15 de Diciembre de 2017

Yucatán

Enigmas: fantasma de un descabezado, en Maxcanú

El trabajador de una empresa refresquera narra escalofriante encuentro.

Imagen de la entrada a la comisaría de Granada, en Maxcanú. En la carretera, un empleado de una empresa refresquera vio a un hombre sin cabeza. (Google)
Imagen de la entrada a la comisaría de Granada, en Maxcanú. En la carretera, un empleado de una empresa refresquera vio a un hombre sin cabeza. (Google)
Compartir en Facebook Enigmas: fantasma de un descabezado, en MaxcanúCompartir en Twiiter Enigmas: fantasma de un descabezado, en Maxcanú

Jorge Moreno
MÉRIDA, Yuc.- Un empleado de una conocida empresa refresquera me contó que, cuando transitaba rumbo a la comisaría de Granada, en Maxcanú, pudo ver la silueta de una persona con una túnica negra, que no tenía cabeza.

Este encuentro fue a finales del mes pasado y el señor afirma que ocurrió cuando empezaba a oscurecer: “Aún había un poco de claridad y vi de forma nítida a una persona como tipo monje porque tenía una especie de sotana como color café, también mi compañero lo pudo ver y quedamos impresionados porque ambos coincidimos que parecía no tener cabeza”, explicó.

Y agrega: “Más que darnos miedo, nos sorprendió mucho y me dio curiosidad de saber qué o quién era lo que vimos; a la siguiente semana regresé a ese sitio y le pregunté a los lugareños y me dijeron que a lo mejor que se trataba del caso del “descabezado”, un supuesto sacerdote que hace muchos años falleció y le cortaron la cabeza”.

¿De qué leyenda hablaba? En la década de los cuarenta, de una de las cuevas de la población de Granada salía un hombre sin cabeza por las noches ante el temor de las antiguas familias.

Los adultos se han encargado de mantener viva la leyenda: le cuentan a sus hijos y nietos la historia

A un costado de la iglesia de la Concepción se encuentran las tres cuevas en un montículo, donde hace muchos años había una gran cruz de madera, la que con el paso del tiempo se destruyó. Cuando empezó a construirse la carretera en el poblado para unificar a otras comunidades como Santa Rosa, Santo Domingo y Kochol, excavaron esas cuevas que están intercomunicadas y por el paso de los años dos de ellas se han obstruido.

La de mayor tamaño está llena de todo tipo de basura, con la intención de que no salga “El Descabezado”, por lo que los habitantes prefieren no referirse al misterioso hombre que, aunque nadie lo ha visto, envuelve de temor al pasar por las noches cerca de esos lugares.

Se sabe que la iglesia de la Concepción fue construida en el año de 1906 y se dice que uno de los curas que laboró ahí en la segunda década del siglo pasado se suicidó: se colgó de la cruz que se encontraba a unos metros de la Iglesia.

A raíz de eso los habitantes comenzaron a escuchar por las noches extraños ruidos y lamentos en los alrededores de ese lugar, lo que provocaba que ellos no pasaran por ese sitio por temor a encontrarse con el fantasma del sacerdote, algo que hasta la fecha ocurre.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios