21 de Octubre de 2018

Yucatán

Un devorador de almas merodea en puerto yucateco

Otras personas aseguran que por las noches las almas en pena de piratas recorren las calles.

En el parque de Sisal se ha tomado la foto de una mujer fantasma. (SIPSE)
En el parque de Sisal se ha tomado la foto de una mujer fantasma. (SIPSE)
Compartir en Facebook Un <i>devorador de almas</i> merodea en puerto yucatecoCompartir en Twiiter Un <i>devorador de almas</i> merodea en puerto yucateco

Jorge Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- El puerto de Sisal guarda entre sus playas y calles rodeadas de arena, interesantes historias y leyendas sobre fantasmas, piratas y otros sucesos sobrenaturales; esta comisaría, ubicada a 53 kilómetros al noroeste de Mérida pertenece a la ciudad de Hunucmá, y hoy, hablaremos precisamente sobre ese lugar, a petición de varios lugareños que son asiduos lectores de esta sección.

El caso que sin duda ha llamado más la atención incluso a nivel internacional ha sido la foto del “Devorador de Almas” que fue tomada ni más ni menos que frente a la plaza principal (en el parque infantil) por el joven Daniel Abraham con un teléfono celular, comprobándose que era real y un truco efecto óptico; de hecho, durante esa investigación, pudimos obtener otra impactante evidencia paranormal de algo completamente inesperado.

Se trata de una foto que tomó Néstor Oxté Tamayo, integrante del grupo CIFEP, en el interior del parque, en donde se nota la silueta de una mujer que parece levitar a unos metros de la malla ciclónica. ¿Tendría alguna relación con el “devorador de almas”?

Algunas personas del puerto aseguran que es el alma en pena de una joven que murió hace varios años y que está deambulando en los alrededores.

Otros pobladores comentan que aparte del fantasma de esa mujer, han visto en la entrada del pueblo a otra ánima, que al parecer es de un ebrio que fue atropellado hace mucho y que, dicen, aún está penando.

De piratas

Hay que destacar que en el año 1660 arribaron piratas franceses e ingleses a este puerto y sembraron el terror no solo entre sus habitantes sino incluso en la capital del estado, al grado que el gobernador en ese entonces Francisco Ordóñez mantuvo a Mérida en estado de defensa permanente.

Se afirma que más de 30 piratas están enterrados en playas de Sisal, los cuales murieron en los combates contra las autoridades mexicanas, en pleitos entre ellos mismos o bien por accidentes; por las noches las almas en pena de esos corsarios recorren las calles y los montes en busca de venganza.

También se comenta que uno que otro tesoro aún se encuentra enterrado ahí, se trata de los botines que obtuvieron en sus asaltos a otros barcos, y que 
acostumbraban a enterrar en playas solitarias a lo largo de toda la costa, desde Celestún hasta Progreso, claro está, pasando por Sisal.

Muerte por hechizo

El siglo antepasado, un sisaleño logró encontrar parte de este tesoro, pero se asegura que una maldición pesaba sobre quien osara a descubrirlo;  a los pocos días, el “nuevo rico” murió; hay quienes dicen que fue una casualidad, pero otros, que fue por el embrujo pirata…

En el edificio de la exaduana marítima también afirman ver sombras extrañas que le atribuyen a las almas en pena de gente que trabajó ahí hace mucho tiempo, pero hasta ahora no hay ninguna prueba concreta, solo testimonios y rumores.

Por cierto, la famosa hechicera yucateca Monia estuvo viviendo un tiempo en Sisal; dicen que cuando esta bruja murió en su tierra natal, Maxcanú, por espacio de una semana se estuvo viendo una especie de remolino de viento que iba de la exaduana al  faro; afirman que esto era porque se estaba despidiendo de los habitantes sisaleños.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios