21 de Enero de 2018

Yucatán

 / Clima

En predio de Umán hasta juegan con un alux

Una joven relata cómo ella y su familia se han acostumbrado a convivir con el pequeño ser desde hace más de 15 años.

Este es el pozo en donde una familia ha visto que se guarda un alux.
Este es el pozo en donde una familia ha visto que se guarda un alux.
Compartir en Facebook En predio de Umán hasta juegan con un aluxCompartir en Twiiter En predio de Umán hasta juegan con un alux

Jorge Moreno/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Hoy les hablaré sobre una investigación que hice hace algún tiempo en la ciudad de Umán, en una casa ubicada muy cerca del campo de fútbol y del Cobay. Mi visita fue a petición de los dueños de la misma, ya que habían estado notando desde hacía algún tiempo la presencia de un alux.

Y si bien es cierto que la gente de campo no tiene el menor pudor en hablar de estos mágicos seres del mayab debido a que se han acostumbrado a su presencia, en las ciudades esto resulta todo lo contrario y hasta les da temor de que les ocurra algo malo.

De hecho, hay quienes creen que en las ciudades no hay aluxes, pero olvidan que muchos sitios urbanos un día fueron poblados con más monte que casas y los aluxes han permanecido ahí a pesar de la civilización.

Y esto fue lo que precisamente ocurrió en la casa de Umán a donde acudimos a investigar, ya que se podría pensar que por estar casi en el centro y rodeada de casas, ahí estaría “prohibida” la visita de aluxes.

En la casa en cuestión, la joven Kenia Sauri Madariaga fue la primera en hablar y nos dijo que lo que sucede en su casa tiene años, al grado de que ya se han acostumbrado:

“Acá en mi casa asustan, sale un duende o alux en un pozo que tenemos en el pasillo, y esto ocurre desde que nos pasamos a vivir ahí, hace más de 15 años”, comentó.

“Otra de las cosas que más recordamos fue hace poco, cuando hubo amenaza de que viniera un huracán. Mi mamá se acostó a dormir junto al pasillo y de pronto se dio cuenta que pasó bajo su hamaca una sombra, una silueta como de un niño a juzgar por el tamaño, y por si fuera poco sintió cómo le jalaba su sábana para después seguir de largo hacia la puerta del baño y luego salió de la casa.

“En otra ocasión, pasó una señora en mi casa y le preguntó a mi mamá qué hacía en el pasillo a las 12 de la noche del día anterior, por lo que mi madre le respondió que no era ella, ya que a esa hora se encontraba durmiendo; entonces, la señora se quedó intrigada y dijo que lo que vio a lo mejor era la silueta del duende del pozo”.

Hasta juegan con el alux

Cabe destacar que el mencionado pozo se ubica en el patio de la casa y ahí es donde también han visto al alux; de hecho, piensan que ahí es su morada y donde se resguarda la mayor parte del tiempo.

Según pudimos averiguar, hace varias décadas, cuando Umán era un pueblo pequeño, todo ese rumbo era monte y parte eran terrenos ejidales, por lo que consideramos que los dueños del terreno crearon a sus aluxes para cuidar ahí, pero con el paso de los años dividieron el mismo, se construyeron casas y los aluxes quedaron atrapados en medio de la civilización.

Kenia agrega que ese alux lo han visto varias personas de su familia, y que incluso su hermanito no le tiene miedo, ya que hasta ha jugado con él: “Esto pasa mayormente a la medianoche, se levanta mi hermanito y empieza a jugar con él, cuando mi mamá le pregunta qué hace levantado a esa hora, dice que esta jugando con el duende, el cual tiene apariencia de niño y que no es malo, que sólo quiere jugar”.

“Cuando ve que lo descubrimos, se va rápidamente, se mueve rápido y huye a veces hasta por la ventana”, finalizó.

Cabe mencionar que cuando hicimos el recorrido en la casa, llegamos a la conclusión de que más que un espíritu de un difunto, en efecto se trata de un alux, y en este caso no se les puede sacar porque ellos llegaron mucho antes que los actuales inquilinos de esa casa, y además, solo buscan jugar y no hacen daño, por lo que la convivencia es la mejor sugerencia que podemos dar en estos casos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios