21 de Septiembre de 2018

Yucatán

La historia del fantasma que se 'cambió de casa'

En Sacalum aún persiste la leyenda de un hacendado cuya alma en pena se ha aparecido en dos cementerios.

Imagen de los restos de la entrada de lo que el el cementerio 'Santamaría', en Sacalum. (Jorge Moreno/ SIPSE)
Imagen de los restos de la entrada de lo que el el cementerio 'Santamaría', en Sacalum. (Jorge Moreno/ SIPSE)
Compartir en Facebook La historia del fantasma que se 'cambió de casa' Compartir en Twiiter La historia del fantasma que se 'cambió de casa'

Jorge Moreno/ SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Un caso muy interesante se presentó en el municipio de Sacalum (ubicado en el sur del estado, muy cerca de Ticul), pues al parecer un alma en pena decidió "mudarse" de cementerio. 

Durante la investigación se pudo constatar que en este poblado existió un panteón conocido como “Santamaría”, el cual desde hace muchos años fue cerrado debido a que se llenó. Por lo mismo decidió construirse el actual cementerio, que se ubica a la salida de Sacalum rumbo a Mucuyché.

Enigmas organizó una expedición para conocer el “Santamaría”, el cual está a unos 200 metros monte adentro y al llegar poco se puede ver de aquel camposanto, ya que las cruces y criptas no se distinguen, muchas se quitaron y otras quedaron enterradas. Sólo se aprecia un antiguo arco que funge como entrada, y un pastizal.

Cuando el cementerio funcionaba se decía que en los pasillos rondaba el alma en pena de un hacendado ticuleño, el cual fue enterrado en ese sitio y que ahora se manifiesta en el nuevo cementerio.

Había fallecido joven (menos de 40 años) debido a una afección cardiaca, pero al poco tiempo de haber sido enterrado en “Santamaría” algunas personas afirmaron haberlo visto, ya que en vida siempre llevaba un pañuelo rojo en el cuello y así se le vio rondando el panteón.

Sin embargo, varias personas han afirmado que se ve a una persona con un pañuelo rojo en el cuello en el interior del nuevo cementerio, incluso cuando está cerrado. 

Tal vez te interese: El brujo que se convertía en 'pavo'

En una ocasión los vecinos de la zona decidieron montar una guardia debido a que la aparición era recurrente y pensaron que se trataba de algún ladron. 

Quienes participaron cuentan que después de esperar un tiempo se le vio entre las tumbas, sin embargo, cuando intentaron alcanzarlo de pronto desapareció, "como si se lo hubiera tragado la tierra". De inmediato se sintió un viento fuerte, que incluso casi derriba algunos árboles, por lo que los vecinos mejor huyeron del cementerio.

Unos dijeron que fue un mal viento, otros que era el alma en pena del capataz. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios