofónico, que realiza esta asociación, y se transmite cada viernes por el 100.1 de Amor, las conductoras Alis García y Esperanza Nieto platicaron sobre el tema con el delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) Yucatán, José Antonio Nevárez Cervera, con el fin de conocer los detalles al momento de requerir este tipo de servicios y no se convierta en un problema.

El funcionario explicó que las casas de empeño son tres en su género; la primera y más antigua es la Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (Sofome), que está regulada por leyes financieras, bajo la vigilancia de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

“Cada casa de empeño tiene diferentes políticas en cuanto a la renovación del crédito y también hay quienes ponen abonos y que son las menos”, manifestó.

Las personas deben de saber que la ley federal de protección al consumidor los protege

Luego se encuentran las Instituciones de Asistencia Privada (IAP), que a nivel nacional son tres, las que ofrecen tasas de interés baja y son más flexibles en el refrendo, las cuales están reguladas por la Profeco.

“En este caso, éstas no están obligadas a registrar el contrato que se firma por ser Instituciones de Asistencia Privada”, mencionó. 

En el caso de las IAP, los fondos que recaudan son sin fines de lucro, como lo hace el Nacional Monte de Piedad, Casa de Empeño Luz Saviñón y Fundación Rafael Dondé.

En tercer lugar se encuentran los establecimientos comerciales que prestan  servicio de mutuo con interés y garantía prendaria, las cuales son las que más existen en Yucatán, alrededor de  520.

Manifestó que en todo el país existen cerca de cinco mil puntos de venta dedicados al préstamo prendario, de las cuales el  90 por ciento son casas de empeño privadas o comerciales y solamente el 10 por ciento son de asistencia privada; el 80 por ciento de las personas que acuden a una casa de empeño son amas de casa.

“Estas empresas o negocios han migrado, por ejemplo, al joyero se le comenzó a hacer atractivo la compra- venta de oro y termina dando empeños de oro y plata, de esta manera muchos comercios han cambiado a esta figura”, refirió.

Sin embargo, dijo que para poder ser casa de empeño o generar un servicio de mutuo con interés y garantía prendaria lo único que tienen que hacer dichos establecimientos es apegarse a una Norma Oficial Mexicana 179, que es emitida por la Secretaría de Economía y la regula y verifica la Profeco.

Señaló que las personas deben de saber, respecto a estas figuras y establecimientos, que antes de acudir a las casas de empeño están reguladas por una norma mexicana y que la ley federal de protección al consumidor los protege.

“En este sentido, las casas de empeño deben tener un contrato con la Procuraduría, a excepción de las instituciones de la iniciativa privada que no tienen obligación”, apuntó.

La Profeco en el ámbito de sus atribuciones, con el fin de proteger los derechos de los consumidores, promueven el acceso a servicios bajo condiciones de equidad y llevar a cabo verificaciones en ese sector.

Dijo que en el Estado desde el pasado 5 de julio, en el marco del programa anual de verificación de casas de empeño, el programa vacacional y regreso a clases han estado trabajando en la verificación, ya que esta es una temporada propensa para que la gente acuda a esos establecimientos a entregar prenda, para poder tener liquidez y hacer frente al gasto de regreso a clases.

El delegado señaló que a través de la página  HYPERLINK “http://www.consumidor.gob.mx” www.consumidor.gob.mx tiene un apartado de casas de empeño, donde se explican las disposiciones y hay un vínculo denominado “la ruta del pignorante” donde se explica en qué consiste el empeño, qué es lo que hay que cuidar.

Por ejemplo la IAP, ofrecen hasta un 80 por ciento del valor de la prensa con base a un estudio realizado por la Condusef, mientras que las casas de empeño comerciales apenas otorgan entre un 25 y un 45 por ciento, de ahí la importancia de comparar en distintos lugares.

Además de que una IAP cobra un costo anual de 120 por ciento, alrededor de un 6 por ciento mensual y otros establecimientos cobran el 257 por ciento anual, más del doble mensual.

“También es importante que cuando se hace un empeño, no hay que olvidar que también existen otros cargos, o sea que para recuperarlos, si van a desempeñarlas, independientemente de cubrir el importe total van a cobrar un seguro contra robo, que todas las casas de empeño tienen y el costo de un almacenaje y el IVA”, refirió.

Alis García dijo que es muy importante que la gente se acerque a la Profeco para recibir orientación, que el empeñar un objeto de valor o pedir un dinero no se vuelva una problemática debido a que no se puede pagar.

“Cuando nosotros vamos a verificar esos establecimientos, checamos que ese contrato que ellos tienen y firman este apegado a esta norma 179 para garantizar que sea de legitima procedencia, por el tema de artículos robados”, apuntó.

La Profeco se encuentra en la calle 49 número 479 A  entre 54 y 56 a la vuelta de remate de Paseo de Montejo; el teléfono es el 9232323 o el 018004688722 y la página  http://www.profeco.gob.mx; en Twitter, @profecoyucatan  y en facebook como Profeco Yucatán.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios