14 de Agosto de 2018

Yucatán

Se nos adelantó un amigo

El fallecimiento del maestro Luis Núñez Erosa dejó un vacío, no solo en nuestro corazón sino también en el mundo de las artes prehispánicas.

Luis Nuñez Erosa se caracterizó por innovar y reforzar la creación y permanencia de murales, esculturas y monumentos de la cultura maya precolombina. (Sergio Grosjean/SIPSE)
Luis Nuñez Erosa se caracterizó por innovar y reforzar la creación y permanencia de murales, esculturas y monumentos de la cultura maya precolombina. (Sergio Grosjean/SIPSE)
Compartir en Facebook Se nos adelantó un amigoCompartir en Twiiter Se nos adelantó un amigo

Sergio Grosjean/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- El día de anteayer recibimos la terrible noticia que nuestro querido y talentoso amigo Luis Núñez Erosa nos dejó de manera inesperada dejando con ello un vacío no solo en nuestro corazón, sino un hueco en el mundo de las artes prehispánicas.

Este gran hombre fue un destacado deportista en halterofilia, box y natación, así como maestro de educación física; además, durante varios años trabajó como técnico dental, situación que lo llevó a realizar el oficio que más amó en la vida que fue la pintura, escultura y artes plásticas, así como la investigación enla cultura maya; aunado a ello, se desempeñó como diseñador de joyería estilo prehispánico; artífice en madera, coral, piedra, vidrio y metales; sus fuentes de inspiración son oníricas, gran sensibilidad y percepción y el profundo espíritu sagrado de los mayas.

No omito destacar que sus piezas están dispersas por todo el mundo, en colecciones particulares y algunas réplicas en museos, siendo que algunas de ellas obtuvieron premios nacionales e internacionales.

Se caracterizó por innovar y reforzar la creación y permanencia de murales, esculturas y monumentos de la cultura maya precolombina, y es uno de los pocos autores que conoció y manejó las técnicas artísticas de los antiguos mayas: sustracción, elaboración, proceso, aplicación y desarrollo de pinturas y materiales. Derivado de su formación, le permitió ver un mismo objeto desde diferentes ópticas perspectivas y usos.

Amante del arte maya

El Maestro Luis Alberto Núñez Erosa, nació en esta ciudad un 13 de agosto de 1949. Su formación académica es tan diversa como lo fueron sus habilidades, ya que este especialista del Arte Maya Prehispánico cursó estudios de dibujo, escultura y técnicas varias en el Instituto de Bellas Artes de Yucatán, tomó clases con los maestros Jaime Oroza Díaz, Enrique Gottdiner Soto, Alfredo Barrera Vázquez y Manuel Cachón.

Se enriqueció con las obras y asesorías del Mtro. Ramón Valdiosera, el investigador José Díaz Bolio, el historiador Antonio Canto López. 

Su vida artística inició formalmente en el año de 1972 con la elaboración de un lote de 12 Estelas para hoteles y restaurantes instalados en el Caribe Mexicano. 

En su trayectoria destacaron exposiciones en la República de Andorra (1977) San Diego, California, E.U. (1989) Houston, Texas, U.S.A.(1992) y exhibiciones permanentes de obras suyas –murales, estucos, esculturas- en edificios y hoteles de la Riviera Maya. 
Resaltan entre sus numerosas obras la reproducción de 630 templos mayas a “escala 1:20” de los principales asentamientos del Mundo Maya, proyecto desarrollado durante dos años y medio (2000-2003) para un coleccionista italiano.

A la edad de 28 años decidió recorrer el Viejo Continente llevando consigo un lote de sus esculturas talladas en coral negro y hueso como único modo de financiar su viaje, que sería de 20 días y se extendió a tres meses, y es así que expuso y vendió sus diseños en Andorra, Venecia, Florencia y España principalmente.

En sus numerosas obras manejó con maestría el carácter tridimensional, el detalle y la volumetría del estilo maya original, respetando siempre una estética cronológica de temáticas pasadas a las que mágicamente vuelve contemporáneas. 

Una de sus obras monumentales fue la escultura representativa del aro serpentino del Juego de Pelota Maya, con una dimensión de 12 metros de alto y 16 toneladas de peso, en técnica de argamasa de estuco y piedra labrada totalmente a mano y pátinas extraídas con las técnicas ancestrales (minerales, vegetales y animales) de los mayas. Ubicación actual: Tulum, Quintana Roo – Año Maya del 2012.

Finalmente, es grande el legado que nos hereda, producto de su pasión e investigaciones por nuestra cultura. Dejó a buen recaudo material suficiente para una docena de libros que seguramente habrán de enriquecer el acervo cultural de nuestro estado. 

¡Por los calzones de la Parca que se llevó a este gran ser humano!

Correo: [email protected]; twitter: @sergiogrosjean

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios