17 de Julio de 2018

Yucatán

El arte y su inspiración le resultaron un buen negocio

En el mundo de la ilustración, Anahí Echeverría no sólo es un nombre sino también una marca y está dejando huella.

Anahí Echeverría Díaz creó su marca de artículos personalizados con ilustraciones propias y por encargo. (Milenio Novedades)
Anahí Echeverría Díaz creó su marca de artículos personalizados con ilustraciones propias y por encargo. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook El arte y su inspiración le resultaron un buen negocioCompartir en Twiiter El arte y su inspiración le resultaron un buen negocio

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Con la premisa de garantizar calidad, autenticidad y creatividad en sus productos y promover el arte para todo público, Anahí Echeverría Díaz, diseñadora gráfica egresada de la Anáhuac Mayab, creó su marca de artículos personalizados con ilustraciones propias y por encargo. 

Bajo su nombre y apellido, fundó su negocio desde hace un año, luego de una experiencia previa de emprendimiento en sociedad y tras una etapa de trabajo en su casa de estudios. 

En entrevista, platica cómo el haber sido empleada le brindó experiencias y aprendizajes para ser su propia jefa y avanzar a paso firme en el mercado del diseño.

Además de la comercialización de productos con ilustraciones; ofrece talleres de acuarelas para promover esta técnica al público de todas las edades y sin conocimiento previo, ya que este espacio formativo está dedicado a principiantes. 

¿Cómo capitalizaste tu talento para hacerlo un negocio?

Desde siempre me han gustado la ilustración y la pintura; tomé clases en el Centro Estatal de Bellas Artes y por eso decidí entrar a la carrera de Diseño Gráfico de la Universidad Anáhuac Mayab.

Mientras estudiaba, tuve la intención de que lo que hacía se pudiera vender, que la gente lo adquiriera y lo apreciara, pero sabía que era difícil porque no a todos les gusta este tipo de arte. 

Inicié un negocio con unas amigas ilustradoras: en sociedad, hicimos una marca y comercializábamos libretas con diseños, pero luego cada quién decidió tomar su camino, y trabajar por su lado. 

Este momento fue importante, porque decidí continuar sola, fundando mi negocio para darme a conocer como diseñadora e ilustradora y por eso pensé en que mi nombre fuera mi marca. De esta manera, desde hace un año creé una línea de diferentes productos que han crecido. También paralelamente trabajo como freelance.

¿Cuándo te iniciaste en el mundo emprendedor, cómo financiaste tu proyecto?

Todo fue con dinero propio,  de que lo reuní mientras trabajaba en el área de Comunicación de la Universidad Anáhuac Mayab. Durante dos años fui parte del equipo y aprendí mucho sobre el aprovechamiento del tiempo para cumplir objetivos y a relacionarme con las personas. En esa época dedicaba casi todo el día al trabajo y en mi tiempo libre hacía mis ilustraciones, financiando todo con mi sueldo, todo lo reinvertía. Luego tomé la decisión de salirme y comenzar mi camino.

Con ese dinero invertí para arrancar; ahora fluye más el dinero y sigo invirtiendo.

¿Cuál consideras que es tu ventaja competitiva? 

Combino la producción de objetos ilustrados, con ilustraciones personalizadas y éstas no las reproduzco, son únicas para el cliente que me encarga cierta imagen, sólo la hago una vez para la persona que lo quiere; ése es mi compromiso para garantizar que tendrán algo único y con el valor emocional que ellos le dan.

Mis ilustraciones trato de que no sean tan comerciales, propongo diseños con un estilo propio y afortunadamente le ha gustado a la gente.

¿Cómo distribuyes tus productos?

Difundo mi trabajo en redes sociales y participo en bazares, allí tengo trato directo con la gente, pueden ver todos los productos y también el proceso.

La joven ilustradora fue una de los 80 expositores de la Expo Feria del Joven Empresario y Emprendedor que tuvo lugar en el Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI del 25 al 27 de agosto. 

Durante los tres días, además de promover sus productos, hizo demostraciones de cómo sus ilustraciones tienen su origen en acuarelas e incluso pintura acrílica, que luego digitaliza para imprimir en tazas, postales, libretas y separadores.

¿Cómo fue tu experiencia al emprender en el mercado del diseño,  a sabiendas que existen muchos negocios en esta materia?

Fue difícil, aunque inicié con amigas, luego cuando me independicé, fue una experiencia difícil pero de una manera diferente y llena de aprendizaje, porque tuve que resolverlo sola, organizar mis tiempos, dinero y lo importante es no dejar de trabajar, para dar a conocer mi trabajo y me ha ido bien. Estoy en vías de registrar mi marca y quiero incubar mi proyecto.

¿Cómo compartes tu experiencia?

Doy talleres de acuarela para principiantes, el próximo lo tengo el 29 de agosto en Hex Cowork, no es necesario tener ninguna experiencia allí les comparto técnicas para que aprendan y luego encuentren su propio estilo.

¿Qué lecciones has aprendido sobre tu negocio?

Hay que trabajar, no es imposible, he conocido historias de otros ilustradores: todos coincidimos (en) que los resultados no son inmediatos... iniciar no significa comenzar a ganar, sino trabajar y duro, en tu calidad, productos, administración, todo para lograr funcionar como una empresa, aunque inicies solo.

¿Qué consejo compartirías con base a tu experiencia?

Que no está mal iniciar incluso en un trabajo de oficina, esto servirá para saber qué quieres, si eso no te convence, aprendes y decides tomar otro camino, lo importante es arriesgarse. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios