20 de Septiembre de 2018

Yucatán

El monte se lo llevó para convertirlo en curandero

Dos veces Eusebio Hu estuvo a punto de ser H-Men, pero en la primera lo expulsaron por su 'feo carácter', y la segunda, su familia lo evitó.

En el interior de los cerros están las “escuelas” de los curanderos. (Jorge Moreno/SIPSE)
En el interior de los cerros están las “escuelas” de los curanderos. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook El monte se lo llevó para convertirlo en curanderoCompartir en Twiiter El monte se lo llevó para convertirlo en curandero

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Doña Mildred del Socorro Canul Puc, de San Antonio Chel, refirió el siguiente caso que le ocurrió a su cuñado en el rancho Tzelchac, y le fue relatado por su suegra doña Natividad.

“Mi cuñado Eusebio Hu Sulub tenía diez años cuando se lo llevaron los vientos. Un día estaba jugando en el monte y cuando se dieron cuenta ya no estaba. Entonces sus abuelos y todos los que vivían en Tzelchac lo empezaron a buscar y por más que preguntaron e investigaron no lo hallaron. Entró la noche y él no había aparecido. Luego, como a las once de la noche oyeron que estaba tosiendo un niño atrás de una casa y vieron que era él que había regresado.

"Pero el niño no hablaba y entró a su casa en silencio. Nada más estaba sentado en su hamaca pero no hablaba, vivía como una persona muda. Entonces mi suegra lo llevó con el H-Men, quien empezó a curarlo y le dijo que el viento se lo llevó, pero que no le preguntaran nada, porque él solo lo iba a contar. Después de que pasó un tiempo Eusebio dijo que cuando estaba jugando en el monte vio a su mamá que le tomó la mano y se lo estaba llevando, lo estaba llevando entre puras matas, puras espinas, y llegaron hasta el cerro de Caucel. 

"Pero no era su mamá, nada más era el viento que tomó la forma de ella para que el niño no se espantara. Estuvo dentro del cerro de Caucel todo el día y luego le mostraron el camino para que regresara y fue cuando lo oyeron llorar.

El H-Men dijo que lo regresaron los vientos porque era un niño muy terco y grosero, por eso no lo quisieron. Si hubiera sido un niño obediente, dijo, no lo hubieran regresado tan pronto. Ellos lo querían para formarlo, pero como su carácter era muy feo no les sirvió, porque ellos necesitan gente que sirva para servir a los demás. Dice mi suegra que desde eso mi cuñado quedó peor de carácter, porque tiene un genio muy feo.

Vuelto a llevar

Doña María del Rosario Ku le, de San Antonio Chel, relató que los vientos buenos se volvieron a llevar a don Eusebio porque querían enseñarle a curar, ya que tiene ciertas características que le permitirían aprender pronto. Veamos lo que ocurrió en esa segunda ocasion:

Ya era un muchacho cuando fue llevado otra vez por los vientos al cerro de Caucel. Estuvo en su interior una semana.

Fue al monte y se perdió, estuvo buscando el camino y contó que sin saber cómo, porque no hay entrada, se dio cuenta de que estaba otra vez dentro del cerro.

Dijo que adentro lo que hay es un pueblo, como una hacienda, con animales, venados, árboles, cenotes, flores y todo eso, pero no encontraba el camino para regresar.

Sus familiares lo estuvieron buscando y como no lo encontraban fueron con otro H-Men, porque el anterior ya no vivía por allá. Entonces el sacerdote maya les dijo que don Eusebio estaba adentro del cerro de Caucel.

Si quieren que se quede un tiempo más allá, un mes o dos meses —les dijo-, cuando salga va a ser un H-Men también, como yo.

Pero la familia dijo que no, que lo sacaran, porque lo extrañaban. Y lo sacaron. El H-Men hizo unas ceremonias y los vientos lo dejaron ir. Al poco tiempo apareció cerca de su casa y dijo dónde había estado. En total estuvo dentro del cerro una semana. Tal vez finalmente se convierta en un curandero, porque ya debe tener el conocimiento, solamente que no lo ha comprendido...

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios