13 de Diciembre de 2018

Yucatán

Alma en pena aterra en clínica de Yucatán

Un exsocorrista recuerda con terror la historia del espectro de 'El Caminante', en el Centro de Salud de Acanceh.

Almas de personas fallecidas en hospitales se manifiestan en el momento más inesperado. (Jorge Moreno/SIPSE)
Almas de personas fallecidas en hospitales se manifiestan en el momento más inesperado. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Alma en pena aterra en clínica de YucatánCompartir en Twiiter Alma en pena aterra en clínica de Yucatán

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- En anteriores ediciones he platicado sobre diversos fenómenos paranormales que ocurren en el interior de los hospitales, sanatorios, clínicas y centros de salud, principalmente del estado de Yucatán.

En esta ocasión hablaré sobre las experiencias que ha tenido un exsocorrista y camillero, quien prefiere guardar el anonimato debido a que actualmente labora en conocido hospital privado y considera que podría tener problemas si se hace público su nombre.

Nuestro testigo nos mandó un mail en donde relata que en el año 2008 estaba asignado a un Centro de Salud en el municipio de Acanceh y fue ahí donde conoció a su compañero de trabajo de nombre Ricardo.

Menciona que él vivía en su natal Kanasín y todos los días viajaba a esa villa para laborar en diversos turnos, de acuerdo a como se los iban asignando:

“Era mi primer trabajo en forma, y recuerdo que desde que llegué me dijeron que tuviera cuidado porque ahí espantaban. Escuché esto con mucho respeto, ya que había tenido anteriormente otras experiencias con fantasmas y decidí que a pesar de miedo que pudiera tener esto no influiría en la eficiencia de mi trabajo.

"El Caminante"

“Fue hasta el tercer día trabajando ahí cuando mi compañero, Ricardo. me contó que por las noches ya había visto a un ser fantasmal al que llamaban ‘el caminante’, ya que deambulaba por el pasillo principal, o bien, en la áreas anexas, siempre lo veían ‘de aquí para allá’; no se estaba quieto.

“Esto incluso ya había provocado la renuncia de un empleado, quien tuvo una crisis nerviosa al toparse de frente con este ser fantasmal.

“El personal antiguo tiene dos versiones con relación a ‘el caminante’: hay quienes dicen que se trata de un señor que tuvo un accidente y cuando lo trasladaron al Centro de Salud falleció ahí y otros lo atribuyen a un indigente del municipio vecino de Cuzamá que, por un tiempo, todas las mañanas se acercaba ahí a pedir caridad y de pronto lo dejaron de ver, y tiempo después se enteraron que había muerto atropellado en su pueblo.

“Pero, sea quien sea, yo le tengo mucho respeto a estos temas, por lo que todos los días me persignaba y les daba los buenos días o las buenas tardes a esos espíritus. Mis compañeros hasta se reían porque me decían que era la primera vez que veían que una persona saludara a diario a los fantasmas.

“Fue hasta un mes después de laborar ahí en que pude tener una impactante experiencia, pude ver a ‘el caminante’ y también lo vio mi compañero Ricardo. Creo que si no estuviera conmigo hubiera pensado que fue una ilusión o sugestión.

“Mientras caminábamos por el pasillo principal, de pronto lo vimos a un costado, pegado a la pared y de frente, como ponen a los niños castigados, pero estaba moviendo sus pies como si quisiera caminar; de pronto, volteó, siguió de largo y desapareció, se difuminó.

“De inmediato nos volteamos a ver y casi al mismo tiempo preguntamos ‘¿Lo viste?’ No nos cabía la menor duda, se trataba de ‘el caminante’.

“Tiempo después terminó mi contrato y me trasladé a trabajar a otro Centro de Salud; actualmente estoy en un hospital privado de Mérida y ahí también espantan, pero esa ya es otra historia que más adelante platicaré, pues aunque ahí no lo he visto con mis propios ojos, los relatos que me platican mis compañeros no dejan de ser sorprendentes”, conluyó

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios