14 de Diciembre de 2017

Yucatán

Combinación de impresión de telas con la moda artesanal

Tags Alpargatas, una tarea escolar, que se convirtió en trampolín para el éxito de cuatro jóvenes; combinan varias técnicas con la tecnología.

Atreverse a hacer algo diferente, innovar es la clave para que el producto se acepte, encontrar el plus que le haga falta al sector, afirmaron los integrantes del equipo creador de Tags Alpargatas. (Milenio Novedades)
Atreverse a hacer algo diferente, innovar es la clave para que el producto se acepte, encontrar el plus que le haga falta al sector, afirmaron los integrantes del equipo creador de Tags Alpargatas. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Combinación de impresión de telas con la moda artesanalCompartir en Twiiter Combinación de impresión de telas con la moda artesanal

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Cuatro jóvenes iniciaron un proyecto de negocio como parte de una tarea escolar de la materia de emprendedores, ahora constituyen una marca de zapatos que vende en otras entidades de la República e incluso Estados Unidos.

Se trata de la empresa Tags Alpargatas, con la que participaron en competencias, expos y pabellones de emprendedores, mostrando la originalidad de sus diseños.

Los creadores del concepto son los estudiantes de Mercadotecnia y Negocios Internacionales de la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), Jorge Andrés Pérez Medina y Aarón Aguirre Morales, y los egresados de la carrera de Diseño de Productos de la Universidad Modelo, Abiff Ortiz Magaña y Mauricio Santillán Mathelin.

¿Por qué aportarle a la industria del calzado?

Mauricio: Porque empezó como un proyecto de la materia de emprendedores para Jorge Andrés Pérez Medina y Aarón Aguirre Morales y su equipo, todos estudiantes de la Facultad de Contaduría y Administración (FCA) de la Uady, y lo estuve asesoré para armar un equipo multidisciplinario.

El equipo tenía el objetivo de hacer zapatos y yo los ayudé a aterrizar la idea y durante el desarrollo del proyecto se volvió un buen negocio y decidimos asociarnos y tomarlo más en serio.

Aarón: éramos más integrantes pero no todos siguieron y nos unimos a Mauricio y posteriormente integramos a Abiff, para afinar el concepto y lo que sería el producto como lo vendemos ahora.

¿Cómo resolvieron el tema del financiamiento?

Aarón: con dinero propio y todo lo que se gana se reinvierte para alargar un poco más el capital.

Mauricio: nos sirve mucho la promoción, somos un proyecto apreciado en la Uady, que nos apoya mucho, participamos en todos los foros emprendedores, concursamos en el Reto emprendedor, ya  vendimos dos veces en la Expo Comercio y bazares.

¿Cuál consideran que es su ventaja competitiva ante otros productos similares?

Mauricio: nosotros generamos un concepto, una personalidad, logramos combinar técnicas, tecnologías con la impresión de nuestras telas y la impresión láser, con la moda artesanal, tenemos oportunidad de personalizar el calzado al 100 por ciento. 

Aarón: además, con el trabajo artesanal que interviene en el proceso, generamos empleos en la comunidad del interior del Estado donde nos confeccionan los zapatos. 

Mauricio: También lo que buscamos es un comercio justo y pagamos lo que vale su trabajo.

Cuándo iniciaron su negocio ¿qué observaron en la competencia?

Mauricio: detectamos que al menos lo que se hace en Yucatán no tenía identidad, como las alpargatas que encuentras aquí en el centro o en las plazas, no había un concepto de marca y nosotros conjugamos otros procesos para tener un producto interesante, como generar nuestras propias telas y diseñamos el zapato, que es prácticamente hecho a mano.

¿Cómo lograron colocar su marca en el mercado?

Mauricio: primero a través de redes sociales, generar esta magia a través de las características del producto, mucha promoción, participar en expos y bazares, así como recomendaciones.

¿Cómo protegen su trabajo?

Aarón: estamos en proceso de registro ante el Instituto Mexicano de Propiedad Intelectual, aunque se generó la aceptación e identidad incluso antes de ese trámite. 

¿Hasta dónde llega su producto?

Mauricio: algo que nos ayudó mucho fue un pedido de la empresa Adobe de Miami, los creadores de programas de diseño, quienes nos encargaron zapatos con un diseño especial para ellos, los utilizaron como regalo para los participantes de una junta con gerentes de Latinoamérica.

También nos venden en Querétaro, Ciudad del Carmen y varios puntos en Mérida. Hace poco estuvimos en un bazar en Chetumal, Quintana Roo, nos fue muy bien y a la gente le gustó mucho el hecho de que nosotros diseñemos las telas, les damos más opciones para los diseños.

¿El factor joven cómo influyó en su proceso de emprendimiento?

Aarón: fue positivo porque aunque nos ven chavos, la gente confía en el trabajo y la calidad del calzado, además saben que como jóvenes estamos actualizados y al día de todas las tendencias.

¿Qué lecciones aprendieron hasta el momento en su experiencia como empresarios?

Aarón: que es muy difícil, pero no imposible, es cuestión de esfuerzo y constancia, porque en nuestro caso invertimos todo, sabíamos que las utilidades no serían inmediatas. 

Mauricio: es una camino diferente al éxito, porque uno va construyendo la brecha, nadie te dice a dónde ir, uno lo va aprendiendo y así nos volvimos disciplinados con los horarios de trabajo, formalizamos los procesos y todo con el apoyo a la familia. Aprendimos también no decirle que no a nada. 

¿Qué consejos pueden compartir a sus colegas emprendedores?

Atreverse a hacer algo diferente, innovar es la clave para que el producto se acepte, encontrar el plus que le haga falta al sector, desarrollarlo y confiar en tu proyecto.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios