21 de Septiembre de 2018

Yucatán

Cada año se 'manifiesta' en recuerdo de su propia muerte

Carmen Segura habla acerca de su sobrino, quien desde que falleció en un accidente de tránsito en 1994, se suele hacer 'presente'.

Las 'manifestaciones' físicas de un joven fallecido el 20 de noviembre de 1994, no dejan tranquila a una familia yucateca. (Milenio Novedades)
Las 'manifestaciones' físicas de un joven fallecido el 20 de noviembre de 1994, no dejan tranquila a una familia yucateca. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Cada año se 'manifiesta' en recuerdo de su propia muerteCompartir en Twiiter Cada año se 'manifiesta' en recuerdo de su propia muerte

Jorge Moreno/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Este viernes se conmemoró un aniversario más de la Revolución Mexicana, es un día festivo que desde niños en la escuela nos enseñan a recordar, pues prácticamente desde el kínder se realizan desfiles conmemorativos y nos encargan tareas relacionadas con los héroes de esa ya lejana fecha de 1910.

Sin embargo, para una familia de la ciudad de Hunucmá, dicha fecha es un día triste desde hace al menos hace 20 años y al mismo tiempo es un “parteaguas” en sus creencias…

Se trata de un caso que nos envió vía correo electrónico doña Carmen Segura, quien relata que en 1994, su sobrino tuvo un accidente de tránsito en el que perdió la vida.

“Tenía mi sobrino apenas 19 años de edad, era muy carismático y querido por toda nuestra familia y por todos sus amigos, con toda una vida por delante, por desgracia una noche estaba en un auto de un amigo suyo que se voló un alto y tuvo un fatal choque en donde perdió la vida”.

“Ya se imaginarán el llanto y el dolor de toda la familia por esta repentina pérdida, era el hijo único de mi hermana y pues sufrimos mucho por su muerte; tras el velorio y el entierro todo transcurrió con normalidad, en las reuniones siempre recordábamos con tristeza es cierto, pero también con cierta alegría todos los momentos felices que nos hizo pasar”.

“Justo cuando se cumplió un año de su muerte, se le hizo un rosario, y ante la vista incrédula de más de 30 personas que estábamos en el rezo, de pronto se cayó su foto que teníamos puesto en un pequeño altar, al mismo tiempo que escuchamos un chiflido característico que él hacía cuando vivía, la mitad de los presentes en la sala lo escuchamos, así que no pudo tratarse de sugestión de alguno de nosotros”.

“Enseguida vinieron los comentarios encontrados, pues mientras unos decían que nuestro familiar se estaba manifestando porque estaba feliz en que se le recordara, otros decían que estaba penando y su alma no descansaba en paz, los más prudentes sólo comentaron que a lo mejor todo fue una casualidad, aunque sabíamos que esto último no podía ser”.

“Tras todo esto ya no pasó nada, lo comentábamos de vez en cuando y justo al celebrarse el segundo aniversario de su muerte, de nuevo empezaron a ocurrir cosas extrañas en su casa, a mí no me lo contaron, yo lo viví, por lo que puedo decir que no son chismes ni exageraciones, yo en ese entonces vivía en casa de mi hermana (ahí es donde vivió mi sobrino toda su vida hasta antes de la tragedia) y desde temprano nos tocó ver como de pronto los muebles de la sala se movían solos, una silleta empezó a mecerse sin que hubiera viento, y a su foto, la misma que un año antes se cayó, le pasó lo mismo ¡volvió a caerse!”.

Recuento

“Para no hacerles largo el relato, en los últimos 20 años al menos en diez de esos aniversarios han ocurrido cosas inexplicables, a estas alturas estamos todos seguros que se trata de nuestro querido familiar, pero nos da mucha incertidumbre y queremos saber si se está tratando de comunicar con nosotros porque quiere o necesita algo o bien sólo es una forma de decir “presente” o de agradecer que aún lo recordemos con tanto cariño”.

“A unos días de que sea de nuevo 20 de noviembre estamos todos pendientes si de nuevo ocurre alguna manifestación, pues apenas el año pasado de nuevo escuchamos su chiflido y el cuadro aunque no se cayó al piso, sí se movió del lugar en donde estaba”, finalizó.

Cabe destacar que doña Carmen me mandó la semana pasada este correo y me invitó a acudir a su casa precisamente este 20 de noviembre para tratar de obtener una prueba de estas manifestaciones paranormales de su sobrino y sobre todo tratar de descubrir el motivo de éstas. Ya les estaré informando.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios