21 de Septiembre de 2018

Yucatán

Fantasmas de un niño y un ahorcado aparecen en el mercado San Benito

En el San Benito de Mérida, tanto público en general como locatarios y hasta policías han tenido experiencias paranormales.

Contrario a lo que algunos creen, las apariciones fantasmales no se dan únicamente en lugares solitarios o apartados, casas cerradas o abandonadas: ahí está el caso del mercado San Benito de Mérida (foto), al que diariamente acuden miles de personas. (Juan Albornoz/Archivo-Milenio Novedades)
Contrario a lo que algunos creen, las apariciones fantasmales no se dan únicamente en lugares solitarios o apartados, casas cerradas o abandonadas: ahí está el caso del mercado San Benito de Mérida (foto), al que diariamente acuden miles de personas. (Juan Albornoz/Archivo-Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Fantasmas de un niño y un ahorcado aparecen en el mercado San BenitoCompartir en Twiiter Fantasmas de un niño y un ahorcado aparecen en el mercado San Benito

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- En días pasados recibimos el reporte de Mario May, quien labora en el mercado de San Benito en Mérida, en relación con una extraña silueta que vio en uno de los pasillos que se ubican cerca del área de carnes.

Afirma que la silueta era, por sus dimensiones, como de un niño que, súbitamente, desapareció.

Mario labora ahí desde hace más de un año y ya había escuchado casos de apariciones fantasmales pero no lo creía.

De hecho, le dijeron sus compañeros que hace año y medio murió una persona en el interior del mercado y que el alma en pena del difunto había comenzado a deambular.

Se refieren a la muerte de una persona que ocurrió a mediados de enero de 2012 en el área del patio de maniobras (al parecer murió de un infarto), y de ese entonces a la fecha me han llegado al menos tres reportes en donde ven una silueta justo en el sitio en donde fue encontrado el cuerpo.

Y aunque parte de estos reportes pueden ser simplemente sugestión, lo cierto es que en este mercado sí ocurren fenómenos paranormales incluso desde mucho antes de que el local se constituyera como centro de abastos.

A muchos puede sonarles raro que haya fantasmas en un sitio al cual todos los días acuden miles de personas, entre locatarios, proveedores, consumidores y gente que pasa por ahí para acudir a su trabajo, la escuela, etc., sin embargo, ni los sitios más concurridos están exentos de las manifestaciones del más allá.

A mediados del 2007 inicié una investigación a fondo en ese sitio con el objetivo de confirmar estas apariciones del más allá y en caso de ser verdaderas tratar de identificarlas, ya que incluso vigilantes del Ayuntamiento y policías municipales temían (y temen) pasar por ciertas áreas, –sobre todo en las noches y madrugadas- ya que los han “espantado”.

Descubrí que son dos los reportes más frecuentes que se han dado ahí desde el 2004, año en que fue inaugurado este mercado: el primero habla sobre la presencia de un niño que ronda por los pasillos y de pronto desaparece en una pared, y el segundo es sobre “un señor con una cuerda en el cuello”, que se deja ver por el área de los baños, de hecho este espectro se le apareció al señor Esteban Tamayo en el año 2008 cuando laboraba en ese sitio y fue “traumático”, dijo.

El fantasma de un hombre que lleva una cuerda al cuello corresponde al de un suicida, primero muerto, en 2005, del entonces nuevo mercado

En ese entonces, con el objetivo de obtener evidencias, pasé toda una noche en el área del tercer piso del mercado, instalé cámaras y estuve rondando por los sectores por donde más manifestaciones se daban; desgraciadamente el equipo no pudo detectar imágenes claras, con excepción de dos audios en donde se escucha la voz de un niño que pide ayuda.

Al mismo tiempo, obtuve datos importantes a través de la hemeroteca y personas que conocieron muy bien la historia de este predio; así pude enterarme que antes del San Benito funcionó por varias décadas el mercado “Chetumalito”, el cual precisamente por su antigüedad fue demolido para dar paso al actual.

A principios de los años ochentas, murieron dos niños, uno se cayó de unas escaleras y sufrió traumatismo craneoencefálico, en tanto el otro fue atropellado frente a las puertas del mercado que dan a la calle 69.

Pude averiguar que las manifestaciones actuales del niño en el San Benito ocurren con mayor frecuencia en marzo, mismo mes en que ocurrió ese accidente, y se dan muy cerca de donde murió.

En cuanto al “ahorcado”,  este murió en tiempos recientes, de hecho fue la primera víctima fatal del San Benito, ocurrió en el año 2005, y de acuerdo a los reportes de la prensa, encontraron el cadáver en el área de los baños; se confirmó que fue un suicidio.

A raíz de ello, locatarios del área de carnes, aseguraban ver el alma en pena de este señor, ya que lo veían con una soga en el cuello, al parecer estaba arrepentido de lo que hizo.

En el 2009 estuve haciendo una investigación a fondo, y pude obtener algunas evidencias en el área del estacionamiento subterráneo, así como reportes de personas que se estacionan todos los días ahí y que por las madrugadas ven extrañas sombras.

En febrero del 2012, tras la publicación de un reportaje del San Benito en esta sección, acudí a entrevistar a varias personas, algunas de las cuales demostraron nerviosismo y miedo de que les pudiera ocurrir algo, en tanto otras dijeron ya haberse acostumbrado.

Ya veremos hasta cuando habrá un nuevo reporte fuerte o alguna evidencia de los fenómenos paranormales que ahí ocurren. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios