26 de Septiembre de 2018

Yucatán

Espantan a preparatorianos en hacienda embrujada

Cinco amigos que fueron a la caza de fantasmas en San Diego, Tekantó, se llevaron algunas sorpresas.

Vista de la ex hacienda San Diego en Tekantó, donde un grupo de amigos fue en busca de fantasmas. (Jorge Moreno/SIPSE)
Vista de la ex hacienda San Diego en Tekantó, donde un grupo de amigos fue en busca de fantasmas. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Espantan a preparatorianos en hacienda embrujadaCompartir en Twiiter Espantan a preparatorianos en hacienda embrujada

SIPSE/Jorge Moreno
MÉRIDA, Yuc.- Hoy es día que los lectores cuenten sus relatos sobrenaturales y en esta ocasión toca turno a Marcos Pech Valencia, quien se dice amante de lo paranormal y que hace un par de años acudió a una hacienda abandonada en compañía de cinco de sus amigos de la preparatoria, ya que estaban ávidos de tener una gran experiencia.

Ellos son de Mérida y, como uno de ellos tenía parientes en Tekantó, decidieron acudir a este municipio y hacer su investigación en una hacienda llamada San Diego.

“Estuvimos ahí dos días y una noche, primero visitamos el ex convento del pueblo (en donde dicen que por las noches se escuchan lamentos y quejidos) y a un enorme árbol de ceiba ubicado en el ‘cabo’ del pueblo cerca de una capilla, en donde dicen que en la época de la Revolución mataron a varias personas; ahí tomamos fotos y video en busca de alguna evidencia, pero no salió nada.

“El platillo fuerte de nuestra visita era acudir a la ex hacienda de San Diego, pues algunos conocidos afirmaban que ahí sucedían cosas extrañas”, dijo Marcos.

“En lo personal yo sólo había visto las ex haciendas en la televisión y cuando llegamos a ésta quedé impresionado, pues aunque ya está en ruinas no dejan de llamar la atención las enormes paredes y construcciones, de tal forma que nos podíamos imaginar cómo estaba en su apogeo.

“Por fortuna, el encargado de la hacienda nos dio permiso de entrar a hacer un recorrido, fue muy amable y accesible, y nos dijo que los cazadores que pasan por ahí habían reportado en al menos tres ocasiones a una misteriosa mujer vestida de blanco y cabello largo, pero que al tratar de acercarse desaparece.

El niño

Nos contó que también ven el alma en pena de un niño que hace muchos años murió ahí, pues lo habían mandado al pueblo a comprar víveres (la ex hacienda está a tres kilómetros de distancia) y de pronto el truck que era jalado por un caballo se volteó y aplastó al pequeño, quien tenía aproximadamente cinco años.

“Otra historia muy importante fue la que nos comentó de último, antes de que los dueños originales vendan la hacienda (no nos dijo por qué motivo) enterraron parte de sus bienes y objetos de valor en alguna parte de la casona principal; a esto se debe que se escuchen lamentos, voces o se observan imágenes o siluetas, porque, según, son las almas de los dueños que han regresado a cuidar sus ‘tesoros’.

“Después de recorrer todo el sitio, retornamos por la noche y vaya que nos dio miedo el lugar, pues nos daba terror toparnos con el alma en pena del niño, o bien, con la misteriosa mujer de blanco.

“Dos de mis compañeros aseguraron haber escuchado lamentos y ver sombras raras, pero a lo mejor fue la sugestión, ya que era la primera vez que acudíamos a un sitio embrujado y, además, era de noche y se escuchaban los ruidos característicos de los animales y aves nocturnas a los cuales no estamos acostumbrados.

“Sentimos mucha adrenalina en ese momento; de hecho, nos quedamos hasta después de las cinco de la mañana cuando ya empezaba a aclarar y fue una gran experiencia. Mis respetos para usted que se dedica a la investigación paranormal y se enfrenta a todo tipo de cosas desconocidas. Yo confieso que aunque nuestro objetivo al viajar a Tekantó era ver fantasmas, creo que me hubiera desmayado si lo hubiera visto, así que mejor que no nos pasó nada”, concluyó Marcos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios