17 de Noviembre de 2018

Yucatán

¿Qué son los exorcismos?

Es un ritual para liberar a una persona o lugar poseídos por el mal, y se realiza cuando se descartan enfermedades reales y conocidas.

La película 'El exorcismo de Emily Rose' está basada en la historia real de la joven Analise Michel. (Agencias)
La película 'El exorcismo de Emily Rose' está basada en la historia real de la joven Analise Michel. (Agencias)
Compartir en Facebook ¿Qué son los exorcismos?Compartir en Twiiter ¿Qué son los exorcismos?

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Durante mi trabajo es común toparme con personas que dicen conocer a gente que ha sido poseída y que necesita un exorcismo; sin embargo, en un alto porcentaje de las veces la gente confunde lo que esto en realidad significa y en el peor de los casos se trata sólo de una sugestión, por eso este día, a petición de muchos lectores, hablaremos este polémico tema.

Un exorcismo es un ritual por el cual se trata de sacar del interior de algo o alguien una entidad maléfica que se ha apoderado momentáneamente de ese algo o alguien. Es una ceremonia en la que se intenta limpiar de energías negativas y malas influencias un lugar, a una persona o a un objeto. Generalmente se denomina demonios a las entidades negativas que intentan un control directo sobre lo poseído.

En muchas ocasiones hay espíritus que invaden un lugar tratando de molestar a sus habitantes por mandato, es decir, que otras personas los han enviado con el fin de hacer daño a través de súplicas, órdenes o seduciéndolos para que ejecuten esos actos. Es entonces cuando las cosas comienzan a andar mal, algo parece fuera de lo normal, y comienzan a verse y sentirse determinados efectos negativos sin sentido en el entorno. Plantas que se secan, animales que cambian bruscamente de carácter, malos olores de origen desconocido, son síntomas de que algo no está bien y puede ser causado por agentes espirituales extraños.

Es conveniente saber que existen grados de posesión, porque no en todos los casos se tratan de situaciones extremas como se ha visto en películas, sino que comienzan con lo que se llama "obsesión". Este es el primer intento de posesión.

La obsesión significa que la persona (víctima) recibe constantemente un bombardeo invisible destinado a quebrar su estabilidad emocional y crítica, su razón comienza a declinar y su fortaleza anímica también. Puede que comience a sentir olores extraños y sus pensamientos sean aberrantes por momentos; esto significa el intento de dominio por parte de una entidad espiritual no grata.

Los agentes espirituales cambian los objetos de lugar para hacer dudar a la persona de su memoria al principio y de su cordura después; de esta forma, la seguridad se convierte en inseguridad y su carácter cambia paulatinamente hasta hacerse insoportable su estadía en determinados sitios.

Hay casos en que los espíritus se quedan en algunos sitios, pero también es posible que se recuesten sobre la persona, sea sobre sus hombros, su cabeza o se peguen a su cuerpo energético. Esto hace que la persona tenga cierta sensación de molestia e inseguridad y llegado el momento de quiebre de su fortaleza interior, esos espíritus entrarán a su cuerpo tomando el mando de sus funciones vitales.

Por eso practicar un exorcismo a tiempo no es nada malo; por el contrario, es saludable cuando se tengan dudas, pues nada se perderá y será mucho lo que se gane en prevención.

Verificar causas de los síntomas

También hay que tener en cuenta que no todos los síntomas arriba descritos tienen que ver directamente con posesiones, pues antes hay que investigar las posibles causas, para no caer directamente en psicosis y situaciones ridículas ante los demás.

Otro factor importante es no caer en manos de charlatanes que sólo tratan de lucrar cobrando una suma de dinero; la mejor opción de hacer un exorcismo es con personas que lo hacen sin costo, sólo por ayudar.

En casi todas las religiones existen ceremonias de exorcismos. La Iglesia Católica la practicaba antiguamente mucho más que ahora, aunque hasta no hace mucho tiempo atrás no permitía los exorcismos. En la actualidad, la Iglesia Católica ha revisado sus motivos y permite hacer exorcismos con más asiduidad que antes.

Aún así se trata el caso con mucha cautela y no siempre los autoriza.

Hay personas que pueden llevar a cabo un exorcismo, pues conocen el tema más que ninguna otra, por lo tanto están capacitados para hacerlo. Cada cual lo hará de acuerdo a sus propias creencias y utilizando técnicas especificas de cada uno.

La Iglesia Católica y otras ramas cristianas solo intervienen en los exorcismos cuando a su entender se ha probado que existe realmente una posesión diabólica, pero éste ya es otro tema que más adelante tocaremos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios