23 de Septiembre de 2018

Yucatán

El Ilustrador: Pregunta para el Alcalde de Mérida

¿Donde están los adoquines franceses que fueron retirados de los parques Cepeda Peraza y el dedicado a La Madre?

Hasta hace unos años, varias plazas públicas y calles de Mérida estaban adoquinadas. (SIPSE)
Hasta hace unos años, varias plazas públicas y calles de Mérida estaban adoquinadas. (SIPSE)
Compartir en Facebook El Ilustrador: Pregunta para el Alcalde de Mérida Compartir en Twiiter El Ilustrador: Pregunta para el Alcalde de Mérida

Sergio Grosjean/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- En cierta ocasión, para complacer a un funcionario, Abraham Lincoln firmó una orden de traslado de algunos regimientos. El Secretario de Guerra de aquel entonces, Stanton, convencido que el presidente había cometido un grave error, se negó a seguir la orden. Y por si fuera poco, añadió: “Lincoln está loco “. No transcurrió mucho tiempo hasta que llegó a oídos del entonces presidente Lincoln, y este sin inmutarse respondió: “si Stanton ha dicho que estoy loco, debo de estarlo, porque él casi siempre tiene la razón, por lo que tendré mucho cuidado y estudiar bien mi determinación”.

Finalmente, luego de reflexionar y escuchar detenidamente a su secretario de Guerra, reconoció que la orden era un grave error, y se apresuró a revocar el mandato. Esa fue una de las grandezas de Lincoln, pues tenía la humildad de aceptar las críticas y rectificar su error cuando así lo hubiere.

Celebraríamos que los políticos imiten la actitud de Lincoln, pero como decía Graf, la humildad es más fácil para el que ha llevado a cabo alguna cosa que al que nunca ha hecho algo, y ese es el problema con la inmensa mayoría de los políticos, llegan al poder por dedazo o compadrazgo y no por méritos, y por algo la política es la única profesión para la que no se requiere preparación alguna, y he allá los resultados.

Espinosa es la combinación humildad-política. Dice nuestro amigo el médico Luis Loria Gorocica : “infinito el número de personas que tienen mono-ideas”. En sentido figurado, este interesante término acuñado por el galeno se refiere a la actitud de las personas que imitan el comportamiento de un mono, ya que  cuando este animal apetece algo, lo intenta tercamente de la misma manera mil y una veces aunque siga errando.

Nuevas calles y aceras

Hace un año, exactamente, hablamos de las entonces nuevas calles y aceras del Centro Histórico, y cuestionamos algunas descabelladas obras de aquella desastrosa administración; sustituyeron en parques y calles el emblemático adoquín francés, por un mazacote de cemento desluciendo el paisaje visual, y de “pilón, nos incrustaron unas peligrosas aceras.

En aquel entonces, muchos hicimos el señalamiento que ameritaba regresar el adoquín a su lugar, ya que este era tan duradero que aguantó décadas el paso de las carretas, además que era bello y marcó un hito en la historia. Era simplemente compactar la base y colocarlo nuevamente.

Y le pregunto al lector ¿le gustó como quedaron los parques Cepeda Peraza -conocido como parque Hidalgo- y parque de la madre con cemento en vez del adoquín?

También, señalamos que urgía hacer cambios en el modelo de las escarpas, pues las recién fabricadas y ya en funciones eran resbaladizas, y estábamos a tiempo de manufacturar las faltantes con acabado rugoso. Esta situación nunca cristalizó, y la terquedad se impuso sobre la humildad y la lógica, y ahora vemos los resultados: innumerables accidentados. Hoy, es imprescindible invertir de nuevo para dejarlas anti-derrapantes.

Luego que entró la actual administración, a la que, por cierto, felicitamos por regresarnos la iluminación, luego de vivir en tinieblas durante esos pavorosos años de obscuridad y repavimentar nuestra bella ciudad después de haberla recibido como si fuera zona de guerra, nos seguimos preguntando: ¿dónde están los adoquines? 

Estimado Renán, muchos seguimos esperando la respuesta, y probablemente por descuido no escuchamos en tu informe ese dato, por lo que amablemente te pedimos aclararnos este punto, pues como sociedad nos concierne saber dónde están y su futuro. El año pasado declaraste que, cuando iniciara tu gestión el 1 de septiembre de 2012, se procedería en contra de los funcionarios corruptos de la administración anterior a tu llegada, y reiteraste que no habría impunidad, y menos aún borrón y cuenta nueva.

Entendemos que no es tarea fácil, pues hay que juzgarlos por ladrones y no por tontos, por lo tanto, sabemos que es difícil, y todo parece indicar que “ya se la brincaron”.  Pero lo que muchos no podemos entender, es cómo, algo tan sencillo como sumar y restar adoquines, no se haya hecho.

En caso que no lo sepan, con mucho gusto les puedo informar cuales son las calles, escarpas, parques y superficies donde había adoquines, e incluso, la relación la publicamos el año pasado, y a grosso modo deben haber alrededor de 92,000 piezas resguardadas. Es fácil, ni hay como confundirse, es simplemente sumar, restar e informar. 

Mi correo es [email protected] y twitter @sergiogrosjean

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios