17 de Noviembre de 2018

Yucatán

Enfrenta industria del calzado en Yucatán lucha por sobrevivir

La introducción ilegal de calzado chino y la falta de financiamiento para modernizar sus diseños y producción ahoga a los zapateros de Ticul.

El calzado de Ticul anda en busca de nuevos mercados. (SIPSE)
El calzado de Ticul anda en busca de nuevos mercados. (SIPSE)
Compartir en Facebook Enfrenta industria del calzado en Yucatán lucha por sobrevivirCompartir en Twiiter Enfrenta industria del calzado en Yucatán lucha por sobrevivir

Agencias
MÉRIDA, Yuc.- La industria del calzado en Yucatán, con más de cuatro décadas de historia, enfrenta una lucha por su supervivencia, ante la introducción ilegal de calzado chino y la falta de financiamiento para modernizar sus diseños y producción.

La fuerza productiva está concentrada en su mayoría, en la ciudad sureña de Ticul, ubicada a unos 145 kilómetros de la capital, donde en su momento de esplendor llegaron a tener más de dos mil pequeños talleres.

Ahora, según cifras de la Secretaría de Fomento Económico (Sefoe) y cálculos de consejeros de la Cámara Nacional de la Industria del Calzado (Canical) en Yucatán, oscilan entre los 500 y 300 pequeños talleres, que son operados como negocios familiares.

Sin embargo, el negocio del zapato aún genera entre mil 800 y dos mil empleos directos y otro tanto de indirectos, además de que permite dinamizar la economía de la zona sur de la entidad, pues parte de la producción se vende a otros estados del país.

Otro hecho sobresaliente de esa actividad, es que la presencia de mujeres es cada vez más notoria en la industria, de acuerdo con los reportes de la Canical.

Vocación de zapatero

El consejero de la agrupación en Yucatán, Sergio Tamayo Un, explicó en entrevista con Notimex, que la actividad ha logrado sobrevivir más por la defensa de una vocación productiva de un pueblo que se sabe zapatero, que por la rentabilidad y ganancias que deja hoy en día tener un taller.

"Es muy difícil, a veces pasan meses en que las ventas llegan a caer más del 70 por ciento, pero de repente viene una buena racha y vas sacando adelante el negocio", subrayó.

Las causas, argumentó, son muchas y muy añejas "desde hace mucho tiempo, los zapateros yucatecos tienen que competir con calzado chino que es muy económico y que en su mayoría entra ilegalmente al mercado, pues gran parte va a parar a puestos de vendedores informales.

"No pagan impuestos por esa mercancía, nosotros sí tenemos que estar al corriente con las autoridades fiscales, además generamos empleos formales", añadió.

Subrayó "quienes hemos sido presidentes de la Cámara, en su momento, lo hemos denunciado pero las cosas no han cambiado prácticamente nada".

Sin financiamento

Resaltó que otro problema es la falta de financiamiento hacia el sector, que carece de oportunidad y los recursos necesarios para acceder a créditos para la modernización de sus talleres, a tasas de interés que no comprometan su negocio.

"Si no están bien tus finanzas, en una mala racha te comen las deudas y adiós taller, por eso muchos prefieren trabajar con lo que tienen, pero ello es un problema, porque no puedes mejorar tus diseños y uno también tiene que estar pendiente de las tendencias", dijo.

"Por si eso no fuera suficiente, este año ha sido muy complicado para el sector, porque muchos de sus compradores están en Tabasco, Veracruz y Guerrero, entidades que este año se vieron afectadas por fenómenos meteorológicos", acotó.

Sin embargo, los productores de calzado esperan que este fin de año las cosas mejoren y empiecen a recuperar sus niveles de venta, y para ello, algunos integrantes del gremio han empezado a prepararse, para tomar cursos de capacitación que ofrece el gobierno del estado.

Talleres de capacitación

El dirigente mencionó que entre los programas disponibles destacan los talleres de capacitación del Comité de Productividad e Innovación Tecnológica (Compite), los cuales comenzaron a impartirse hace dos años.

Según datos de ese programa, hubo algunos cambios, antes las zapaterías encargaban a un sólo zapatero y a su ayudante, la elaboración del calzado. Ahora, esto es un proceso en el que hay cortadores, montadores y otros obreros, y eso permite un mayor control y ahorro por cada pieza fabricada.

Además, actualmente, cada zapatería tiene un "slogan" que la distingue de las demás, así como también marcas propias y cajas de zapatos con diseños novedosos, por lo que quedaron atrás las cajas blancas que por años se usaron para la presentación del producto al consumidor.

Búsqueda de mercados

A su vez, el alcalde de Ticul, Orlando Rafael Medina, indicó que junto con varios productores, se han dado a la tarea de buscar mercados, incluso allende de las fronteras mexicanas.

"Los productores de calzado en el municipio, quieren expandir su mercado de producción hacia el extranjero, con la confianza de que tendrán éxito, porque a pesar de todo, el producto se sigue comprando ante su buena calidad", refirió.

"Muchos meridanos, así como turismo nacional y extranjero que visitan el municipio, gustan del calzado que se produce y los adquieren, por lo que hay confianza en que puede tener éxito en otros lados", apuntó.

Dijo que se han hecho una especie de misiones comerciales a otros estados y han sido incursiones exitosas, además de que algunos países de Centroamérica y El Caribe han empezado a conocer el trabajo de los zapateros de Ticul.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios