19 de Septiembre de 2018

Yucatán

Los extraviados en el monte, ¿travesura de los aluxes?

A sus 80 años, Alejandro Caamal se perdió en montes de Tzucacab por más de 23 horas y apareció en el mismo lugar donde se reportó su desaparición.

Varias personas que se han extraviado en el monte afirman que fueron llevadas por los aluxes. (Jorge Moreno/SIPSE)
Varias personas que se han extraviado en el monte afirman que fueron llevadas por los aluxes. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Los extraviados en el monte, ¿travesura de los aluxes?Compartir en Twiiter Los extraviados en el monte, ¿travesura de los aluxes?

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- En varias ocasiones me he enterado de casos de personas que se extravían en el monte y de pronto aparecen en las circunstancias más extrañas; se cuenta que son los aluxes o incluso el mal viento quienes los “secuestran” por varios días o a veces hasta por años con el objetivo de convertirlos en “hmen”.

Y con los "extravíos en el monte" no me refiero a los clásicos reportes de personas que de pronto desaparecen cuando van a acampar o a pasear y horas o días después aparecen (a varios kilómetros de distancia), deshidratados y por lo general gracias a una labor de búsqueda de policías y voluntarios.

Me refiero específicamente a los casos que escapan de todo lógica y no tienen un patrón común tal y como suele existir en los casos “normales”.

Apareció 'quitado de la pena'

Por ejemplo, un caso fuera de lo normal ocurrió hace unos años en el municipio de Tzucacab. Don Alejandro Caamal, productor de 80 años de edad, estuvo perdido en el monte, para luego aparecer en medio del grupo que lo buscaba, “quitado de la pena”.

Lo más extraño es que fue encontrado en el mismo lugar donde desapareció, junto a su triciclo y sus cosas. Pero además no tenía signos de cansancio, deshidratación o hambre.

Luego de 23 horas de peinar la zona en una búsqueda en la que participaron policías, vecinos y familiares, todos quedaron sorprendidos cuando el anciano salió lentamente del monte y tomó su triciclo, como si el tiempo no hubiera transcurrido.

José Gómez Mena, comandante del grupo Cobras, explicó que desapareció un viernes a las 3 de la tarde, “después de peinar una vez más la zona en la que desapareció el productor”, se dispusieron a tomar un descanso cerca del lugar donde el “extraviado” dejó su triciclo.

“De pronto vimos que alguien salía del monte y movía el triciclo. Cuando nos acercamos nos dimos cuenta de que era don Alejandro, quien ya se iba con su vehículo. Todos quedamos sorprendidos y le preguntamos dónde había estado. Don Alejandro estaba mudo y nos veía también con sorpresa, sin decir nada. Después balbuceó simplemente “que se perdió”.

El comandante señaló que se trata de algo muy extraño, pues toda la noche y el día se le buscó en dos kilómetros a la redonda y por ningún lado se le encontró.

Sin señales de hambre o fatiga

El doctor Antonio Medina señaló un par de días después de conocer el caso que era muy extraño, ya que una persona de 80 años no podría aguantar 23 horas sin agua ni comida y además de que no presentó síntomas de cansancio, rasguños, etc., ya que además el señor no tuvo ningún pleito ni problema anterior por lo que hubiera decidido guardarse con toda intención e ir preparado.

Un par de paramédicos experimentados que participaron en la búsqueda como voluntarios, afirmaron que peinaron bien el área y no había sitio alguno en donde el señor se hubiera guardado: “pasamos varias veces en el lugar donde él apareció, es imposible que no lo hubiéramos visto, he escuchado casos sorprendentes de 'apertura de portales espacio-tiempo' o de que los aluxes te secuestran y te llevan a otro sitio donde los humanos normales no los podemos ver, ya no sé ni qué pensar si eso fue lo que pasó”, dijo.

Algunos de los demás testigos dijeron: “Esta persona fue llevada por los duendes del monte, ya que su desaparición no fue como las de otras personas perdidas”.

Por su parte, Miguel Ángel Barrera Cab, quien en ese entonces se desempeñaba como director de la policía de Tzucacab dijo que todo lo que pasó fue muy raro, ya que “una persona que se pierde por lo general se le encuentra en otro lado, no en el mismo”.

Más adelante, en este misma sección hablaré de otros casos sorprendentes, donde las víctimas incluso nunca aparecieron o bien, lo han hecho décadas después.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios