21 de Septiembre de 2018

Yucatán

¿Cómo saber si tenemos en casa un alux?

El costo de sacar a uno de estos seres es siempre de miles de pesos y muchas pesadillas, la sana convivencia es la mejor opción.

A través de un sencillo ritual se puede saber si hay aluxes en una casa y canalizarlos de forma positiva. (Milenio Novedades)
A través de un sencillo ritual se puede saber si hay aluxes en una casa y canalizarlos de forma positiva. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook ¿Cómo saber si tenemos en casa un alux?Compartir en Twiiter ¿Cómo saber si tenemos en casa un alux?

Jorge Moreno/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- De forma frecuente muchas personas se comunican conmigo para decirme que en sus casas hay aluxes y me piden ayuda para “sacarlos” ya que les da temor que les puedan hacer algo a sus hijos o a ellos mismos.

Sin embargo, cuando les pregunto si están seguros de que se trata de esos pequeños duendes de mayab, todos dudan y en realidad solo “suponen” que se trata de aluxes por las características que tradicionalmente se dicen de ellos, es decir que tiran “piedritas” que “pistean” y que son pequeños y se ven como sombras que pasan rápido.

En primera instancia hay que recordar que los aluxes fueron creados por sacerdotes mayas (hmen) para cuidar las milpas, los terrenos y las casas en toda la península de Yucatán.

Sin embargo, recordemos que en el siglo pasado, las casas en mayoría eran quintas, haciendas y terrenos muy amplios, y con el paso del tiempo, estos fueron vendidos y fraccionados en pequeñas casas (las que actualmente vivimos); y así, por ejemplo, lo que antiguamente era la hacienda “Wallis” al oriente de Mérida, hoy es un fraccionamiento con el mismo nombre, pero dividido en decenas de casas que abarcan no solo ese sitio sino también las colonias colindantes “Esperanza” y Lázaro Cárdenas”.

Cabe destacar que una de las características de los aluxes es que cuando son creados para cuidar determinada casa o hacienda, aunque pase el tiempo y se venda legalmente el sitio, estos ya no reconocerán a los nuevos propietarios a no ser que se haga una ceremonia y ritual especial.

Por lo tanto, si usted amigo lector, siguiendo el ejemplo anterior, compró una casa en la colonia Esperanza y de pronto ve un alux, es muy posible que sea el que hace siglos fue creado para cuidar la hacienda de Wallis y por lo tanto a usted le ve como un intruso.

Otras posibilidades

Hay que señalar también, que no cualquier ruido que escuchemos o sombra que veamos en nuestro patio es a fuerza un alux; de no tener una explicación lógica o racional, podría tratarse también de un alma en pena, de un acto de brujería o bien de demonología, aunque esto último es muy difícil.

¿Cómo podemos saber entonces con exactitud si se trata de un alux lo que ronda en nuestra casa? ¿Cómo podemos evitar que nos haga daño? Y mejor aún ¿Como podemos hacer que se convierta en el guardián de nuestra vivienda o negocio?

Lo primero que hay que hacer es descubrir si se trata de un alux o no, para ello se puede hacer una pequeña prueba tanto teórica como práctica; en caso de ser un alux, con una ceremonia especial denominada “bakchi” se le puede comunicar a este duendecillo de quiénes son los nuevos dueños de la casa.

Por último, la ceremonia más importante, la “bakcint” para hacer que el alux se convierta en un protector de la casa y que lo cuide de cualquier intruso.

Hay quienes me dicen “es que quiero que el alux se vaya de mi casa”; pero siempre les doy la mala noticia: en el plano espiritual, ustedes son los invasores y el alux es en realidad el que tiene más derecho de vivir ahí, por derecho de antigüedad, asi que si quisieran sacarlo, les costaría varios miles de pesos y muchas pesadillas, por ello lo mejor es siempre que se haga una convivencia sana o invisible (se puede hacer que el alux continúe viviendo ahí pero que sea imperceptible).

Cabe mencionar que estas cuatro ceremonias (para saber si hay un alux, para comunicarle que hay nuevos dueños en la casa, para hacer que sean los guardianes y para hacerlos invisibles) me las piden con frecuencia tanto en Mérida como en el interior del estado; hasta la fecha he hecho más de 300 de estos rituales, todos de forma exitosa.

Y me las solicitan no sólo porque son muy efectivas sino también porque en la península los pocos que las hacen cobran bastante dinero; en tanto mi trabajo lo hago sin costo (sólo cobro el material que se usa durante el ritual), ya que considero que estos rituales no se deben hacer con fines de lucro, al menos así me lo enseñó mi maestro, el sacerdote maya Gilberto Chan (qepd).

Tenemos una promoción para todos los lectores de De Peso, si tu quieres saber si en tu casa hay aluxes, te obsequiaré el material del primer ritual y lo haré personalmente en tu domicilio, sólo tienes que mandar un mensaje de texto o de whatsapp al número 9991851703 con la frase “aluxes lo leí en de peso”; esta promoción es para las primeras cinco personas que se comuniquen hoy lunes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios