21 de Octubre de 2018

Yucatán

Dramático dominio de constructoras en Cholul

La comisaría que hasta hace unos años representaba un bonito espacio respetuoso de la naturales, ahora es rehén de las obras públicas.

Cada vez hay menos árboles, menos animales y menos sombra en Cholul ante los nuevos negocios y construcciones. (SIPSE)
Cada vez hay menos árboles, menos animales y menos sombra en Cholul ante los nuevos negocios y construcciones. (SIPSE)
Compartir en Facebook Dramático dominio de constructoras en CholulCompartir en Twiiter Dramático dominio de constructoras en Cholul

Sergio Grosejan/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Hace alrededor de un año hablamos que el propietario del vivero que se ubica en la entrada principal de Cholul había tomado la decisión de vender las casi 2 hectáreas del bosque en el que se había convertido su terreno, y  que por desgracia, todo parecía indicar que esa propiedad estaba sentenciada a transformase de lo que era en ese entonces  -una maravillosa área frondosa en donde vivían cientos de aves que todos los días buscaban refugio y alimento-  en un desafortunado bloque de concreto, a menos que apareciera un político visionario y con talento negociador; es decir, no un político del enorme montón. 

En aquel momento consideré un milagro que apareciera, y el tiempo me dio la razón, ya que nunca surgió ese “extraño” político, y por consiguiente, paulatinamente fueron arrasando con ese pulmón de Cholul a tiempo que se lotificaba, y ahora, venimos a enterarnos que hace algunos días personal de una empresa privada estuvo realizando mediciones no sólo en los terrenos del vivero, sino hasta de la calle, y esto con la finalidad de iniciar trabajos de construcción de lo que a primera instancia  parece que será un centro comercial y gasolinera.

Y nos preguntamos ¿No puede la Semarnat, Comey, Seduma o Ayuntamiento de Mérida salvar al menos una parte; allí donde los árboles todavía generan sombra, oxígeno y fresco para que la comisaría de Cholul posea un pequeño parque? 

Pues parece que no, y este es un reflejo de lo que cotidianamente experimentan sus habitantes, y es por ello, que ante la apatía de los tres niveles de gobierno, vecinos de las comisarías de Cholul y Tixcuytún, fastidiados por la pereza de tantas dependencias que sólo “calientan banca y posan para la foto”, dieron a conocer la amplia problemática que aflige a ambas comisarías bajo el duro embate del crecimiento urbano y de los despiadados constructores que entregan casas sin servicios; aunado a que la vegetación está siendo arrasada sistemáticamente para abrir espacio a cientos de edificaciones de variada índole como podrían ser casas, gasolineras o mini tiendas de autoservicio sin planeación alguna.

Numerosos problemas

En su primera rueda de prensa, este grupo de vecinos externó que debido a la notable cantidad de constructoras que han llegado a la también llamada “Cuernavaca de Mérida”, lo que antes era un tranquila población arbolada, ahora se está transformando en un bloque desforestado de antros, distribuidoras de cerveza, calles plagadas de baches, basura por doquier, pandillerismo en las esquinas, crecimiento urbano desordenado y destacada especulación con las tierras aún sin edificar.

Afirmaron que el modus operandi de los constructoras inicia con la despiadada  deforestación, para luego consolidar nuevas viviendas y negocios que no dejan un solo árbol como es el caso de una tienda de conveniencia que erigieron en el corazón de Cholul, donde talaron una monumental ceiba. Además, este nuevo entretejido de concreto ha  generado un gran problema vial, pues las calles de las comisarías son muy angostas y no fueron diseñadas originalmente para el aforo vehicular que hoy existe.

Como colofón, los arquitectos no sólo demuestran su falta de ingenio y creatividad  para diseñar estructuras amigables con el entorno, sino además carecen de conciencia ecológica y social, en una comisaría a la deriva por omisión o complicidad de irresponsables funcionarios. Es por ello que estos pobladores exigen acciones concretas, pues es inconcebible que construyan pero no desarrollen, pues no dotan a las nuevas viviendas y a la localidad de servicios públicos y vías alternas de acceso.

Finalmente, tristemente observamos cómo algunas compañías consolidan negocios sin importarles la flora y menos aún la arquitectura del sitio, y más desgracia aún, es la apatía, y/o complicidad de las autoridades que contribuyen con la anarquía cotidiana de Cholul. Mi correo es [email protected] y twitter sergiogrosjean

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios