19 de Septiembre de 2018

Yucatán

Yucateca afronta los retos, pero siempre con estilo

Christian Chacón Marín ha encontrado en los retos oportunidades para crear desde vestidos de novias hasta de muñecas.

Christian Chacón Marín comparte su experiencia y promueve el emprendedurismo desde su trinchera como tesorera del grupo de Jóvenes Industriales de la Canacintra. (Juan Albornz/SIPSE)
Christian Chacón Marín comparte su experiencia y promueve el emprendedurismo desde su trinchera como tesorera del grupo de Jóvenes Industriales de la Canacintra. (Juan Albornz/SIPSE)
Compartir en Facebook Yucateca afronta los retos, pero siempre con estiloCompartir en Twiiter Yucateca afronta los retos, pero siempre con estilo

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Christian Chacón Marín es diseñadora de modas y directora de una maquiladora de uniformes, negocio con dos enfoques, el trabajo personalizado, exclusivo y el orientado a mejorar la imagen de los trabajadores de las empresas o instituciones, todos bajo la máxima de calidad garantizada, la cual rige su quehacer desde hace cuatro años.

La joven yucateca, formada en Monterrey y Londres, ha encontrado en los retos oportunidades para crear desde vestidos de novias hasta de muñecas. Actualmente su mercado mayor está dirigido a los hombres con la producción de guayaberas estilizadas e intervenidas con diseños únicos.

Chacón Marín además comparte su experiencia y promueve el emprendedurismo desde su trinchera como tesorera del grupo de Jóvenes Industriales de la Cámara de la Industria de la Transformación (Canacintra), de la cual fue vicepresidenta y secretaria en periodos anteriores. A través de su puesto actual trabaja en un proyecto para conseguir un fondo con el cual se puedan impulsar negocios de jóvenes empresarios. 

¿Cómo nació tu negocio?
Vengo de una familia de empresarios, sólo que dedicados a otros giros; mis padres pensaron que continuaría en esa línea pero los sorprendí cuando les dije que lo mío era el diseño de modas. Me apoyaron y estudié en el Instituto de estudios superiores de diseño Arte AC del Tec de Monterrey, luego fui a estudiar estilismo de moda en Londres y a mi regreso motivada por mis papás fundé mi marca.

Christian Chacón Marín indica que hay que pensar como las empresas grandes, tener la fuerza para perder un cliente pero que vienen más

Al principio decidí, que sólo haría vestidos de noche, porque erróneamente pensaba que era correcto tener un solo tipo de diseño, pero poco a poco me pidieron vestidos para niñas, ropa para hombre hasta para muñecas y fui diversificando. 

A diferencia de otros negocios, desde el primer momento tuve mucho trabajo, sólo he hecho una pasarela y a través de recomendaciones sin necesidad de publicitarme formalmente he logrado un impacto importante en los clientes. Ahora hago de todo pero mi principal mercado son los hombres con guayaberas personalizadas y trajes completos. 

¿En qué momento tu empresa tomó el giro de maquiladora de uniformes?
A partir de que mis diseños le gustaron a hombres dedicados a la política y en medio de una crisis en la que estaba estancada y no había mucho trabajo, me propusieron hacer uniformes y acepté el reto. Ahí encontré una oportunidad y ahora tengo dos tipos de servicio: el diseño exclusivo y la maquila. Actualmente soy proveedora en dependencias de Gobierno. En este giro, según el proyecto llegamos a trabajar hasta 10 personas.

¿Cuál consideras el valor agregado de tu negocio?
Lo que busco es calidad total, mis clientes regresan por eso, además toda la ropa de hombres y mujeres es a la medida. 

Me encanta que se vayan satisfechos, servicio personalizado, y pongo en práctica mi conocimiento en estilismo de moda. También en la maquila entregamos trabajos de gran calidad. 

En el caso del diseño, me gusta dedicarme a cada uno, no hacer tantas series, porque así garantizo la satisfacción de mi cliente y cuido la imagen de  mi marca. Además estoy dada de alta en Hacienda, manejo factura electrónica, eso le aporta seriedad al negocio.

¿Cómo manejas el tema de la competencia?
Aunque estoy consciente de la competencia, no me quedo con eso, mi mayor competencia es conmigo misma porque soy muy estricta con la calidad y es mi mejor carta. 

Me han dicho mis propios clientes, hasta con ejemplos de fotos, que hay personas que están haciendo lo mismo pero me indican que aunque se parecen los diseños la calidad no es la misma.

En ese sentido ¿Cómo proteges tus diseños?
Vas aprendiendo, crees que la gente es buena, pero no todas son honradas y te roban diseños, ahora lo que hago es hablar con el cliente de lo que quieren, hago un diseño les paso la cotización si me dicen que lo quieren, me dan el 50 por ciento del costo, con eso muestro el diseño completo y la tela y les aclaro que mientras no se haga el vestido o camisa, puedo hacer el cambio que quiera y luego ya los cambios son extras.  Antes le llevaban el diseño a otras personas, ahora nada de fotos.

¿Cuáles consideras las lecciones más significativas que has aprendido hasta el momento?
Dicen que es difícil como mujer estar en este negocio, pero yo le vi lo positivo, me ven y me quieren regatear, pero cuando ven que sabes del tema y eres firme con tus propuestas, decisiones y precios, te respetan hay que tener carácter fuerte, porque te ven jóvenes y algunos no te compran y por miedo le bajamos; no vale la pena, ya habrá otra persona.

Hay que pensar como las empresas grandes, tener la fuerza para perder un cliente pero que vienen más. También aprendí a no cerrarme, ahora no digo no a los retos, he diseñado hasta vestidos de muñecas y mascotas, hago desde un vestido de novia hasta uno de muñecas. Ya no tengo límites.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios