24 de Abril de 2018

Yucatán

Uno de cada cuatro adolescentes yucatecos ha sufrido una ETS

Las ETS están relacionadas con algún tipo de padecimiento depresivo.

Las relaciones sexuales riesgosas son cada vez más comunes entre los jóvenes yucatecos. (Archivo/ Milenio Novedades)
Las relaciones sexuales riesgosas son cada vez más comunes entre los jóvenes yucatecos. (Archivo/ Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Uno de cada cuatro adolescentes yucatecos ha sufrido una ETSCompartir en Twiiter Uno de cada cuatro adolescentes yucatecos ha sufrido una ETS

José Salazar/ Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Las autoridades sanitarias alertaron acerca de que las enfermedades de transmisión sexual (ETS) son cada vez más frecuentes entre los jóvenes yucatecos, sin embargo, la gran mayoría prefiere atender sus padecimientos con médicos privados.  

Lo anterior dificulta llegar a un apróximado del número de jóvenes con alguna ETS en el estado, sin embargo, estudios revelan que uno de cada cuatro menores de 18 años padece o ha padecido alguna infección de este tipo. 

De acuerdo con expertos en psicoterapia, el sexo sin protección es una práctica común entre la juventud yucateca, especialmente entre quienes sufren de algún tipo de cuadro depresivo. 

Las relaciones sexuales con riesgo son una manera de autolesionarse y es comparable con los cortes en la piel (cutting), la anorexia, la automedicación y la bulimia, otras prácticas dañinas que tienen como objetivo llamar la atención. 

“La lesión funciona simbólicamente como mensaje, como el síntoma  de un conflicto emocional, por qué, para qué o para quién es este mensaje es lo que debe ser encontrado por medio del tratamiento a cargo de un especialista”, advirtió el psiquiatra, Adrián Novelo del Valle.

En cuanto a las enfermedades de transmisión sexual, Jesús Gallardo Aguilar, médico especialista en urología oncológica y andrología comentó que las personas que adquieren este tipo de infecciones mayormente se atienden con médicos privados y debido a esto no existen estadísticas puntuales al respecto.

El especialista afirma que la edad común entre los pacientes yucatecos por ETS fluctúa entre los 16 y 24 años.

“En la consulta atiendo cinco casos a la semana de este tipo de infecciones. La más común es por el Virus de Papiloma Humano (VPH), pero también hay casos de uretritis, por molusco contagioso, herpes genital, sífilis y chancro”, indicó.

De acuerdo con estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los jóvenes entre 15 y 24 años representan el 50 por ciento de las personas que son diagnosticadas de enfermedades de transmisión sexual (ETS) cada año, y un 25 por ciento porta el virus del papiloma humano.

En este sentido, los factores de riesgo para el desarrollo de las mismas son: el sexo sin protección, las relaciones sexuales a edades más tempranas, el sistema inmune y la falta de madurez del cuello del útero (en el caso de las mujeres), el uso del alcohol y drogas, además de tener múltiples parejas sexuales.

El especialista comentó que el fondo del problema reside en que las conductas de los adolescentes son más despreocupadas que las de los adultos y tienen prácticas sexuales sin recordar que existe riesgo, no solamente de un embarazo no deseado, sino de alguna enfermedad de este tipo. 

Apuntó que las enfermedades pueden ser fácilmente curables o potencialmente peligrosas, como lo son el VIH, sífilis o hepatitis B.

“En este caso, el tratamiento será diferente según la enfermedad en cuestión, siendo fundamental el cambio de hábitos y adquiriendo el adolescente el compromiso de utilizar protección en todas sus relaciones sexuales”, concluyó el doctor Gallardo Aguilar. 

La prevención, lo importante

Según los expertos, el sentido común es la mejor herramienta para prevenir una ETS, aunque en ocasiones puede resultar complicado debido a distintas circunstancias que abundan en la vida sexual de los jóvenes. 

El hecho de mantener relaciones con sólo una persona ayuda ampliamente a no contraer alguna infección, además de que el uso de preservativos es ampliamente recomendado. 

Además, existen enfermedades de transmisión sexual que se pueden  prevenir gracias a las vacunas, como en el caso del virus del papiloma humano (VPH). La infección por este virus es la enfermedad de trasmisión sexual con más prevalencia en el mundo. 

En México la vacuna del VPH está incluida en el calendario de vacunación. Todas las niñas adolescentes deben de ser vacunadas entre los 12 y los 14 años con dos dosis. Además existe la vacuna contra la Hepatitis B, ésta se aplica dentro del cuadro básico de los recién nacidos. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios