18 de Septiembre de 2018

Yucatán

Casi mueren por entrar 'a lo loco' a un panteón de Yucatán

Ante la insistencia de un joven de Conkal, Jorge Moreno aceptó que lo acompañara en una investigación que acabó con graves consecuencias.

Hay que estar preparados y capacitados para entrar a los cementerios a investigar. (Jorge Moreno/SIPSE)
Hay que estar preparados y capacitados para entrar a los cementerios a investigar. (Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Casi mueren por entrar 'a lo loco' a un panteón de YucatánCompartir en Twiiter Casi mueren por entrar 'a lo loco' a un panteón de Yucatán

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Los fenómenos paranormales son un tema que apasiona a muchas personas, pero varios no se conforman con leer, ver o escuchar historias sobre fantasmas, sino que tratan a como dé lugar de vivir la “adrenalina” en el lugar de los hechos.

Constantemente me llegan correos, mensajes o llamadas de personas que quieren acompañarme en una investigación “pero a una que dé miedo”, aunque a veces no saben que, en primer lugar, no siempre que vas a un sitio invariablemente existirá una evidencia o una manifestación y en segundo, hay que tener cierta preparación, ya que puede ser muy peligroso y no precisamente en cuanto a lo paranormal.

Antes de presentar el caso de hoy, el cual ocurrió en el panteón de Valladolid, déjenme platicarles brevemente un ejemplo de porque no es tan fácil llevar a cualquier persona a una investigación: En el 2007, un joven de 19 años de edad, a quien no conocía personalmente, me llamó para pedirme con insistencia que lo llevara a una de mis investigaciones; él era de Conkal y se había enterado que en los próximos días iría a ver un caso en el cementerio de Chicxulub Pueblo, ubicado muy cerca de ahí.

Ante su insistencia decidí llevarlo; cuando acudimos eran aproximadamente las ocho de la noche, él estaba muy emocionado y quería entrar al camposanto casi corriendo; cuando ingresamos, le pedí que se quedara en un pasillo y que no se moviera, en lo que yo iba a instalar una cámara.

No habían pasado ni cinco minutos cuando escuchamos un grito, pero no era precisamente un fantasma, se trataba del mismo joven, quien no nos hizo caso y cuando nos alejamos él se fue a “inspeccionar” por su cuenta en otro sitio del panteón y como no tenía lámpara no se percató dónde pisaba y cayó en una tumba vacía, torciéndose el tobillo.

Menor de edad y sin permiso

Como el joven no podía caminar tuvimos que suspender la investigación y llevarlo cargando a su casa, él
insistía en que no quería ir a una clínica y que sólo era el golpe, pero cuando lo dejamos en su casa, salieron
sus papás sorprendidos, ya que, para empezar no había pedido permiso de ir con nosotros y para colmo, nos había mentido en cuanto a su edad, ya que tenía 17 años, es decir, menor de edad.

Y esto fue un problema porque los papás me hicieron responsable del accidente y me exigieron que pagara los gastos de curación, ya que finalmente sí estaba fracturado.

Por este motivo, ahora es muy difícil que yo acepte que un desconocido y sin la capacitación debida me acompañe en una investigación, ya que como pueden ver, sin prudencia puede ser peligroso y no en cuanto al ámbito paranormal.

Todo esto viene a colación porque pasó algo muy parecido hace unas semanas en el cementerio de Valladolid. Colaboradores que tengo en la Sultana de Oriente me informaron que tres jóvenes de 16, 15 y 12 años de edad entraron al cementerio para “hacerse a los valientes” a eso de las 12 de la noche, cuando el sitio ya estaba cerrado, y al querer salir, uno de ellos se rompió la clavícula al caer del muro.

Los jóvenes confesaron a sus papás que su único objetivo fue que querían “vivir una experiencia paranormal” y por eso habían intentado entrar a ese sitio, pero lógicamente sin la preparación debida y sobre todo sin prudencia casi terminan en tragedia.

Recordemos que jamás se debe entrar a una propiedad privada, pues eso para empezar es un delito, y en segunda, en caso de tener el debido permiso de los dueños o de las autoridades, se debe tener una preparación y una metodología.

Si usted es de los que desea vivir una experiencia paranormal no se desilusione con lo que acaba de leer, ya que estamos preparando una promoción exclusiva para todos los lectores, por medio de la cual los ganadores podrán acompañarme a una investigación en un cementerio, claro está, con una breve preparación
antes, para que no vaya a ocurrir lo mismo que le pasó al joven de Conkal... Estén pendientes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios