16 de Agosto de 2018

Yucatán

Yucatán podría tener jardín florido de talla mundial

El estado pudiera estar a la altura de países que tienen este tipo de bellezas, como China, Japón, Holanda y Tailandia.

Compartir en Facebook Yucatán podría tener jardín florido de talla mundialCompartir en Twiiter Yucatán podría tener jardín florido de talla mundial

Sergio Grosjean/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Hace unos días tuve la fortuna de recorrer el jardín florido en su tipo más grande del mundo, y lo sorprendente es que el sitio no se encuentra en un país famoso por dedicarse a este arte como podría ser Holanda, donde desarrollan diversas especies híbridas de tulipanes, tal y como lo hace el parque Keukenhof.

Tampoco es el jardín de Versalles, en Francia, construido en la época de Luis XIV, donde se requirieron de enormes cantidades de tierra que tuvieron que ser cambiadas de sitio para diseñar los macizos de flores que, posteriormente, fueron transportadas en carretillas desde varios lugares, y árboles desplazados por carromatos de todas las provincias de Francia por miles de hombres, incluyendo regimientos enteros.

Existen otros famosos sitios que poseen monumentales parques, como los de Escocia, donde se dice que es un jardín en sí mismo y donde, al igual que Holanda, es escuela de la jardinería a nivel mundial.

Otro destacado parque es el Suan Nong Nooch, en Tailandia, popular debido a sus hermosos paisajes y descrito como un cuento de hadas. El sitio fue creado a mediados del siglo pasado en tierras previstas para plantaciones de frutas, pero la señora Nongnooch, propietaria del sitio, realizó un viaje al extranjero y al regresar decidió crear allí un jardín tropical.

Canadá no es ajeno a este arte y Butchart, uno de los jardines más famosos en el mundo con una extensión de 50 hectáreas, se mantiene vibrante durante todo el año a pesar de su extremoso clima. 

Pakistán es otra nación que posee un jardín llamado Shalimar, construido por el emperador mongol Shah Jahan en 1641, declarado en 1981 por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

No podríamos omitir de la lista el parque Yu yuan en China, del que narra la historia que en el siglo XVI el funcionario Pan Yunduan decidió construir un parque a imagen y semejanza de los famosos jardines imperiales debido a que añoraba que sus padres, que no podían trasladarse a la capital debido a su avanzada edad, pudieran ver el aspecto que tenían. El nombre del parque significa salud y tranquilidad. Luego de varios desafíos y altibajos este parque de 2 hectáreas fue declarado en 1982 monumento nacional. 

Otro bello ejemplo es el ubicado en el templo Ryoan-ji en Kyoto, Japón, y famoso por su jardín zen considerado como uno de los ejemplos más notables del llamado “paisaje seco”, y como una obra maestra de la cultura japonesa. Acertadamente lleva una inscripción de cuatro palabras simples, pero profundas: “Aprendo sólo para estar contento”.

Jardines México

Finalmente, concluiremos este breve recorrido por donde comenzamos, es decir, por el jardín floreado más grande en su tipo del mundo llamado “Jardines México”, ubicado en Jojutla, estados de Morelos. Este mágico sitio posee alrededor de 5 millones de plantas y paisajes florísticos de diversos estilos, llámese italiano, japonés, tropical o jardín de cactáceas en el que sobresale un cactus de 350 años de antigüedad. Ostenta también un orquidiario único en su tipo en el país, mariposario y un laberinto que mezcla exquisitamente la naturaleza con la escultura de destacados artistas.

Algo sumamente valioso y digno de imitar es que el concepto posee una visión sustentable, es decir, aparte de cuidar el medio ambiente por medio de diversos mecanismos y estrategias, miles de pobladores y ejidatarios viven o están inmersos en este gran proyecto desarrollado por mexicanos.

Si en Yucatán siguiéramos este ejemplo generaríamos miles de  empleos, al tiempo que revaloraríamos nuestro desgastado medio ambiente que clama comprensión.

Finalmente, agradezco mucho las elegantes atenciones del líder del proyecto, Víctor Sánchez; a nuestro amigo, guía y colega de las artes espirituosas, Manuel Luján; a Miguel Zacarías y “Bam Bam” por sus directrices en los claro-oscuro circuitos por los que nos capitanearon; y al cófrade José A. Rosado por compartir el cáliz en esta peregrinación. ¡Por las añoradas trusas “Dody” de los súbditos de Baco! Mi correo es [email protected] y twitter @sergiogrosjean.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios