16 de Julio de 2018

Yucatán

Ángeles en Yucatán

Los sueños de estos niños muchas veces son mucho más fáciles de concretar de lo que imaginamos.

“Sueños de Ángel” ayuda a niños con cáncer a lograr el bienestar emocional tan necesario para enfrentar esta dura enfermedad. (Sergio Grosjean/SIPSE)
“Sueños de Ángel” ayuda a niños con cáncer a lograr el bienestar emocional tan necesario para enfrentar esta dura enfermedad. (Sergio Grosjean/SIPSE)
Compartir en Facebook Ángeles en YucatánCompartir en Twiiter Ángeles en Yucatán

Sergio Grosjean/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Apuntó el admirado poeta argentino Facundo Cabral: “Una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba que destruye, existen millones de caricias que construyen la vida”.  Y esta frase la rememoro cotidianamente ya que por desgracia vivimos en un país en el que día a día llegan a nuestra mesa noticias de homicidios, secuestros, asesinatos o violencia, y esta avalancha de desgracias que nos satura la existencia cotidianamente  hace que en ocasiones no prestemos atención a las caricias que nos envuelven a tiempo que intentan eclipsar a fundaciones que germinan y se desarrollan exclusivamente para ayudar.

Una de estas organizaciones que he tenido el privilegio de conocer es la fundación “Sueños de Ángel” que surgió con el objetivo de socorrer de manera espiritual, psicológica y económica a niños con cáncer y de escasos recursos. 

El próximo 14 de junio cumple 10 años esta gran ONG que posee un motor impulsado, en gran medida, por un espíritu que solo anhela cumplir los sueños de los niños. Almas comprometidas que viven intensamente con la ilusión de cristalizar las fantasías de estos angelitos y coadyuvar a sus familias que, además de sufrir por la impotencia de ver a sus hijos o hermanitos soportar lo doloroso de esta terrible enfermedad, deben liar con los problemas económicos que esto conlleva pues no hay fortuna que resista este embate.

Los sueños y/o anhelos de estos niños muchas veces son mucho más fáciles de concretar de lo que imaginamos, pues considerable número de ellos es de tan escasos recursos que ni siquiera pueden celebrar su cumpleaños, ir al cine, conocer la playa, llevarlos a comer a un restaurante o asistir a sitios donde existen actividades recreativas; celebrar sus 15 años, su primera comunión, conocer artistas, montar a caballo, volar un papagayo e incluso tener una peluca. 

Y esos son también parte de los deseos que “Sueños de Ángel” ayuda a cristalizar, además de tener la misión de ofrecer bienestar emocional a estos niños que reciben tratamiento en el Hospital O´Horán por algún tipo de cáncer, les proporcionan otras actividades recreativas y de esparcimiento realizadas con dedicación y de forma responsable, incluyendo a sus familias.

Algo que no imaginamos

Sin duda, los niños con cáncer necesitan algo más que quimioterapia, medicina, tratamiento y hospitales, necesitan reír a carcajadas, amar y sentirse amados, pues ello coadyuva de manera mágica en su recuperación, y eso es lo que también persigue “Sueños de Ángel”. Pero esta admirable fundación no solo realiza diligencias que se adquieren exclusivamente con el espíritu, ya que existen otras que solo se materializan con donativos económicos y en especie. Siempre es necesario recibir apoyos en efectivo para el transporte de niños y padres que viajan desde sus poblaciones hasta el hospital donde realizan visitas periódicas: para estudios médicos, medicamentos, despensas, pediasure, leche o pañales, entre otros.

Se requieren nuevos benefactores que brinden apoyo para lograr que estos angelitos sigan teniendo momentos de felicidad. 

Muchos no imaginan que estos niños en su hogar no poseen un baño y este es indispensable sobre todo al referirnos a esta enfermedad. “Sueños de Angel”, con el apoyo de estos amables benefactores, ha logrado manufacturar baños en diferentes comunidades, pero estas importantes acciones sólo se pueden conquistar con dinero. 

El apoyo no concluye con ello pues también se requieren otros aditamentos y/o artículos que pueden ayudar a que los niños tengan al menos las necesidades básicas como cuestiones de plomería, línea blanca o cancelería por citar algunos ejemplos. 

Algo grande

Es importante unirnos a esta causa porque necesitamos ayudar a estos angelitos a pasar este trago amargo de la manera menos áspera posible, y sus donativos, sean grandes o pequeñitos, sin duda contribuirán con este objetivo.

Hay gente que considera no tener suficiente dinero pero si todos pusiéramos un poquito haríamos algo realmente grande, sólo hay que dar el paso. Muy pocas veces en mi vida he podido decir “pongo las manos al fuego por algo o por alguien” y, en esta ocasión, de manera vehemente lo hago.

El dinero se canaliza al 100 por ciento para estas acciones. Así que, por favor, mucho le agradeceríamos realizar donativos a la cuenta de Bancomer #0192507285 Clabe interbancaria 012910001925072850. O se pueden comunicar al teléfono directo de la presidencia de la fundación que es el 9991-78-48-79. Hoy por ti, mañana por mí. 

Mi correo es [email protected] y twitter @sergiogrosjean.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios