19 de Agosto de 2018

Yucatán

El satanismo en el rock

Ambos han estado unidos de la mano desde el nacimiento del género musical, allá por los 50.

Eddie, la “mascota” de la banda de rock Iron Maiden, es un ente salido del infierno. (Agencias)
Eddie, la “mascota” de la banda de rock Iron Maiden, es un ente salido del infierno. (Agencias)
Compartir en Facebook El satanismo en el rockCompartir en Twiiter El satanismo en el rock

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- A parte de los fenómenos paranormales, leyendas, ovnis y sucesos sobrenaturales, un tema que también he tocado porque es de interés de los lectores, es el de la música y su relación con los mensajes subliminales y el satanismo.

Hoy hablaremos de esto último: la información me fue proporcionada por mi estimado amigo y colaborador de la revista “Misterios”, Alejandro Góngora Jiménez, un experto en cuanto a la música del género del rock:

Las relaciones entre el género de música rock y el satanismo como tal han afectado a diversos subgéneros de la música rock a través de su historia, así también a los artistas que particularmente han logrado llamar la atención por interpretar temas satánicos o por seguir el satanismo. Esto ha abarcado ritmos menos convencionales, letras de las canciones, vestimenta, presentación en escenario y otros aspectos, como la grabación de la canción o comentarios personales y sus alusiones.

Las relaciones entre el rock y el satanismo se remontan a las raíces del género y a los orígenes del rock and roll (en los 50); así, ya en el campo del blues, precedente más directo de la música rock, se recoge la popular leyenda que relata el encuentro del intérprete Robert Johnson, quien habría vendido su alma al Diablo en el cruce de la autopista 61 con 49 en Clarksdale (Missisipi), a cambio de interpretar el blues mejor que nadie. La leyenda tiene su reflejo en su tema "Me and the Devil Blues" (El blues del diablo y yo); este tipo de imaginería influiría más tarde en bandas posteriores de hard rock como Led Zeppelin.

Artistas como Elvis Presley y Jerry Lee Lewis fueron acusados por sectores de la Iglesia Católica, de promover el satanismo a través de su música, debido a la pronunciada sexualidad que se podía apreciar en ella, y la amenaza para la moral tradicional que ello suponía.

Un gran número de grupos de heavy metal y del rock en general, se han ganado la etiqueta de “grupos satánicos”, cuando en realidad no todos tienen alguna creencia religiosa ni moral que tenga que ver con esta corriente. Pero también hay otros grupos que sí parecen estar relacionados con el satanismo.

Sus Majestades Satánicas

El grupo inglés Rolling Stones es uno de los más conocidos, y se asegura que está relacionado con el satanismo y no porque hablen de Satán en sus canciones. El título de “Majestades Satánicas” lo ganaron en 1967 por el disco “Their Satanic Majesties Requests”.
 
El cuarteto de Liverpool “The Beatles” es también considerado como uno de los primeros grupos de rock en incluir textos satánicos en sus temas como en la famosa canción "Revolution 9"; al derecho ya es bastante desesperante, y al revés también.

De todos modos, el tema satánico cobró auge con “Black Sabbath” y su disco homónimo, publicado en 1969, en el que un tema llamado también “Black Sabbath” contaba la historia de una víctima de sacrificio humano a Lucifer, desde el punto de vista de la víctima. Este disco es una fuente de inspiración para todas las bandas de rock pesado.

El grupo “Kiss”, con sus disfraces y sus shows, utilizaron el satanismo para llamar la atención. Un clásico de este género es la canción “God of Thunder”. Rene Laban, en su obra “Música rock y Satanismo”, explica que “Kiss” no significaba "beso", sino “King In Satan Service” (Reyes al servicio de Satán) o “Kids in Santan Service” (Chicos al servicio de Satán).

Otra banda que se sirvió de la temática satánica dentro de la historia del rock es Iron Maiden, la cual encabezaría la conocida nueva ola del heavy metal británico con el disco titulado "The Number of the Beast" en (1982), el cual incluía el tema del mismo título, un corte que se convertiría en su canción más emblemática, y que hacía referencia a la famosa marca de la bestia.
 
Un año más tarde, el grupo de hard rock y glam metal, Motley Crüe, se serviría también del pentagrama invertido (un símbolo tradicionalmente satánico), en la portada de su álbum de 1983 "Shout at the Devil" (Grítale al diablo).

Ya se inauguró el Museo

El martes abrió sus puertas el “Museo Paranormal Misterios”, el primero de su tipo en Mérida y en todo el sureste del país. Ahí podrán conocer todos los objetos y reliquias paranormales que he recopilado en los últimos diez años, fotografías de fantasmas, proyecciones de videos y muchas cosas más.

El boleto de entrada cuesta 30 pesos para adultos, en tanto que niños, estudiantes y adultos mayores pagan 20 pesos. Policías de la Secretaría de Seguridad Pública y municipales entran gratis.

El museo se encuentra en la calle 63-B No.230 entre 8 y 10 colonia Cortés Sarmiento, a la vuelta de la ex Clínica Peninsular, en horario de 09:30 horas a 17:30 horas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios