24 de Septiembre de 2018

Yucatán

Crece pánico por andanzas de huay peek

A los reportes de gente de Oxkutzcab que dicen haber visto a una criatura enorme se suman los de habitantes de municipios cercanos.

Los reportes sobre un Huay Peek que anda suelto se han multiplicado en varios poblados de Yucatán, entre ellos Oxkutzcab. (Jorge Moreno/Milenio Novedades)
Los reportes sobre un Huay Peek que anda suelto se han multiplicado en varios poblados de Yucatán, entre ellos Oxkutzcab. (Jorge Moreno/Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Crece pánico por andanzas de huay peek Compartir en Twiiter Crece pánico por andanzas de huay peek

Jorge Moreno/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- A raíz de que dimos a conocer el martes pasado el reporte de un “extraño ser” en la ciudad de Oxkutzcab, que muchos identifican como un Huay Peek (brujo convertido en perro), hemos recibido varias llamadas y reportes de gente no solo de Oxkutzcab, sino de municipios circunvecinos que afirman que este caso ya ha causado pánico.

Y aunque el reporte que dimos a conocer hace dos días es de personas que vieron al huay peek los primeros días de enero, las que se comunicaron conmigo ayer afirman que desde finales de noviembre se ha visto a este hechicero que al parecer radica en la ciudad de Ticul, aunque ha sido visto también en Maní y Dzan, poblaciones que colindan con Oxkutzcab.

En la “huerta del estado”, cinco personas se contactaron con un servidor por diversos medios y señalaron que en efecto varios vecinos del rumbo de la exestación están atemorizados y ya no dejan salir a sus hijos por las noches debido a ese perro enorme que ha sido visto y que causa pánico.

“Ya sea porque crean que es un huay peek o porque sea un perro normal, la gente ya tiene miedo, pues apenas a finales de diciembre tres personas lo vieron y lo describieron como un animal enorme con rasgos de humano, los ojos completamente rojos y un enorme medallón el pecho”

“Un expolicía que vive en ese rumbo escuchó un extraño alarido y al salir a la puerta de su casa pudo ver al Huay peek que estaba atacando a un perro callejero en tanto otros cinco perros huían despavoridos”.

En los municipios vecinos de Dzan y Maní también reportan algo similar y por las características y fechas podría tratarse del mismo extraño ser, sin embargo aún no hay datos más específicos, a diferencia de Ticul, en donde afirman que el animal es de color negro y que podría tratarse de un conocido hechicero que tiene el don de transformarse en perro para hacer trabajos de magia negra.

Una persona de Ticul, que prefiere guardar el anonimato, va más allá y afirma que el Huay peek incluso ha propiciado una muerte humana, ya que señala que una agrupación cristiana lo vio “bailando” y haciendo movimientos poco comunes que no se atribuyen a un perro normal, y que al seguirle la pista descubrieron que vive en una hacienda cercana de Ticul.

Víctima del 'mal aire'

Comenta que esto fue a mediados de diciembre, y que un señor al que se le perdió una gallina fue a buscarla al fondo de su patio y no apareció, pero al parecer cargó un mal aire propiciado por el hechicero pues a los pocos días se le empezó a hinchar el pie y no podía caminar, lo internaron en el hospital O’Horán de Mérida y lo dieron de alta el 24 sin poder hallar los médicos qué era lo que tenía.

En los siguientes días el señor empeoró, le salieron llagas en el cuerpo y su piel empezó a desprenderse, tanto pastores como espiritistas señalaron que era un embrujo, pero por creencias religiosas la familia declinó hacer algo y por desgracia el señor falleció el día 31.

Primero dijeron que era una especie de virus, luego que lepra, pero nadie supo con exactitud el motivo del paro cardiaco que le dio; un reconocido doctor de apellido Cetina comentó que en toda su carrera y experiencia nunca vio un caso similar, esto según informó la persona que se comunicó con nosotros.

Mañana por la tarde estaré de nuevo en Oxkutzcab y también en Ticul y Maní en busca de nuevas pistas y datos más concretos sobre este caso que al menos ya está causando revuelo tanto en los testigos como en los vecinos del rumbo, quienes por temor o precaución, prefieren proteger a sus hijos pequeños impidiendo que salgan a la calle por las noches, ya que creen que incluso un mal aire o mal viento propiciado por ese brujo podría hacer que se enfermen.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios