12 de Diciembre de 2017

Yucatán

Enigmas: familia fue víctima de un embrujo

Estaba a punto de perderlo todo por brujería de su vecino.

Un fantasma se aparecía en una tienda familiar para avisarle a sus dueños que los estaban embrujando. (Jorge Moreno)
Un fantasma se aparecía en una tienda familiar para avisarle a sus dueños que los estaban embrujando. (Jorge Moreno)
Compartir en Facebook Enigmas: familia fue víctima de un embrujoCompartir en Twiiter Enigmas: familia fue víctima de un embrujo

Jorge Moreno
MÉRIDA, Yuc.- Hace un par de semanas, vino una familia a consultar a mi oficina sobre algo que les estaba pasando y que creían que era un fantasma que se estaba apareciendo en el negocio familiar (una tienda de abarrotes) y consideraban que eso les estaba bajando las ventas.

El matrimonio, oriundo de Mérida, contó:

“Desde hace como un año se empezaron a desplomar las ventas de la tienda que tenemos y, por si fuera poco, se volvieron frecuentes los pleitos entre mi marido y yo, así como con mis hijas y mis yernos. A veces, sin motivo aparente, cuando antes todo estaba bien entre nosotros; también mi hija menor decía que veía una sombra en la tienda que de pronto deambulaba ahí y desaparecía, y como meses antes había fallecido mi suegra, creíamos que era el alma en pena de ella que no descansaba en paz y que nos traía mala suerte.

“Fuimos a consultar con un esotérico que nos dijo que nos estaban haciendo maldad y que ese espíritu quería maldecirnos y que por ello estaba enterrado en un panteón un muñeco vudú, y que para curarnos había que pagar un dineral, más de treinta mil pesos.

Puede interesarte: ¿Plagas de insectos en tu casa? Puede ser señal de brujería

“La verdad lo pensamos mucho, hasta íbamos a hipotecar la casa o solicitar un préstamo porque nos asustamos y creíamos que, en efecto, era ese fantasma y el embrujo del cementerio lo que estaba propiciando todo esto, pero lo dejamos así, aunque teníamos miedo porque esa persona nos dijo que si no hacíamos el trabajo pronto, alguien de la familia podía incluso morir y que sólo él podía ayudarnos”, explicó la señora.

Luego de que me explicaron los detalles de su caso, pude descubrir que por una parte, el alma en pena que deambulaba en la casa sí era su suegra (la mamá del jefe de familia), pero estaba ahí advirtiendo de que les habían hecho una salación o embrujo.

Descubrí que, en efecto, un vecino les había hecho una salación fuerte con el fin de que le vaya mal a la tienda (esa persona iba a abrir un tendejón que sería su competencia) y aparte uno de los yernos que vivía ahí había cargado dos embrujos más en su sitio de trabajo.

Por fortuna, todo lo que tenían se les pudo curar a través de una limpia de la casa y unas protecciones, y todo a un precio diez veces más económico; en cuanto al alma en pena de la señora, que prácticamente a diario deambulaba ahí, con un sencillo ritual (gratuito) pudimos hacer que por fin descanse en paz.

Tal y como hemos mencionado anteriormente en esta sección, cuando tocamos temas esotéricos muchas veces los embrujos y salaciones te los hace una persona por venganza, pero también se pueden cargar en la calle si no tienes una protección o una limpia, y no necesariamente es caro hacer esto.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios