15 de Diciembre de 2018

Yucatán

Mal uso de Internet enferma a yucatecos

Advierten de que la excesiva utilización de las redes sociales virtuales genera enfermedades.

El uso de la tecnología digital se ha vuelto cotidiano, pero llevado al exceso suele generar afectaciones. (Milenio Novedades)
El uso de la tecnología digital se ha vuelto cotidiano, pero llevado al exceso suele generar afectaciones. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Mal uso de Internet enferma a yucatecos Compartir en Twiiter Mal uso de Internet enferma a yucatecos

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- El uso excesivo de las redes sociales virtuales genera enfermedades como crisis asmáticas, ansiedad, estrés y depresión, advirtió Gabriela Bastarrachea Sosa, responsable de la Clínica de Atención Integral al Adolescente del hospital Agustín O’Horán.

La doctora, quien encabeza un equipo de especialistas que abordan el tema con los menores y sus familiares, destacó que las consecuencias por el mal uso de tecnologías son producto de la falta de reglas en el hogar, por lo que instó a los padres a negociar con los jóvenes los tiempos de utilización de los equipos y propiciar mayor convivencia familiar.

Como se ha informado, para las autoridades sanitarias las nuevas tecnologías son motivo de preocupación en materia de salud mental, al grado que serán incluidas en la Encuesta Estatal de Adicciones 2013.

El Estado, por segunda ocasión, se distinguirá en ser la única entidad en realizar una encuesta de adicciones, la primera se efectuó en 2005, y en esta ocasión podría incluir temas como la adicción al celular y a los juegos electrónicos y por Internet (ludopatía).

Bastarrachea Sosa señaló que el impacto se registra en diferentes niveles, tanto físico, emocional y mental, ya que han detectado problemas de violencia psicológica, ciberbullying y caso de violación derivados de una mala relación iniciada en las redes sociales.

También complicaciones de autoestima por el “sexting” (compartir fotografías íntimas entre parejas), conflicto para socializar, bajo rendimiento escolar y hasta sobrepeso y obesidad, por la falta de actividad física.

Admitió que las plataformas de comunicación a través de dispositivos tecnológicos no son malas, sino que su efecto negativo tiene que ver con el uso excesivo, el poco criterio del usuario y la falta de reglas en el hogar.

El uso excesivo de las redes sociales puede derivar en aislamiento y mala comunicación

“Existen patologías que se han desencadenado por efecto de las redes sociales, por ejemplo, del asma; se dio el caso de un joven que entró al Facebook y se enteró que su exnovia tenía otra pareja, y se le disparó una crisis asmática”, explicó.

Otros casos son trastornos emocionales, debido a que “hay chavos que se deprimen y, en casos profundos, pueden llegar al suicidio. Hemos encontrado fracasos escolares derivados de la falta de atención y concentración, debido a trastornos del sueño provocados por estar conectados hasta altas horas de noche, pues aunque apagan sus computadoras se van a la cama con su celular con conexión a sus redes sociales. Es un problema de salud enorme”.

Señaló que en el centro han levantado encuestas con los jóvenes que atienden sobre las prácticas y uso de las tecnologías, y el 95 por ciento cuenta con celular que puede tener acceso a Internet.

“En las horas dedicadas a Internet se deja de hacer actividad física; trabajamos contra la obesidad, pero esta adicción favorece el sedentarismo. Hemos identificado que jóvenes presentan estrés, ansiedad y depresión como consecuencia de ciberbullying y sexting, en este último caso porque incluso ponen en duda su dignidad”, abundó.

“Los papás no han puesto reglas para la utilización, porque hay casos en los que ni ellos saben usarlo; no les ponen horario ni hay un reglamento para el uso de aparatos como la tablet y la computadora. Hay que plantear horas de uso de las tecnologías. Se ha dicho que la televisión y las computadoras en casa deben estar en un lugar de uso común y público, no en los dormitorios; lo mismo se recomienda para el celular, también debe contar con un sitio específico para dejarlo antes de dormir, fuera de la recámara”, aconsejó. 

Cuidado con la cámara
  • Las aplicaciones de un celular con cámara incluida ha favorecido la incidencia del “sexting”, el cual se trata de compartir fotos privadas que tienen el riesgo de terminar en alguna red social.
  • El estrés se presenta en  jóvenes que sienten que necesitan estar conectados, como la mayoría de sus contemporáneos y, en ocasiones, se transfiere a los padres a los que les exigen comprar los dispositivos.
Phubbing

Uno de los efectos del desmedido uso de las redes sociales es el Phubbing, lo cual se trata de ignorar a una persona con la que se tiene una interacción social por revisar algún dispositivo. El término proviene de phone y snubbing, es decir, “teléfono” y “desaire, desprecio, rechazo”.

Se trata de una obsesión por demostrar a los demás que el celular es más importante que ellos… En realidad, el phubbing es la afectación que un adicto a las redes sociales puede causar en los demás, desde el punto de vista de la víctima de un problema de adicción”, explicó Roberto Ruz, dirigente del movimiento “Eres lo que publicas”.

Indicó que el phubbing se da cuando el smartphone es más importante que la compañía de una persona en una mesa.

Esas personas no pueden estar sin marcar su ubicación o subiendo fotos, mencionó.

Entre los consejos para evitar el phubbing se encuentra detener la conversación y solicitarle al ofensor que repita tus últimas palabras. 

Se sugiere colocar en los restaurantes y comercios letreros con mensajes para desincentivar esta conducta.

El pánico por perderse de lo que sucede en redes sociales

El miedo a quedarse fuera o perderse algo es un trastorno de ansiedad derivado de las dinámicas de comunicación fomentada en las redes sociales y que los expertos denominan, por sus siglas en inglés, Fomo (Fear for missing out).

Roberto Ruz, director del proyecto “Eres lo que publicas”, destaca que este problema tiene que ver con una falta de contexto del usuario, quien no coloca en su justa dimensión lo que pasa en el plano virtual con el presencial, sintiendo frustración por no haber sido parte de algún momento que todos comentan.

En este contexto, exhortó a establecer límites para no caer en la aprensión por no estar “actualizado” de lo que pasa en Internet.

“Irse de una fiesta y luego enterarte por las redes sociales que pasó algo padrísimo después de que te fuiste obliga a muchos que en el próximo festejo se vaya hasta lo último para que no se pierdan de nada, o el caso de personas que por trabajo no pudieron ir a un viaje y se enteran de la diversión por las redes sociales causándole frustración no ser parte de lo que viven sus contactos”, señaló.

Roberto Ruz señaló que este fenómeno se presenta en todas las edades, la diferencia recae en los intereses de cada sector, mientras que a un joven le afecta no haber estado en una fiesta a un adulto le perturba ver que sus contemporáneos presumen su nuevo vehículo, casa o viaje al extranjero.

“Este problema no es nuevo, sólo que ahora es exponencial por las plataformas de redes sociales, no tiene que ver tanto con la adicción, sino a un mal uso, por eso recomiendo ser discreto, respetando a los demás, a los que no tienen las mismas posibilidades de vivir lo mismo”, abundó. 

Alertan de afectaciones por dolores profesionales 

El uso excesivo de dispositivos tecnológicos como los celulares inteligentes, computadoras y videojuegos pueden ocasionar graves afectaciones a los usuarios, ya que el movimiento repetitivo y mala postura provocan dolores que se convierten en crónicos y derivan en una intervención quirúrgicas y rigidez, explicó Pedro Román Rascón, especialista del departamento de traumatología y ortopedia del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Reveló que las lesiones en la articulación del dedo pulgar es de las afectaciones más comunes que trata el equipo de especialistas del centro.

“Le denominamos dolores profesionales a esas malas posturas al sentarse a trabajar, que provocan dolor de cuello y espalda. Uno de los comunes también es el llamado túnel del carpo: un ligamento transverso de la muñeca que se inflama, comprime el nervio, y hay que operar”, detalló.

Las lesiones en la articulación del dedo pulgar es de las afectaciones más comunes

En el caso del dedo pulgar, “puede desembocar en una presión del nervio radial, y se puede desarrollar por el uso excesivo del manejo de celulares, controles, incluso videojuegos, lo cual provoca microtraumas que van inflamando los ligamentos, presiones reticulares”.

Destacó que un indicador para saber si es momento de acudir al médico especialista es cuando el dolor localizado es frecuente y la articulación empieza a subluxarse, es decir, a tronar, hay una rigidez o duele al moverlo. Lo anterior, dijo, es signo de que esa cronicidad amerita un estudio de rayos X y consultar a un experto.

Apuntó que tener una mala postura o el uso constante de dispositivos tecnológicos para trabajar puede desembocar en un problema en seis semanas o cuatro meses. 

Una afición que conduce a la improductividad

La atracción por las redes sociales puede repercutir negativamente en los usuarios.

¿Revisas tu teléfono cada dos minutos para ver a cuántos les gusta tu foto de Facebook? ¿Tus tweets contienen cero vocales? Siga leyendo para aprender sobre los hábitos de los medios sociales que conducen a la enfermedad social y a un descenso generalizado de la productividad.

Algunas de las patologías que causa el uso de la tecnología:

El síndrome del túnel carpiano

Aparece por una fuerte presión reiterada sobre uno de los nervios de la muñeca que es responsable de la sensibilidad del pulgar y de los dedos largos y de la función de pinza con el pulgar. Los síntomas son adormecimiento, dolor y pérdida de sensibilidad en la mano afectada.

Sobrepeso y obesidad

El pasar periodos largos de tiempo en una silla frente a la computadora, o jugando un videojuego, provoca una vida sedentaria.

Trastornos del sueño

Muchas personas duermen con los celulares bajo la almohada y contestan llamadas y mensajes a la hora que sea, interrumpiendo el sueño, lo que a la larga crea trastornos.

Tendinitis

El uso del teclado de la computadora, mouse y celulares, implica un movimiento constante y repetitivo que produce inflamación o irritación de los tendones. 

Enfermedades oculares

Visión borrosa, diplopía (doble visión), ojos secos e irritados y ardor ocular son ocasionados por fijar la vista de forma no adecuada y prolongada. Cuando vemos una pantalla parpadeamos de seis a ocho veces, cuando lo normal es hacerlo de 16 a 20.

Enfermedades musculares

Dolor y lesiones de espalda, hombros y cuello por mala posición. 

Psicológicas

Adicción, ansiedad, depresión, problemas de atención y fatiga.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios