22 de Septiembre de 2018

Yucatán

Los fantasmas 'rondan' cementerio de Yucatán

Este camposanto es uno de los más grandes y antiguos de Yucatán, por lo que sobran las historias a su alrededor.

En uno de estos pasillos ve con frecuencia a una niña que pide aventón a los tricitaxistas. (Jorge Moreno)
En uno de estos pasillos ve con frecuencia a una niña que pide aventón a los tricitaxistas. (Jorge Moreno)
Compartir en Facebook Los fantasmas 'rondan' cementerio de Yucatán Compartir en Twiiter Los fantasmas 'rondan' cementerio de Yucatán

Jorge Moreno/ SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- El domingo visité Ticul con el objetivo de realizar unas investigaciones. Aprovechando mi estancia en esa ciudad, ubicada en el sur del estado, visité su cementerio, del cual se han reportado varios sucesos paranormales. 

Este camposanto es uno de los más grandes y antiguos de toda la Península de Yucatán, y de él se cuentan leyendas incluso de otras épocas. Una data de inicios del siglo XX cuando falleció la hija de un adinerado comerciante español que vivía en este municipio.

Según se cuenta, la niña de 14 años, a la que apodaban “La Coronela”, falleció al ser mordida por una serpiente en el patio de su casona, por lo que fue enterrada en dicho cementerio. 

Ante esta desgracia, el señor enloqueció al grado de que profanó la tumba de la niña, pues decía que "La Coronela" se le había aparecido en sueños y que le dijo que no estaba muerta, sólo dormía.

Al abrir la cripta se escuchó un fuerte estruendo, como una especie de rayo, que terminó por matarlo. En ese entonces, testigos aseguraron que este comerciante falleció con una expresión de miedo. Sólo él supo lo que realmente vio esa noche.

Tal vez te interese: La mestiza fantasma que ronda en el Olimpo

Otros casos 

Un caso más reciente es el de un pequeño que deambula por los pasillos de este cementerio, incluso en el día. Al principio se pensaba que era el hijo de alguna vendedora, sin embargo, esto se descartó por completo pues el niño incluso se paseaba por este lugar cuando el cementerio cerraba. Por momentos desaparecía completamente. 

Incluso, existe una evidencia sorprendente: una fotografía que fue publicada en la revista Misterios, hace nueve años, en donde en uno de los pasillos se observa a este pequeño detrás de una tumba. 

Además existe el caso de “la niña del cementerio”: se trata de una pequeña que murió atropellada hace una década. A raíz de su muerte de pronto los tricitaxistas comenzaron a trasladar a una niña que pedía que la llevaran al panteón, y que cuando se bajaba desaparecía en las tumbas.  

Por último, retomamos un relato de finales de los noventas, cuando acudían a este cementerio muchos hechiceros de magia negra para robarse huesos y cabello de los difuntos; de hecho de este caso provienen dos de los “santos sin cabeza” que actualmente se encuentran en el Museo Paranormal de Yucatán.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios