22 de Septiembre de 2018

Yucatán

El carro de bomberos que 'mataba' gente

Un policía de Motul e Izamal cuenta sus experiencias paranormales con un vehículo.

Reynaldo Cobá, en foto tomada cuando se desempeñaba como comandante de la policía de Izamal. Él cuenta varias experiencias que no tienen explicación lógica. (SIPSE)
Reynaldo Cobá, en foto tomada cuando se desempeñaba como comandante de la policía de Izamal. Él cuenta varias experiencias que no tienen explicación lógica. (SIPSE)
Compartir en Facebook El carro de bomberos que 'mataba' gente Compartir en Twiiter El carro de bomberos que 'mataba' gente

Enigmas/Jorge Moreno
MÉRIDA, Yuc.- Hoy es turno de hablar sobre las experiencias paranormales y extrañas que le han ocurrido a los policías yucatecos. En esta ocasión les presento una entrevista que le hice a Reynaldo Cobá, quien se ha desempeñado como policía en Motul y como comandante de Vialidad en Izamal, entre otros.

“Cuando yo trabajaba en Motul ocurrió algo sorprendente; era el mes de julio del año 2000 y se celebraba la fiesta tradicional en esta población. Entonces, como medida de seguridad, se había puesto el coche de bomberos con su respectivo personal resguardado ahí, en la fiesta, ya que como había juegos pirotécnicos, era mejor estar cerca para prevenir cualquier siniestro”.

“Los compañeros estaban fuera de la unidad y de pronto sin ninguna explicación lógica se desactivó el freno de mano y el camión empezó a avanzar hacia el frente, por desgracia, como había mucha gente, al irse hacia adelante aplastó y mató a una persona que estaba de espaldas a la unidad y que no se percató del movimiento del coche porque no estaba prendido el motor y además había mucho ruido”.

“Fue inexplicable lo ocurrido, ya que no había ninguna pendiente o inclinación que propiciara que el vehículo se fuera hacia adelante, además de que el compañero a cargo juraba que le había puesto el freno de mano. El cual nunca había fallado”.

“Poco después la unidad fue llevada a la base de Mérida para otras reparaciones; mientras estaba levantada para su revisión de pronto falló el gato hidráulico y aplastó de forma fatal a un bombero que se desempeñaba como mecánico. Esa era la segunda víctima del coche de bomberos”.

“Pero eso no fue todo, cuando la unidad retornó a Motul, esta fue desmantelada por motivos que desconocemos, pero que sospechamos, y de pronto por las noches empezaban a sonar las sirenas y se prendían las luces, esto fue insólito porque no sólo no estaban activadas las llaves sino que además la unidad ni siquiera tenía la batería puesta, ya que como indiqué, la estaban desmantelando”.

“Esto lo atestiguaron varios compañeros policías, y entonces por temor a que ocurriera lo mismo que en la fiesta (que la unidad se mueva y aplaste a alguien), decidieron quitarle las llantas y calzar la unidad”.

“Poco después el carro de bomberos fue dado de baja como vehículo activo y se llevó a Mérida; no sé qué pasó, a lo mejor acabó en el 
deshuesadero o quizás siga por ahí; por desgracia nunca le tomé una foto, pero es algo que no se nos olvida a los que lo vivimos”.

“De hecho el accidente fatal de la fiesta de Motul fue publicado en la prensa, en los sucesos policiacos, pues causó mucha extrañeza la forma en que ocurrió ese accidente”.

Cabe destacar que he hecho investigaciones en deshuesaderos de autos en la ciudad de Mérida y los propios veladores y guardias me han comentado haber visto o escuchado las luces o claxones de algunas unidades, y al ir a revisar se dan cuenta que no sólo no tienen puesta la llave sino que además ni siquiera tienen puesta su batería; ellos lo atribuyen a la energía que queda impregnada de los difuntos que murieron en los autos, ya que un patrón común en estos incidentes es que se dan en autos que tuvieron accidentes fatales.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios