26 de Septiembre de 2018

Yucatán

Energías renovables, apoyo para la economía yucateca

El uso de desechos de la fosa séptica y el panel solar ayudaron a la familia Chan a pagar 150 pesos de luz y no 230.

De día se cargan las fotoceldas y de noche se aprovecha su energía. (Milenio Novedades)
De día se cargan las fotoceldas y de noche se aprovecha su energía. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Energías renovables, apoyo para la economía yucatecaCompartir en Twiiter Energías renovables, apoyo para la economía yucateca

Israel Cárdenas/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Tras mantener durante varios años un pago de energía eléctrica promedio de 230 pesos, en el último bimestre la familia Chan tuvo una reducción significativa en el costo por el uso del servicio, toda vez de que el recibo de luz marcó 150 pesos.

Lo anterior es resultado de la generación de energía eléctrica a través de los desechos de la fosa séptica y el panel solar instalados en su domicilio ubicado en la colonia San Luis Sur Dzununcán, y que estuvo a cargo del Centro de Investigación Científica de Yucatán (Cicy), como parte de las pruebas para demostrar que las viviendas pueden ser autosustentables.

Adriana Aracely Chan Alonzo de 27 años de edad, es ama de casa, tiene tres hijos, su esposo es policía, tiene 28 años de edad, y desde hace cinco años el Instituto de Vivienda del Estado de Yucatán (Ivey) les otorgó el terreno en el que habitan.

Hace año y medio fueron beneficiados con el programa de apoyo a la vivienda que maneja la dependencia, el cual consistió en un pie de casa de material que incluyó una sala, cocina y baño, y  por el que pagó 11 mil pesos.

En diciembre de 2012 investigadores del Cicy iniciaron en su domicilio las pruebas para la generación de energía eléctrica, que en el primer bimestre ya tuvo resultados, no sólo por la disminución del servicio contratado, sino también por la reducción del pago.

“De la energía eléctrica que se genera en esta casa dependen cinco focos ahorradores, de los cuales uno está en la cocina, otro en la sala, uno más en el baño y dos afuera que en promedio está prendidos durante cinco horas”, dijo Chan Alonzo.

Relató que en las primeras semanas ya pudo notar el ahorro en la energía eléctrica, mismo que se reflejó en el monto requerido en su recibo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), toda vez de que cada bimestre pagaba 230 pesos, y recientemente pagó 150 pesos, que significa el primer pago tras la instalación del sistema.

“Cuando el día está soleado significa que por las noches tendré mayor iluminación, pero cuando está nublado sé que el tiempo de beneficio será menor porque la batería no cargará por completo, entonces solo en esos casos recurro a la energía eléctrica convencional”.

“La verdad está muy bien este sistema, es ahorrativo, disminuye el consumo de energía eléctrica de paga. Confió en que poco a poco la tecnología instalada en mi domicilio me permitirá conectar otros objetos como la licuadora, la lavadora, incluso, el televisor. Más años, más cosas nuevas”, dijo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios