19 de Diciembre de 2018

Yucatán

Pretenden corregir el fracaso maderero en Yucatán

Revisan las bases para crear programas que permitan, en cinco años, al menos duplicar la producción actual.

El Comité Técnico Nacional del Programa ProÁrbol revocó acuerdo de ayuda. (SIPSE)
El Comité Técnico Nacional del Programa ProÁrbol revocó acuerdo de ayuda. (SIPSE)
Compartir en Facebook Pretenden corregir el fracaso maderero en YucatánCompartir en Twiiter Pretenden corregir el fracaso maderero en Yucatán

Ana Hernández/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- La Comisión Nacional Forestal (Conafor) revisa en Yucatán las bases para crear programas reales que permitan, en cinco años, al menos duplicar la producción actual de madera, a fin de corregir el fracaso de los últimos 14 años en los apoyos a la producción forestal, señaló la gerente en Yucatán, Lucía Canto Lara.

En la entidad se estableció de 1997 a 2012 la siembra de 18 mil 236 hectáreas con fines comerciales, de las cuales se consolidaron seis mil 284 ha, esto significa que 11 mil 952 no cumplieron los requisitos; de ese total, en dos mil 780 hectáreas, las autoridades no pudieron contactar a los representantes legales.

Ante ello, la Conafor y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) emitieron un acuerdo de revocación de los contratos, lo cual se publicó el 9 de mayo pasado en el Diario Oficial de la Federación; con esta medida el Gobierno Federal pudo disponer de 15 millones 511 mil 115 que estaban etiquetados para el pago de esas siembras que no se consolidaron, pero que no se podían recuperar, o exigir como devolución porque tampoco se entregaron.

Ante este panorama, pues la demanda de madera sigue en aumento y el déficit nacional también, ahora la Semarnat revisa las estrategias para impulsar el potencial maderable del país; en el caso de Yucatán, se busca que recupere o se acerque al “status” que tuvo hace 70 años, posición que perdió por falta de cuidado de la actividad; los árboles se cortaron sin reforestar y luego las tierras fueron dedicadas a otras actividades comerciales.

Canto Lara y el subgerente de Producción y Productividad, Gonzalo Novelo Quijano, explicaron que el proyecto de Plantaciones Forestales Comerciales, que se comenzó a aplicar en México en 1997, se concretó en Yucatán con un apoyo definido de 1999 al 2009.

De las 18 mil hectáreas con fines comerciales que se impulsaron en la entidad, sólo se consolidaron poco más de seis mil, que equivalen al 34 por ciento; y aunque este porcentajes es superior a la media nacional en esa evaluación, que fue del 27 por ciento, evidenció que el programa tuvo fallas que ahora tratan de corregir.

Yucatán perdió su 'status' por falta de cuidado de la actividad; los árboles se cortaron sin reforestar 

Pese a ello, con la aplicación de los nuevos lineamientos esperan lograr en 2018 un aprovechamiento de maderas preciosas de 3000 m3 de caoba, y que este volumen llegue a 20 mil m3 en 2028.

Cabe indicar que en octubre de 2010 comenzó la revisión del Comité Técnico Nacional que hizo las revisiones de plantaciones comerciales hasta 2011 para calificar y asignar el nivel de cumplimiento del programa forestal; de esa evaluación se emitió la revocación de los apoyos en varios estados, como Tabasco, Campeche, Veracruz, Chiapas y Yucatán.

Recordó que ese proyecto forestal comenzó luego de detectar que la producción de madera en los bosques no era suficiente para abastecer la demanda, entonces se decidió otorgar apoyo a través de la Semarnat (no existía la Conafor) para establecer y mantener las plantaciones maderables, considerando que se trataba de especies con aprovechamiento a largo plazo.

Lucía Canto precisó que esto significaba que los proyectos serían evaluados para determinar el cumplimiento de los acuerdos que les permitirían recibir el apoyo federal, que las superficies tuvieran sistemas de riego, fertilizantes, herbicidas y hacer un trabajo más allá de una reforestación, porque el número de plantas en una hectárea debía mejorar.

“Eran proyectos con especificaciones técnicas, que implicaban que el particular o los ejidatarios hicieran el trabajo, y al comprobar los resultados se les pagaría el apoyo, un promedio de siete mil a 10 mil 500 pesos por hectárea, desde 1997 a la fecha”, dijo Novelo Quijano. 

Cambian estrategias

  • El Gobierno Federal ha instruido la aplicación de nuevas políticas, que vayan acordes a la situación de cada entidad para aprovechar el potencial forestal.
  • La falta de efectividad en los programas forestales afecta a los bosques, debido a que algunas personas deciden hacer talas ilegales.
  • La demanda de madera de Yucatán se compensa con la producción de otras entidades y de productos importados.

Reasignan apoyos para la producción forestal

Por otro lado, el Comité Técnico Nacional del Programa ProÁrbol integrado por la Conafor y la Semarnat determinó revocar el acuerdo de apoyo a las Plantaciones Forestales Comerciales emitido de 1999 al 2009 porque se incumplieron los puntos de los convenios.

Para recuperar los recursos, que por años se etiquetaron para apoyo a la producción forestal, el gobierno tuvo que cancelar el acuerdo y dar por terminado ese tipo de estímulo, que ni siquiera había entregado, para reestructurar su distribución.

En el reenfoque del programa se determina que las decisiones ya no se toman a nivel central para definir los criterios de calificación y asignación de los recursos, sino que ahora los listados se aprueban en la entidad, detalló el subgerente de Conafor en Yucatán, Gonzalo Novelo Quijano.

Para recuperar los recursos que las autoridades habían destinado al pago de los productores que en ese lapso participaron en diferentes programas para el desarrollo de plantaciones forestales con fines comerciales, revocaron los acuerdos.

Según las reglas, no podían pagar a los productores si incumplían los requisitos para la entrega de apoyos, pero como no se habían entregado, tampoco podían pedir que devuelvan los recursos, así que optaron por revocar los contratos.

Así, para recuperar los apoyos y poder reasignarlos, se especificó que no había las condiciones de mantenimiento y producción de las plantaciones.

Entre las comunidades yucatecas a las cuales se les revocó el apoyo se encuentran las organizaciones de Triple S de Catmis; a los ejidos de Felipe Carrillo Puerto, de Kakalná, Noh-Bec, Sudzal Chico, Tigre Grande y varios particulares e incluso cooperativas. 

Crece demanda y baja la producción, señala Canainma

Mientras tanto, el presidente de la delegación sureste de la Cámara Nacional de la Industria Maderera (Canainma), Ernesto de la Cruz Escalante, señaló que el déficit maderero en la entidad crece cada año y que el problema de impulsar inversiones privadas para apoyar al sector se debe en las condiciones vigentes.

Indicó que el volumen mensual promedio de madera en metros cúbicos que requiere Yucatán es de cinco mil 652, entre nacional e importada, ya que la producción local actual es mínima. Ahora hay plantaciones en el oriente y sur de la entidad.

La demanda crece cada año, principalmente por las necesidades de la industria de la construcción y para amueblar las nuevas viviendas. Comentó que existen en la entidad 400 empresas madereras, de las cuales 104 están en la Canainma.

Precisó que la madera en México está sobrerregulada, se ha dado mucha libertad a los ejidos y se ha negado la oportunidad a los empresarios de invertir en el bosque, en hacer plantaciones. 

Explicó que la Conafor a fomentado esta actividad, pero ha penalizado tanto la actividad, con normas y reglamentos, que dificultan el desarrollo económico de este sector, olvidando que la madera es un recurso renovable, “que bien administrado, y que si invertimos, tendremos más oxígeno en el planeta”.

Desde la siembra de un árbol hasta que se corta pasan 15, 20 ó 30 años, dependiendo de la especie, y ese tiempo son muchos años de oxígeno.

La demanda crece cada año, principalmente por las necesidades de la industria de la construcción y viviendas

En Yucatán la siembra de algunas maderas se hizo considerando entre 15 y 20 años para que puedan ser aprovechables; pero ahora se manejan especies de un desarrollo más rápido, que pueden comercializarse en ocho años, muchos productores le están apostando a la “teca”, que es un árbol frondoso que puede alcanzar hasta 30 m de altura. 

El declive

  • Registros oficiales indican que Yucatán fue hace 70 años unos de los principales estados productores de madera, en especial de variedades como el cedro y la caoba, el potencial de estos desarrollos estaba en la parte oriente de la entidad, en Colonia Yucatán, comisaría del municipio de Tizimín.
  • Ahora, el 70 por ciento de la superficie vegetal de la entidad es secundaria, aunque continúa la producción de cedro y caoba, que son maderas duras y tienen buena vista en su aprovechamiento natural.
  • No obstante, ahora la apuesta está en la producción de maderas un poco suaves, como la teca, granadilla, pich y ciricote, que la industria maderera ha encontrado puede tener diferentes usos y que además obtienen texturas agradables al ser barnizadas o pintadas.
Promedio de madera en metros cúbicos (mᶟ) que requiere Yucatán
Tipo de madera Mᶟ Origen Estados Uso
Pino 3,500 Nacional Chiapas Industria de la construcción y muebles
Pino importado 750 Importado   Industria de la construcción y muebles
Duras tropicales 450 Peninsular Yucatán, Q.Roo y Campeche Decoración, vigas, pisos, duelas, decoraciones interiores
Blandas tropicales 180 Peninsular Yucatán, Q.Roo y Campeche Fabricación de muebles y artículos pequeños
Poplar y tornillo importado 500 Importado   Muebles y decoración de interiores
Preciosas (cedro y caoba) 272 Nacional Tabasco y Q.Roo Muebles y decoración de interiores
Tableros 2500 Importado   Industria de la construcción, muebles y decoración
Total 5,652      

Pese a que la producción de la madera es mínima en Yucatán, se logran importantes volúmenes de plantaciones en el oriente y sur del Estado; la que tiene origen nacional y llega a la entidad se menciona en la siguiente tabla.

Si separamos lo nacional de lo importado, quedaría de la siguiente manera
Tipo de madera Mᶟ Origen Estados Uso
Pino 3,500 Nacional Chiapas y Oaxaca Industria de la construcción y muebles
Duras tropicales 450 Peninsular Yucatán, Q.Roo y Campeche Decoración, vigas, pisos, duelas, decoraciones interiores
Blandas tropicales 180 Peninsular Yucatán, Q.Roo y Campeche Fabricación de muebles y artículos pequeños
Preciosas (cedro y caoba) 272 Nacional Tabasco y Q.Roo Muebles y decoración de interiores
Nacional 4,402 54%    
Pino importado 750 Importado   Industria de la construcción y muebles
Poplar y tornillo importado 500 Importado   Muebles y decoración de interiores
Tableros 2,500 Importado   Industria de la construcción, muebles y decoración
Total 3,750      

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios