24 de Febrero de 2018

Yucatán

Vivieron 'experiencia macabra' en el monte

Un grupo de personas trataron de acampar, pero fueron repelidos por una lluvia de piedritas en un hecho inexplicable.

Este es el amuleto denominado 'árbol de la vida', que cuida a las personas que entran al monte. (Fotos: Jorge Moreno/SIPSE)
Este es el amuleto denominado 'árbol de la vida', que cuida a las personas que entran al monte. (Fotos: Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Vivieron 'experiencia macabra' en el monteCompartir en Twiiter Vivieron 'experiencia macabra' en el monte

Jorge Moreno/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- En ocasiones anteriores ya les hemos hablado sobre los misterios y enigmas que ocurren en el monte, así como los peligros de ir desprotegido. 

En esta ocasión les presento un relato nuevo que vivieron un grupo de personas que se internaron en los terrenos de un rancho de Tizimín sin la protección debida.

Este caso me lo platicó don Arturo Godínez Fernández, nacido en la ciudad de Toluca, Estado de México, pero que radica en Mérida desde hace más de 30 años:

“Cuando recién llegué a vivir a Mérida yo tenía 34 años de edad, vine a laborar en una empresa de seguros y conforme hice amistad con mis compañeros de trabajo un día me invitaron a pasar el fin de semana en el rancho de uno de ellos que se ubica en Tizimín.

“Acudí junto con mi esposa y bueno durante la convivencia (éramos aproximadamente seis familias) todo estuvo muy bien; sin embargo, por la noche nos dijo nuestro anfitrión que si no queríamos ir en la madrugada a cazar o a acampar en el monte, por lo que todos dijeron que sí.

“Vi que todos estaban emocionados, pues eran gente de ‘ciudad’ y nunca habían vivido una experiencia de campo. En lo personal, cuando yo vivía en Toluca con mucha frecuencia acampaba y me iba a escalar el Nevado, por lo que ya tenía cierta experiencia en este tipo de cosas, aunque no voy a negar que estaba emocionado por estar en el monte de Tizimín, lo cual sin duda era algo nuevo.

“Nos preparamos y a eso de las 11 de la noche nos internamos en el monte del rancho de nuestro amigo. Poco antes de eso nos pidió que hiciéramos una pequeña oración para pedirle permiso a los dueños del monte. Yo no sé si por qué algunos de mis compañeros lo tomaron a relajo o incluso hasta se burlaron, pero el hecho es que cuando empezamos a internarnos allí, no habíamos avanzado ni un kilómetro cuando nos empezaron a aventar piedritas; al principio era poco, hasta pensamos que nos estaban haciendo una broma”.

“Sin embargo, en menos de cinco minutos esto arreció como si literalmente fuera una lluvia de piedras, y en eso vino un viento muy fuerte. Nuestro anfitrión nos dijo que de inmediato nos tiremos al piso y al cabo de unos minutos esto pasó y regresó la calma.

Lo que faltaba

“Confieso que esto me dio un poco de miedo, e incluso mi esposa dice que ‘vio pasar su vida’ en ese instante, pues pensó que iba a morir; hasta la fecha no le buscamos una explicación lógica a todo eso. De inmediato decidimos regresar al rancho y notamos que por espacio de dos minutos no funcionaba ninguna de las más de diez lámparas de mano que teníamos, fue hasta que avanzamos un poco en que todas, como por arte de magia, volvieron a prenderse.

El tío de uno de mis compañeros dijo que lo que vivimos fue una advertencia de los “dueños del monte”, los cuales son espíritus protectores que cuidan esos sitios y que al ver que algunos de nosotros nos estábamos burlando, decidieron darnos una lección.

El amuleto

“De hecho, nos recomendó que cuando entremos al monte carguemos con el ‘árbol de la vida’, el cual es una especie de amuleto en forma de medalla que sirve para pedirle permiso a los cuidadores espirituales para entrar a sus terruños.

“Ya con el paso de los años pude platicar con otras personas que coincidieron y dijeron que fue una especie de profanación lo que hicimos al entrar a un monte sin permiso y además burlarnos, también dijeron que lo ideal es tener un ‘árbol de la vida’ para que así no haya problema. De hecho, mi hijo cuando era scout le compré una de estas medallas y la llevaba siempre en sus incursiones por el monte, es algo que hay que respetar”, finalizó.

Cabe mencionar que don Arturo se refiere a un amuleto denominado “árbol de la vida”, el cual según los hmen, sirve como protección en el monte para los cazadores y para las personas que se quieran internar en montes desconocidos, como por ejemplo los scouts, ingenieros agrónomos, campesinos, cazadores, etc.

Este amuleto es un pequeño medallón en forma de árbol que es “curado” por un sacerdote maya para que sirva de protección, por lo que si tu amigo lector algún día quieres ir a un monte y deseas estar protegido debes tener uno de estos para prevenir cualquier riesgo. Puedes pedir informes sobre dónde y cómo adquirirlos en el Museo Paranormal de Yucatán o al celular (con whatsapp) (999)1 851703

Por otra parte queremos agradecer a las maestras Beatriz Ojeda, Marlene Herrera y Griselle Ortega así como a sus 41 alumnos del Segundo “B” de la escuela secundaria Benito Juárez (Fracc. Juan Pablo Tulipanes en Mérida) por haber asistido en una “visita escolar” al Museo Paranormal el jueves pasado como parte de su tarea en la materia de “Español; todos ellos quisieron salir en “De Peso” y aquí les cumplimos su deseo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios