20 de Septiembre de 2018

Yucatán

Jóvenes ofrecen consultoría y capacitación en un solo lugar

Intor alberga 6 empresas y una asociación civil; su labor se divide en seis áreas de trabajo como mercadotecnia, finanzas, psicología, etc.

"Aquel que quiera emprender tiene que tener claro que todo lo bueno es recompensa del esfuerzo, implica mucho trabajo y sacrificio, y si estamos conscientes de eso es más fácil enfrentarlo”
dijo Niger Bianchi Rosado. Imagen del equipo de trabajo de  Intor (Inteligencia organizacional). (Milenio Novedades
"Aquel que quiera emprender tiene que tener claro que todo lo bueno es recompensa del esfuerzo, implica mucho trabajo y sacrificio, y si estamos conscientes de eso es más fácil enfrentarlo” dijo Niger Bianchi Rosado. Imagen del equipo de trabajo de Intor (Inteligencia organizacional). (Milenio Novedades
Compartir en Facebook Jóvenes ofrecen consultoría y capacitación en un solo lugarCompartir en Twiiter Jóvenes ofrecen consultoría y capacitación en un solo lugar

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Desde las aulas de la universidad el sueño de capitalizar su talento comenzó a gestarse con la mirada en la consultoría, y a partir de la idea de dos integrantes, hoy seis jóvenes emprendedores  encabezan una empresa de 20 miembros, enfocada a la capacitación, desarrollo de proyectos y consultoría, con base en el conocimiento y especialización de cada integrante.  

La evolución de su iniciativa ahora alberga seis empresas y una asociación civil para el desarrollo y la competitividad. 

Con esa base, hace cinco años nació Intor (Inteligencia organizacional),  la cual logra más allá de sus negocios al aportar al ecosistema emprendedor con la creación de la Expo Emprendedor, que se desarrollará por segundo año, con la participación de más de 200 expositores, invitados internacionales y la proyección de una asistencia de cinco mil jóvenes que encuentran en un sitio todo lo necesario para comenzar su proyecto. Esta actividad la realizan en coordinación con la Secretaría de la Juventud del Estado de Yucatán y este año prevén entidades invitadas. 

Su labor se divide en seis diferentes áreas de trabajo: mercadotecnia, finanzas, psicología organizacional, desarrollo Industrial, tecnologías de la información y jurídico. Teniendo como líneas de acción la capacitación integral, consultoría especializada y desarrollo de proyectos. 

Intor está dirigido por Rusell Pool Alonzo, Niger Bianchi Rosado, Rodrigo Sánchez Méndez, Mauricio Vargas Rodríguez y Antonio Helmes Aguirre, así como el asesor Raúl Rodríguez Sansores. 

¿Cómo nació la empresa?

Niger: Durante nuestro tiempo en la universidad Rusell y yo teníamos la idea de fundar una empresa multidisciplinaria que diera un servicio integral. Luego durante un intercambio en España en el proceso de mi regreso y la llegada de Rusell allá, coincidimos y volvimos hablar del tema y cerca del final de la carrera, y pensar ¿qué sigue? En cuanto regresamos a Mérida comenzamos a trabajar, pero necesitábamos a los otros elementos y así fuimos integramos a los demás. 

Ahora podemos presumir que nuestro trabajo no es sólo la suma de áreas, sino que realizamos una labor transversal porque el equipo resuelve problemas desde diferentes perspectivas. 

¿El factor joven cómo influyó en su proceso de emprendimiento?

Niger: ¿consultoría por jóvenes de 21 y 22 años? Era muy complicado, muchas puertas se nos cerraron porque nos decían que éramos demasiado “chavitos” para este negocio, pero ahí la ventaja que teníamos era la perseverancia y la capacidad para demostrar resultados, de esa manera a pesar de la juventud logramos que nos tuvieran confianza los clientes, y poco a poco nos dieron oportunidades. Primero estuvimos anidados en una cooperativa con la que nos asociamos y luego nos independizamos.

Rodrigo: Nuestro lema, que las personas que se integran deben tener el interés de ser y hacer familia, que se describe como la capacidad de que el miembro pueda adaptarse y ser proactivo para buscar el bien común para él, los compañeros de trabajo y los clientes. 

¿Con el capital humano dispuesto, cómo resolvieron el tema del financiamiento?

Niger: Se dice que de la nada, nada surge, pero también hay otra teoría que habla de la importancia de la tierra, trabajo y capital, entonces pensamos si no tenemos tierra, ni capital, triplicamos el trabajo. Comenzamos sin un peso para invertirle al negocio, literalmente de lo que se generaba se reinvertía. Los primeros tres años ganamos cero pesos, todo lo que entraba era para la empresa. Nuestra primera compra fue un ventilador porque en el lugar donde laborábamos teníamos calor, luego una impresora, y de a poco le dimos forma al negocio. Iniciamos con un sitio prestado, posteriormente ya con la capacidad para costear un local nos cambiamos y cada vez nos comenzó a quedar reducido, ahora tenemos otro lugar más amplio y contamos con una plantilla laboral de 20 personas.

¿Al ser tan jóvenes, en un área tan compleja como la consultoría, se enfrentaron al regateo de sus tarifas?

Niger: Nos regatearon, y nos siguen regateando porque en el medio empresarial de Mérida tiene varios estigmas alrededor y aún no se valora mucho la consultoría. Sin embargo, comprobando resultados y el profesionalismo, la confianza la ganamos y la cartera de clientes creció. 

Rusell:  Nuestro objetivo es hacer un trabajo de excelencia para mantener esa confianza, de hecho el éxito del negocio es que a quienes atendemos, comienzan siendo clientes y terminan siendo nuestros amigos y socios estratégicos. 

¿Cuándo nacieron como empresa qué observaron de la competencia y qué valor aportaron con su propuesta?

Niger: Nos dimos cuenta que había competencia pero dividida, habían empresas para cada área, despacho para cada uno, y nosotros tenemos la gran ventaja que está todo integrado y resolvemos desde todas las perspectivas necesarias. 

¿En estos cinco años de trabajo cuáles considerarían las lecciones más significativas que aprendieron?

Niger: El sentido de comunidad, en una empresa como ésta donde se inicia sin capital, el trabajo se basa mucho en la colaboración, en ser y hacer familia, porque hay momentos no tan buenos para un área pero las demás la solventan.
Rusell: Aprender a vivir con el riesgo y no con la comodidad, porque si quieres ser emprendedor o hacer empresa, no hay nada seguro sino hay que construir todo el tiempo, porque en la realidad los golpes son fuertes.

¿En este sentido qué consejos podrían compartirles a otros jóvenes emprendedores que buscan su camino para aportarle al mundo?

Rodrigo: Que estén atentos siempre, porque toda persona es una oportunidad de obtener beneficios, no hablo de que los vean con signo de peso, sino que te pueden proveer de aprendizaje, formas diferente de pensar, contactos, perspectivas, que te pueden ayudar a desarrollar habilidades y negocios.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios