18 de Octubre de 2018

Yucatán

El fantasma del 'comerciante' de Dzan

Aunque han pasado casi 40 años desde la muerte de don Ramiro, hasta la fecha se cuenta que le sigue viendo rumbo al panteón.

Panteón del municipio de Dzan, en donde numerosas personas durante décadas han visto rondar al fantasma de don Ramiro. El caso será presentado en la Gira Paranormal el 12 de marzo en esa población. (Jorge Moreno/Milenio Novedades)
Panteón del municipio de Dzan, en donde numerosas personas durante décadas han visto rondar al fantasma de don Ramiro. El caso será presentado en la Gira Paranormal el 12 de marzo en esa población. (Jorge Moreno/Milenio Novedades)
Compartir en Facebook El fantasma del 'comerciante' de DzanCompartir en Twiiter El fantasma del 'comerciante' de Dzan

Jorge Moreno/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- A lo largo de los últimos tres años hemos publicado historias sobrenaturales de decenas de cementerios de toda la península de Yucatán. En esta ocasión hablaremos por primera vez de un camposanto que se ubica al sur del estado, en el municipio de Dzan.

Este panteón se encuentra en la carretera que va hacia la ciudad de Ticul, por eso no es de extrañar que los propios ticuleños cuenten sobre las ánimas, espíritus y/o fantasmas que rondan en esta población.

Uno de los casos más interesantes me lo contó don Alfredo Pantí Segura, quien señala que nació en Dzan pero desde muy joven, por cuestiones de trabajo, se fue a vivir a Tekax.

“Actualmente tengo 57 años de edad, pero desde que era yo un adolescente se contaba que en el cementerio de Dzan ronda el fantasma conocido como ‘el viajero’, ya que ahí fue enterrado un humilde comerciante que una vez al mes venía al pueblo a vender diversas cosas”, explicó.

“Decían que era tabasqueño, tendría quizás unos 45 ó 50 años y vendía muchas cosas, desde especias, condimentos y botanas hasta máquinas de coser, bicicletas, juguetes, novedades, entre otras cosas”.

“Por desgracia, en uno de sus viajes a Dzan le dio un infarto y el señor falleció antes de que lo pudieran llevar al Centro de Salud, nadie sabía si tenía familiares, y como en ese entonces pues no había tanta comunicación como ahora, uno de sus clientes del pueblo de manera bondadosa ofreció un espacio que tenía en el cementerio para que le dieran cristiana sepultura”.

Fue hasta dos meses después que de pronto llegó una señora al pueblo y se fue directo a la comandancia para preguntar por su marido, se trataba de la esposa del desdichado hombre, quien al ver que había pasado mucho tiempo y no regresaba a su casa, empezó a viajar a todos los poblados que el señor frecuentaba para comerciar sus productos.

Y es que como el señor acostumbraba a irse de su casa hasta por 15 días o tres semanas, pues al principio la ahora viuda no sospechó de su ausencia, pero ya después de un mes empezó su triste peregrinar en busca de su esposo.

No se sabe exactamente el motivo, pero se cuenta que la señora dejó enterrado ahí a don Ramiro (nombre real del comerciante), hay quienes señalan que porque ella era muy humilde y no tenía el dinero y otros cuentan que por que no sabía leer ni escribir y no tenía idea de los trámites, el caso es que el cadáver se quedó en Dzan y ella una o dos veces al año viajaba hasta ahí (vivía en Mérida) para visitarlo.

La voz y la campana

Lo interesante o mejor dicho lo sobrenatural de esta historia es que aún después de su muerte, los vecinos de Dzan escuchaban la voz característica de este señor gritando “lleeeegoooó don negocianteee” y el tintineo de una campanita anunciando su llegada al pueblo con su mercancía”.

Esto ocurrió por al menos dos años y de hecho varias personas lo tomaban con naturalidad porque ignoraban que el señor había muerto; por si fuera poco al menos cinco personas reportaron haberlo visto en el interior del cementerio, con su peculiar mercancía en sus manos y con el semblante alegre, tal y como era en vida.

Y aunque han pasado casi 40 años de la muerte de don Ramiro, hasta la fecha de forma ocasional se cuenta que siguen viendo a un misterioso comerciante caminando por las calles de Dzan rumbo al panteón, en donde entra y ya no vuelve a salir.

Por cierto la gira Paranormal estará precisamente en Dzan el próximo sábado 12 de marzo en la cancha del palacio, en donde presentaremos 20 videos con impactantes evidencias paranormales así como la presentación en vivo de “Caty la muñeca embrujada”, el “bastón de mando del Huay Peek de Oxkutzcab”, así como otros objetos del Museo Paranormal. Recuerda que el periódico De Peso te obsequiará un regalo sorpresa el día del evento en la taquilla al mostrar tu ejemplar de ese día.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios