19 de Septiembre de 2018

Yucatán

Un fantasma en la gasolinera de Valladolid

Un viajero frecuente cuenta la confusión mental que sufrió dos veces tras entrar, de noche, en el baño de una estación de servicio.

Debido a los constantes accidentes, con víctimas mortales, es común que en las carreteras se den apariciones fantasmales. La imagen es de contexto.  (Archivo/SIPSE)
Debido a los constantes accidentes, con víctimas mortales, es común que en las carreteras se den apariciones fantasmales. La imagen es de contexto. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook Un fantasma en la gasolinera de ValladolidCompartir en Twiiter Un fantasma en la gasolinera de Valladolid

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Hoy es día de presentar los relatos y casos que los propios lectores nos envían; de antemano reitero mi agradecimiento a tomarse la molestia de escribirnos y les recuerdo que todas sus cartas serán publicadas, sólo pedimos un poco de paciencia.

 A continuación les compartimos dos escritos que nos llegaron hace unos días:

“Mi nombre es Miguel Sima y escribo con el propósito de contarles mi anécdota y que me ayudes a saber qué es lo que pasó. Hace dos años me dirigía hacia Cancún y me detuve en la gasolinera que está en la autopista, a la altura de Valladolid.

“Eran como a las 11:30 de la noche, entré al baño y al salir me sentía como perdido o mareado y no me sentía bien, quizás por ese motivo, en vez de tomar el camino para Cancún no me di cuenta y agarré el camino contrario, es decir, hacia Mérida.

"Estaba yo tan mal que no me di cuenta hasta que avancé unos 20 kilómetros; esto se me hizo raro pues nunca antes me había pasado.

“Pues bien, apenas hace unos días, es decir, el 11 de enero pasado, regresaba a Cancún y me volví a parar en la misma gasolinera, eran como las 11 de la noche; en ese momento, no me acordé de lo que me había pasado dos años atrás.

“Entonces, me metí al baño de la gasolinera, me lavé la cara y momentos después sentí como si me hubieran tocado del hombro derecho y de la cintura también del lado derecho; reaccioné por instinto, ya que pensé que a lo mejor me querían asaltar, pero al voltearme rápidamente no había nadie, cosa que me dio mucho miedo, pues el baño es muy pequeño y no había forma de que una persona se hubiera guardado (escondido) o que hubiera salido corriendo de ahí sin que me diera cuenta.

“Se me heló la piel y salí tan rápido como pude, pero de nuevo me pasó lo mismo que dos años atrás, ya que salí mareado y perdido; fue hasta que llegué a Cancún en que lo platiqué, y pues quisiera saber si hay algo en ese baño o por qué me ocurrió eso; ojalá me puedas ayudar”.

Respuesta: Es la primera vez que me llega un reporte paranormal del baño de esa gasolinera, sin embargo, hay varios reportes de fenómenos paranormales en muchos tramos de esa autopista (han fallecido varias personas en accidentes de tránsito), por lo que es muy posible que esa sea la explicación a lo que viste en el baño.

Es poco frecuente, pero ocurre que hay personas que son más sensibles a estos fenómenos y reaccionan precisamente con mareos, malestar y desubicación física, por lo que es probable que tú seas de ese tipo de personas.

 Pero puedes estar tranquilo, ya que mientras no vayas ahí de nuevo, no “cargarás” nada, es decir, no te sigue este fenómeno, sino que es territorial.

¿Quién se subió a su moto?

“Hola, Jorge, de antemano te saludo y te felicito por esta sección en el periódico De Peso: Aquí he leído muchas anécdotas que la gente relata y es por eso que te envío este correo para contarte lo que me pasó hace ya seis meses aproximadamente.

“Para empezar, debo confesar que nunca había creído en cosas paranormales y en mi vida cotidiana no tenía ninguna perspectiva con esas cosas de ningún tipo.

“Sucede que a finales del mes de septiembre de 2014, fui en mi moto a Kanasín a ver a mi cuñado; eran como las tres de la madrugada y al llegar cerca del fraccionamiento CROC, vi en la curva que se encuentra casi al final de la carretera (a espaldas de una fábrica de alimentos) una cosa alta, delgada, de color claro; lo primero que pensé es que era un poste (por la distancia), pero conforme me fui acercando vi que se movía.

“Tenía como tres metros de alto, los brazos largos y doblados hacia atrás, o al menos así se veía desde donde yo estaba con la luz de mi moto; la cara no la pude apreciar, pero recuerdo que tenía unos ojos negros o huecos.

“Se movía lento porque como que arrastraba los pies o eso pude ver, estaba yo tan “abobado” viendo esa cosa que fui frenando poco a poco hasta casi detenerme por completo, tenía miedo pero también curiosidad, cuando llegué hacia donde supuestamente estaba ya no había nadie, pero para mi sorpresa al pasar y ver en los espejos retrovisores vi que estaba detrás de mí, se me puso la piel de gallina, pues parecía que daba unas zancadas enormes.

“Aceleré un poco más por el miedo y poco después sentí como si “alguien” se hubiera subido a la moto, pues viré a ver y de reojo vi un pie (como si fuera mi copiloto), entonces me encomendé a Dios e incluso a punto estuve de chocar pues no vi un camión que estaba estacionado delante de mí, pero por fortuna pude detenerme.

“Cuando llegué con mi cuñado, vieron mi cara y me preguntaron qué me pasaba, cuando les expliqué todo me dijeron que ya habían escuchado de casos similares, pero no por esos rumbos sino en otras carreteras.

“Algunas personas a las que les conté de mi experiencia me dicen que pudo ser la muerte lo que vi, ya que estuve a punto de chocar con el camión estacionado, otros comentan que pudo ser un espectro, un extraterrestre o un alma en pena que quería jalar a una persona, pero la verdad a lo mejor nunca sabré bien qué es lo que vi; me gustaría que publiques mi caso por si le ha pasado a otra persona o por si en un futuro le pasa a alguien.

“Y por cierto, les comento que esa madrugada no tenía una sola gota de alcohol, pues varias personas me han dicho que lo aluciné.”

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios