21 de Septiembre de 2018

Yucatán

Enfermedades del corazón, una herencia costosa para los hijos

Si no se les brinda tratamiento, el desarrollo de los niños es anormal y en ocasiones fallecen. Es la más frecuente en bebés recién nacidos.

El tratamiento oportuno es vital para los niños con cardiopatía. (Milenio Novedades)
El tratamiento oportuno es vital para los niños con cardiopatía. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Enfermedades del corazón, una herencia costosa para los hijosCompartir en Twiiter Enfermedades del corazón, una herencia costosa para los hijos

Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Al año en Yucatán nacen en promedio unos 300 niños con cardiopatías congénitas, malformaciones que representan un mayor riesgo de muerte en menores de cinco años y cuyo tratamiento requiere por lo menos de cinco cirugías, lo cual resulta muy costoso para sus familias.

La frecuencia de las cardiopatías congénitas en el país es de ocho a 10 de cada mil niños, y dada la tasa de natalidad en Yucatán, donde al año nacen en promedio 38 mil bebés, según información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), unos 300 tendrán dicha patología.

A nivel nacional, unos 19 mil bebés nacerán al año con cardiopatía congénita, tomando en cuenta que la tasa de nacimientos, que es de unos dos millones y medio, explicó el jefe de Cardiología del Hospital Infantil de México Federico Gómez, Julio Erdmenger Orellana.

Cabe señalar que la cuarta parte de estos pequeños necesitarán que se les ofrezca un tratamiento médico, quirúrgico y por intervención por cateterismo en el primer año de vida.

“Si no se les ofrece este tratamiento, el desarrollo de los niños es anormal y en ocasiones llegan a fallecer, de tal manera que la enfermedad representa la segunda causa de muerte en menores de cinco años”, detalló.

La tasa de mortalidad por cardiopatías congénitas disminuyó en los últimos años

Consideró que la tasa de mortalidad ha disminuido en los últimos años, dado los esfuerzos de los programas de salud, “y ahora los niños menores de cinco años fallecen menos por infecciones y hay una mejor atención en todos los centros hospitalarios”.

El especialista explicó que la cardiopatía congénita es la enfermedad del corazón que con más frecuencia se ve en los niños y se refieren a alteraciones estructurales.

Precisó que el corazón tiene dos lados y aurículas que son las encargadas de recibir la sangre proveniente de las venas y los ventrículos, que son los encargados de bombear o de enviar la sangre.

Debido a múltiples factores en la etapa embrionaria, mucho antes de que la mujer sepa que está embarazada se desarrolla una alteración en la estructura del corazón, a la cual, al momento del alumbramiento, se conoce como una cardiopatía congénita.

“Las malformaciones del corazón son las que con mucho más frecuencia llevan a los niños a la muerte”, puntualizó. 

El médico refirió que hay una lista importante de cardiopatías, pero, por ejemplo, en el Hospital Infantil de México las cardiopatías más frecuentes que se ven son la persistencia de conducto arterioso, la comunicación interventricular, anomalías de las grandes arterias y en el retorno de las venas pulmonares.

Antes de nacer
  • La cardiopatía congénita es un problema con la estructura y funcionamiento del corazón presente al nacer una persona.
  • No existe una causa específica de su aparición, pero en la actualidad, con la implementación de la tecnología, se puede detectar hasta antes de que el bebé nazca.

Resultados

Aunque van en aumento los nacimientos con cardiopatías, estos casos son susceptibles de tratamiento en México, con resultados adecuados e iguales a los de cualquier centro mundial de atención. El establecer un tratamiento depende de un diagnóstico oportuno, lo cual mejoraron significativamente, explica el departamento de Cardiología del Hospital Infantil de México.

Los especialistas indicaron que en la actualidad, por medio de ultrasonido o la ecocardiografía fetal, se está en capacidad de establecer el diagnóstico de las cardiopatías complejas desde la semana 16 de gestación.

Lo anterior es importante, ya que si bien aún no es factible ofrecer tratamientos en la mayoría de los casos en la etapa prenatal, durante el embarazo el tener el diagnóstico de una cardiopatía compleja da las ventajas de programas el nacimiento del bebé en un centro hospitalario de tercer nivel donde se le pueda dar toda la atención.

“Esto impacta socialmente en la población, ya que mejora la sobrevida, mejora los resultados y para nosotros porque operamos o intervenimos a niños en una mejor situación y permite a las familias la preparación emocional y económica para afrontarlo”, expusieron.

Les ofrecen un Cable Salvavidas

Por otro lado, ante el alto promedio de niños que nacen con cardiopatías congénitas, al año entre 15 y 20 infantes con problemas del corazón son beneficiados con el Programa de Cardiología Infantil “Cable Salvavidas”, que se realiza desde hace 30 años en el Estado.

Cabe mencionar que para cada jornada unos 160 menores de escasos recursos tienen la oportunidad de ser valorados por especialistas del Mercy Hospital de Iowa, Estados Unidos, con la intención de que quienes necesiten una intervención tengan la oportunidad de recibir el tratamiento de manera gratuita.

De esta manera, al concluir los diagnósticos se canaliza a los casos más complicados al citado nosocomio, como parte de este esquema que en la entidad promueve el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en Yucatán.

El director del Sistema DIF Yucatán, Limber Sosa Lara, reiteró el compromiso del Gobierno del Estado para seguir apoyando a las jornadas, con el fin de que sean cada vez más las personas las que se beneficien con el chequeo médico y la atención integral que se brinda.

Cabe mencionar que para fortalecer esta labor, desde el año pasado el Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán (Hraepy) está en alianza con esta instancia, como un compromiso con la salud de quienes más lo necesitan. 
De esta forma se abren espacios para que los pequeños que no logran estar en la lista de beneficiarios de “Cable Salvavidas” puedan ser atendidos en ese hospital, con lo que se multiplica el impacto de este programa de asistencia.

Sosa Lara destacó el apoyo recibido por parte del hospital, con el que se contrataron valoraciones médicas e intervenciones quirúrgicas.

Vienen pacientes del Sureste por atención médica

El Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán (Hraepy) es el único servicio médico público en el Sureste del país que atiende a pacientes con cardiopatías congénitas, tanto para hacer cardiologías intervencionistas, como de cirugías correctivas.

El jefe de la División de Cardiología del Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán (Hraepy), Amonario Olivera Mar, indicó que es la única especialidad pediátrica que manejan en este centro de especialidades, en la cual atienden de 700 a 800 casos cada año, de primera vez y subsecuentes, los cuales llegan referidos de nosocomios como el Hospital General Agustín O’Horán, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (Issste) o el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de Yucatán, Campeche, Quintana Roo, Chiapas y Tabasco.

Explicó que estos datos coinciden con la estadística nacional, en la que principalmente se atienden cardiopatías por comunicaciones interauriculares, interventriculares y persistencia del conducto arterioso; en este hospital, dijo, se realizan en promedio 50 cirugías de este tipo al año.

El cardiólogo pediatra intervencionista del Hraepy, Josué Cauich Segovia, comentó que en dicho hospital tienen un área de terapia intensiva y realizan gestiones para que puedan tener una cardiológica de pediatría sistematizada.

El galeno mencionó que se estima que los menores de un año con cardiopatías congénitas ocupan el sexto lugar en mortalidad, y cuando son pacientes de uno a cuatro años corresponde a una cuarta causa de fallecimiento.

“Hay que tomar en cuenta que como son pocas las áreas cardiovasculares, la detección oportuna y la referencia inmediata son importantes”, apuntó. 

El pago
  • El costo de las cirugías que se realizan en el Hraepy lo absorben las instituciones de salud de donde son referidos los pacientes.
  • En caso de no contar con seguridad social, a través de un estudio socioeconómico, se determina la ayuda, que casi siempre es cubierta. 
  • Se solicitó que dentro del fondo de gastos catastróficos del Seguro Popular se cubran las cardiopatías congénitas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios