24 de Septiembre de 2018

Yucatán

'El merodeador nocturno' del fraccionamiento Mulsay

Al quitar su foto, el alma en pena se puso a 'corretear' a sus familiares.

Este es el “merodeador nocturno” original, quien era un asesino en serie; quizás el abuelo se 'ofendió' por semejante apodo. (Jorge Moreno/Milenio Novedades)
Este es el “merodeador nocturno” original, quien era un asesino en serie; quizás el abuelo se 'ofendió' por semejante apodo. (Jorge Moreno/Milenio Novedades)
Compartir en Facebook 'El merodeador nocturno' del fraccionamiento MulsayCompartir en Twiiter 'El merodeador nocturno' del fraccionamiento Mulsay

Jorge Moreno/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- “Merodeador nocturno” es el apodo de un famoso asesino en serie que vivió en los años ochentas en EU; sin embargo, hoy no hablaremos de nota roja; sino de un “alma en pena” que fue apodado de la misma forma en el poniente de la ciudad de Mérida.

Esta investigación la hice hace unas semanas y es raro que las personas le pongan un apodo (y además poco común) a un alma en pena, tal y como ocurre en el fraccionamiento Mulsay, en donde inicia este caso.

Fue una familia que me contactó para investigar en su casa, debido a que estaban viendo primero una sombra extraña y después una especie de ente maligno que rondaba toda la vivienda; cabe mencionar que es una casa antigua con un amplio terreno, el cual está dividido y habitado por 16 personas en total, entre la familia nuclear, los hijos, nueras, nietos, etc.

Todo inicia a principios de 2014, cuando el hijo mayor (de 37 años) salió una noche al patio y de pronto regresa corriendo, pues afirmaba que vio una sombra que lo “acorreteó” y que incluso escuchó una especie de susurro. Sus parientes no lo tomaron enserio, pues creyeron que se trataba de una broma, ya que él de por sí es muy relajista.

A los pocos días volvió a ocurrir esto y al cabo de una semana, la sombra ya había espantado a otros cinco integrantes de la familia, al grado que cuando llegaba la noche y oscurecía nadie quería salir al patio.

Según me platicaron los entrevistados, la sombra parecía tener inteligencia, ya que a la parte que fueran del patio ésta los perseguía al cabo de un rato, de ahí que le empezaran a llamar “Merodeador nocturno”, pues además ocurría exclusivamente de noche.

La respuesta

Sin embargo el misterio se aclaró de una forma inesperada, ya que a tres meses de vivir este “tormento nocturno” (el cual se daba prácticamente a diario), llegó a visitarles uno de los tíos de la familia, quien ya tiene avanzada edad y radica en el municipio de Homún.

Este señor estuvo tres días de visita con sus parientes y justo el último día se dio a la plática este caso, por lo que les contó una historia que tenía mucha relación, pues afirma que ese mismo fenómeno ocurrió cuando murió el bisabuelo de la familia y años después ocurrió lo mismo con la muerte del abuelo.

De hecho este último vivía justamente en esa casa y afirman que al parecer no descansa en paz, aunque también se comenta que de cierta forma es “bromista” y sólo trata de espantar a sus parientes para que se acuerden de él, ya que, casualidad o no, días antes de que empezaran a darse estos fenómenos, quitaron una foto que tenían en la sala, en un altar con varios de sus parientes.

Esto al parecer “molestó” al abuelo y quizás era el motivo por el cual se daban las manifestaciones nocturnas en el patio. Los familiares decidieron poner de nuevo la foto del abuelo así como unas velas y aunque los fenómenos paranormales no se redujeron en su totalidad, sí bajaron en un 90 por ciento, ya que ahora sólo ocasionalmente el “merodeador nocturno” los corretea, cuando antes sucedía casi siempre que salían al patio.

Curiosamente, cuando le comenté a la familia que el “Merodeador nocturno” original había sido un asesino en serie, decidieron dejar de llamarlo así, pues su abuelo no era capaz de matar ni a una mosca y creen que era una falta de respeto, aunque como dijo el menor de la familia, un niño de diez años: “Fue sin querer queriendo”.

Por otra parte, le recordamos a todos los interesados que aún nos quedan “Amuletos Midas”, los cuales sirven para tener suerte y ganar en la lotería, juegos de azar, casinos, etc; puede separar el suyo al teléfono celular (9991) 851-703 (con whatsapp), también tenemos disponible la piedra “Benesh”, la cual sirve para potencializar dicho amuleto.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios